Martin Truex Jr. regresa arrasando a la entrega de trofeos

 | 

Fontana fue la sede de la quinta carrera de la Monster Energy NASCAR Cup Series y dio parte de lo que se esperaba del gran óvalo situado en una antigua fábrica de metales: mucha acción en cortos periodos de tiempo y largos periodos de inactividad. La estabilidad imperante, fruto de la aparición de apenas cinco banderas amarillas (tres por accidente más las dos reglamentarias), dejó vía libre para el dominio de los Toyota: Kyle Busch estuvo arriba, Denny Hamlin remontó, Erik Jones fue solvente y Martin Truex Jr. dominó durante 125 vueltas desde la pole position.

Truex Jr. lideró cómodamente en los primeros metros, pero Kyle Busch le alcanzó en solo diez vueltas y procedió a escaparse con un segundo de ventaja. Erik Jones siguió el ritmo inicial de sus compañeros hasta que fue alcanzado por Kyle Larson y un Kevin Harvick veloz que remontaba dentro del top 10. Denny Hamlin, Clint Bowyer, Jimmie Johnson y Alex Bowman eran algunos de los perjudicados por la nefasta qualy del viernes, en la que 13 pilotos no salieron a la Q1 por no llegar a tiempo al sistema de inspección; todos ellos alcanzaron el top 20 sin dificultades.

Aunque la ventana de paradas rondaba entre las 45 y las 50 vueltas, todos los pilotos decidieron parar antes de la vuelta 30, motivados por un Joey Logano que asaltaba el top 5. Larson y Harvick pelearon duramente por la tercera posición, en un duelo muy bonito que acabó mal, ya que ambos chocaron en la recta trasera en una maniobra incomprensible. Larson salió relativamente bien parado, no así un Harvick que llevaba su Ford a reparar y perdía dos giros. Truex Jr. pasó a Kyle Busch en la resalida y le sacó tres segundos para ganar su primer segmento de la temporada. Les siguieron Logano, Keselowski y Johnson.

Logano y Keselowski se colaron entre Truex y Busch en boxes, cogiendo los Penske una buena posición delantera que no les duró demasiado. El de Furniture Row adelantó rápidamente a Logano y recuperó un liderato que amplió de forma espectacular hacia los cinco segundos de tranquilidad. Volvió la partición de las paradas en el segundo segmento, de nuevo alrededor de stints de 30 vueltas. Kyle Busch alargó un poco su parada de forma infructuosa, pasando a estar de tres a ocho segundos de Truex y quedando por detrás de Larson y Logano.

Parecía resuelta esa segunda parte hasta que Trevor Bayne se tocó con Ryan Newman y pinchó en la rápida curva 3, yéndose a un muro que también visitó Paul Menard en un incidente separado. El paso por boxes no alteró apenas el orden más allá de meterse Keselowski entre los Toyota dominadores sin asustar siquiera a un Truex Jr. que seguía mostrando su contundencia. Truex, Keselowski, Kyle Busch, Hamlin y Jones formaron el top 5 del segundo segmento, mientras William Byron finalizaba décimo y se llevaba un punto después de pelear con Kurt Busch y Aric Almirola en ese apretado final de segunda parte.

Kyle Busch pasó en boxes al liderato y aguantó un par de giros a un veloz Truex que se quitó de encima a Logano y a Keselowski en un 3-wide. David Ragan se fue al muro de la curva 1 tras un toque de Larson y propició una rápida caution de estrategias cambiadas. Byron fue el único piloto que pasó por boxes y puso dos neumáticos, mientras Kasey Kahne y Ross Chastain se la jugaban aún más y no pasaban por el pit lane. Todos ellos quedaron relegados por los líderes en la siguiente resalida, descolgándose Byron por el top 20 y cayendo Kahne y Chastain aún más lejos.

Matt DiBenedetto impactó con el muro y perdió terreno sin necesidad de que interviniese ninguna bandera amarilla. Truex culminó una persecución imparable de Busch recortando los dos segundos de ventaja que tenía el de Joe Gibbs Racing y adelantándole justo antes de otra ronda de paradas. Truex y Busch entraron en boxes a la vez a falta de 37 vueltas y el de Las Vegas retomó la primera posición fugazmente en pista antes de que Truex volviera a pasarle apenas cinco giros después y procediese a escaparse de forma calmada.

Y ahí terminó cualquier tipo de interés en el evento. Truex Jr. se apuntó su primera victoria de la temporada con un astronómico margen de 11 segundos de ventaja sobre Larson, que adelantó y después contuvo una pequeña ofensiva de su tocayo Busch. Keselowski y Logano llegaron a la par en un buen día para Penske, en el que Ryan Blaney también se defendió y dejó atrás a un buen Johnson que sacó su primer top 10 del año. Los Stewart-Haas se perdieron sin Harvick, que prefirió tomarse la carrera con calma después del choque con Larson, entrando en un nivel de decepción parecido al de los Hendrick y al de Daniel Suárez, encallado en el pelotón.

Lee a continuación: Brad Keselowski se sobrepone a la adversidad del pit lane