Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Otros circuito
Logo Icon

3 MIN

Matt Crafton rompe los esquemas de la Gander Outdoors Truck Series y se proclama tricampeón

La última decisión de la tercera categoría nacional de NASCAR en Homestead-Miami dio un final tan soso como brusco en su ejecución. Matt Crafton cumplió a la perfección su papel de cenicienta y se proclamó tricampeón de la Truck Series sin necesidad de ganar ninguna carrera a lo largo de una temporada constante que deja en ridículo al sistema de prioridad por victorias de NASCAR. Nada pudieron hacer sus jóvenes rivales por la corona: Ross Chastain y Brett Moffitt no tuvieron opciones por ritmo en ningún momento y Stewart Friesen quedó condenado por una estrategia confusa que le dejó incluso fuera del top 10.

Friesen perdió la ventaja de la pole inicial ganada por la no disputa de la qualy, suspendida por una lluvia que anuló todos los entrenamientos del viernes. Chastain le pasó y ambos intentaron fugarse, rebasando Moffitt y Crafton a Christian Eckes y Johnny Sauter en un intento fútil de seguir al dúo de cabeza. Austin Hill se coló entre los favoritos y les rebasó uno a uno hasta llegar a situarse líder al final del primer segmento, venciéndoselo a Chastain, Friesen, Moffitt y Eckes.

Hill perdió en boxes sus posiciones ganadas en pista y dejó a los cuatro contendientes juntos, poniéndose Moffitt líder brevemente. Chastain y Crafton pasaron a ir primeros en una pelea corta que Hill les quitó por el liderato pero se mantuvo por el campeonato en todo momento. Ray Ciccarelli echó humo en una rápida caution por motor que no propició cambios en la zona alta, escapándose Hill y Crafton unos metros de Chastain, Moffitt y Friesen en el final del segundo segmento.

Eckes, Ben Rhodes y Todd Gilliland no pasaron por boxes y tomaron las tres primeras posiciones, no cambiando gomas Friesen entre los favoritos al título. Friesen se fue junto a Crafton, Eckes, y unos peleones Hill y Rhodes. Eckes y Hill volvieron a controlar la carrera y de cerca les seguía un Crafton calmado que no necesitaba atacar a los líderes mientras dirimían su duelo; más adelante superó a Eckes para ponerse segundo. Moffit y Chastain abrieron la ventana de pit stops bajo bandera verde en busca de un cambio de orden, cubriéndose Friesen y Crafton de inmediato.

Crafton no solo salió indemne de la parada sino que se puso líder con un margen cómodo sobre Eckes y Hill, dejando lejos a Moffitt y Chastain y hundiéndose Friesen en su lenta detención. Hill no tardó en recuperar la primera posición y Crafton le abrió la puerta sin complicarse su ventajosa situación. Siguió el evento por los mismos derroteros y el título quedó muy decidido ante la ventaja astronómica del Ford respecto a sus rivales. Hill ganó la carrera y Crafton se apuntó el tricampeonato de forma indiscutible, muy por delante de Chastain (4º), Moffitt (5º) y Friesen (11º).

El tercer cetro de Crafton no solo deja al sistema de playoffs expuesto sino que es una fascinación numérica tras otra: el piloto de ThorSport iguala los títulos de Jack Sprague (segundo puesto histórico de la Truck Series), es el segundo campeón de la historia de NASCAR en vencer sin lograr victorias (después de Austin Dillon en la Xfinity Series de 2013) y el segundo Ford campeón en Trucks, primero desde Greg Biffle en 2000. En un irónico cierre del círculo, Crafton igualó en Homestead su mejor resultado del año, un segundo lugar... que consiguió detrás del regresado Biffle en Texas. Coincidencias increíbles para un piloto laureado y hábil en el momento preciso.

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable