Martin Truex Jr. abre el playoff de NASCAR con una remontada paciente y veloz

 | 

Empezó el playoff, temporada de nervios, velocidad y demás de elementos imprevistos en NASCAR. Las Vegas es el escenario ideal con sus juegos y mediatismos impuestos para que la Monster Energy Cup Series abra su decálogo hacia el éxito definitivo y una qualy imprevista dejó espacio para la remontada de los coches y equipos más rápidos de la temporada. Penske, Gibbs, Stewart-Haas y (en menor medida) Hendrick fueron los equipos delanteros y Martin Truex Jr. surgió en el momento de la verdad para apuntarse su primera victoria en tres meses y quitarse la primera preocupación de encima de camino a la segunda ronda.

Clint Bowyer logró su primera pole position desde 2007 pero perdió el liderato con su compañero Daniel Suárez, siguiéndoles de cerca Kevin Harvick y Aric Almirola en el paraíso de Stewart-Haas. Ricky Stenhouse Jr. siguió al grupo de Ford y Kyle Busch tocó el muro entre el tráfico inicial, yendo a boxes con daños en el lateral de su Toyota y perdiendo dos vueltas con los primeros clasificados. Joey Logano superó a los Stewart-Haas y a Stenhouse por una rápida línea exterior a la que los Penske se pegaron y el vigente campeón dejó atrás a Almirola y a Suárez con facilidad para situarse en cabeza a pesar de arrancar 22º.

Chase Elliott y Erik Jones movieron el ritmo en boxes en busca de posiciones más delanteras y Harvick, Suárez, Bowyer y Almirola respondieron de inmediato. Otros pilotos de playoff realizaron sus detenciones y Logano salió muy poco por delante de Almirola, pasando en pista a Michael McDowell, Ty Dillon y Landon Cassill (tres de los que no se habían detenido). Logano mantuvo un cómodo dominio sobre el primer segmento, que venció con seis segundos de ventaja sobre Harvick. Almirola, Suárez y Austin Dillon completaron el top 5, Kurt Busch, William Byron, Martin Truex Jr., Kyle Larson y Jones llegaron al top 10 y Denny Hamlin y Bowyer cayeron en picado.

El sol empezó a caer y a aliviar los más de 60º que los pilotos sufrían en el interior de sus coches. Harvick pasó a Logano en boxes y éste le rebasó en la resalida, aunque Byron les sorprendió por el exterior y estuvo a punto de ponerse líder. Jones regresó al pit lane con su coche encallado en segunda marcha y se dejó 15 vueltas en reparaciones. Elliott y Larson eran los guardianes de Logano y Byron, perdiendo terreno Harvick ante el empuje de los Penske y el grupo de Chevrolet medianamente competitivo. Sin embargo, no tardaron Elliott y Larson en rebasar a Byron y ser los nuevos acosadores de Logano.

Truex se unió a la pelea por la segunda posición junto a Elliott y Larson poco antes de otra rondas de paradas bajo bandera verde, que abrieron Byron y Kurt Busch. Logano siguió imponiendo su ley en un triunvirato interesante de tres marcas distintas con Elliott y Truex, pero acabó liándose entre Matt DiBenedetto y Reed Sorenson al doblarles y Truex le superó a falta de tres vueltas para el final del segundo segmento. Truex, Logano, Larson, Harvick, Elliott, Byron, Hamlin, Ryan Blaney, Kurt Busch, Alex Bowman y Almirola eran los 11 primeros clasificados, mientras Brad Keselowski y Ryan Newman se libraron del doblaje. Sí fueron doblados Bowyer, Kyle Busch (a dos vueltas) y Jones (a 14).

Keselowski perdió tiempo en boxes con un motor dañado que no le permitió remontar durante la carrera- Truex relegó a Logano a un 3-wide con Elliott y Harvick por el segundo puesto, del que el piloto de Hendrick salió victorioso para asaltar con éxito el liderato del de Gibbs. Logano y Harvick también superaron a Truex con el paso de los giros y más tarde se le colaron dos pilotos constantes en Bowman y Kurt Busch. Blaney y Byron se tocaron en plena recta trasera en uno de tantos duelos entre contendientes y el #24 trompeó más tarde con una rueda cerca del pinchazo.

Hamlin, Blaney, Newman y Suárez pusieron dos gomas nuevas en lugar de las cuatro habituales y la pelea entre el #11 y el #12 fue consecuentemente finiquitada por Harvick, que les pasó a ambos con mejores ruedas por el interior de la curva 2. Kurt Busch acabó peor con un roce que le generó un pinchazo y le envió contra el muro de la curva 3 después de un toque con Truex. Logano dañó su frontal en dos colisiones con Suárez y llegó a echar la bronca al mexicano durante cautions. Harvick y Truex se fugaron de los coches con dos ruedas como Blaney, Newman y Hamlin, pinchando Bowyer (otro incidente para un piloto de playoff) tras un violento choque con Paul Menard en la resalida.

Keselowski y Kyle Busch no habían tenido ritmo en todo el día y aparecieron poco a poco en la pelea, situándose el de Penske cuarto y el de Gibbs octavo. Logano subía lentamente después de reparar daños para acercarse al top 10 y Hamlin perdía terreno con un coche subvirador que le dejaba no muy lejos del top 20. 12 pilotos de playoff ocupaban las 12 primeras posiciones y Kyle Busch iba quitándose a los rivales con neumáticos frescos antes de dar paso a la última ronda de paradas por gasolina.

Byron y Larson alargaron dicha detención junto a pilotos de fuera del playoff como Jimmie Johnson, DiBenedetto, Ty Dillon y McDowell.Harvick y Truex entraron a la vez en el pit lane y las primeras vueltas rápidas del Toyota le acercaron al Ford y le permitieron presionar a falta de 20 giros, pasando al liderato por el exterior de la recta trasera con mayor velocidad. Kyle Busch no se entendió con Byron y empotró al doblado Garrett Smithley, torciendo el chasis y aguantando de forma deficiente en la pista ante la poca distancia restante.

Las posiciones frontales no se movieron y Truex ganó para pasar a la segunda ronda sin sobresaltos, siguiéndole Harvick, Keselowski, Elliott y Blaney. Bowman, Byron, Larson, Logano y Newman completaron el top 10 de playoff, del que se descolgaron Almirola (13º) y Hamlin (15º); Kyle Busch completó la parte final con evidentes daños y finalizó 19º.  Bowyer no pudo recuperar su vuelta de doblado y acabó 25º y Jones y Kurt Busch fueron los grandes perjudicados con su accidentes y problemas mecánicos, siendo los tres los primeros candidatos a la eliminación junto a Newman. Richmond espera con un trazado diferente, corto y excitante este semana.

Lee a continuación: Kevin Harvick domina en Indianápolis, Ryan Newman se cuela en el playoff de NASCAR