CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

5 MIN

Max Verstappen gana con autoridad a los Mercedes, McLaren se apropia del tercer puesto en el Mundial de Constructores

Héctor Sagués | 13 Dic 2020
max-verstappen-victoria-f1-abu-dabi-2020
max-verstappen-victoria-f1-abu-dabi-2020

Se acabó la temporada 2020 de Fórmula 1 con un Gran Premio más bien calmado en Yas Marina, circuito que no favorece los adelantamientos y echó el cierre a un año intenso con otro vencedor distinto a los habituales. Max Verstappen confirmó que su pole position no fue accidental con una autoritariasegunda victoria del año, décima de su carrera. Valtteri Bottas y el recuperado Lewis Hamilton no pudieron con el holandés e incluso el heptacampeón lo pasó mal para llegar a meta. Lando Norris y Carlos Sainz fueron quinto y sexto y dieron a McLaren la tercera plaza del Mundial de Constructores por delante de Racing Point.

Verstappen cerró el hueco a los Mercedes en los primeros metros, sin cambiar las ocho primeras posiciones por el pobre hueco hacia la primera curva del trazado. Esteban Ocon superó a Pierre Gasly en la salida y el de AlphaTauri le devolvió la jugada en la segunda vuelta sin necesidad de usar el DRS. Bottas y Hamilton no se aproximaron a Verstappen pero se alejaron como era de esperar de Norris, a su vez tapón de Alexander Albon en misma estrategia de neumático blando.

Albon acabó relegando a Norris con un doble adelantamiento en las largas rectas traseras, frenando más tarde en la primera horquilla (dónde Norris se dejó pasar para usar el DRS) y apurando aún más en la segunda. McLaren contaba con un excelente desarrollo en la quinta plaza de Norris y la sexta de Sainz, vigilando de reojo el progreso de Racing Point. Stroll se puso séptimo frente a Daniil Kvyat y Sergio Pérez prefirió seguir último en los primeros metros para evitar accidentes, situándose 14º poco después de rebasar a los Williams, Haas y Alfa Romeo.

Pérez cambió la carrera de forma involuntaria al romper el motor de su RP20 en la vuelta 9, desplegándose un Virtual Safety Car bajo el que pararon los nueve primeros clasificados, sin importar con qué gomas arrancaron el Gran Premio. Dicho VSC se transformó en Safety Car completo cuando la grúa tuvo que sacar el coche del mexicano, quedándose sin parar Daniel Ricciardo y los Ferrari. Sainz pasó a la dupla del Cavallino sin dificultades, mientras Norris le hacía cosquillas a Ricciardo y Charles Leclerc se revolvió ante Stroll cuando el canadiense intentaba recuperar posiciones.

Sainz fue investigado por ir demasiado lento en el pit lane, en busca de evitar perder tiempo detrás de Norris en su parada y los comisarios consideraron que dicho incidente sería juzgado después de la carrera. En pista el madrileño se alejó de Sebastian Vettel, a su vez tranquilo ante la resistencia de Leclerc, que contuvo durante cinco vueltas a Stroll y pasó a perder puestos con Gasly y Esteban Ocon antes de cambiar ruedas y quedar último. A Stroll le costó alcanzar a Vettel y su tardanza le dejó a merced de un Gasly valiente en la segunda horquilla.

Verstappen disponía de cinco segundos de ventaja sobre Bottas y siete y medio sobre Hamilton y el holandés siguió siendo el piloto más rápido sobre el asfalto emiratí. Albon figuraba en tierra de nadie tras distanciarse de Ricciardo, que mantuvo detrás a un Norris más preocupado en alargar la vida de sus gomas duras; detrás iban Sainz y Gasly con ritmos dispares. Vettel empezó a taponar a Stroll, Ocon y Kvyat en la novena posición y entró en la vuelta 36, quedando el australiano como el único piloto que no había pasado por boxes en el quinto lugar.

La estrategia de Ricciardo funcionó al pasar deestar fuera de los puntos a séptimo con neumáticos frescos y se alejó de Gasly y Stroll. Vettel superó a George Russell y Leclerc hizo lo propio antes de irse a por Kimi Räikkönen, ambos Ferrari sin opciones de puntuar con su estrategia alternativa. Verstappen se vio apurado para llegar a final de carrera con el mismo juego de gomas que había puesto en la décima vuelta, pero nadie se arriesgó a hacer una segunda parada y las posiciones se mantuvieron.

Bottas perdió tiempo en la parte final con Hamilton y Albon iba incluso más rápido que los Mercedes. Sin embargo, la distancia entre todos ellos era demasiado grande para que hubiera algún tipo de lucha. Se estabilizó la carrera hasta el punto que las únicas cercanías entre pilotos fueron la de Stroll y Ocon por la novena posición y la de Russell con Antonio Giovinazzi por la 15ª; Ocon acabaría pasando a Stroll en la última vuelta. Los Haas hicieron las últimas paradas de 2020 casi más por practicar, con Kevin Magnussen penúltimo y Pietro Fittipaldi último.

Verstappen ganó cómodamente y encarará la próxima temporada positivamente. Bottas fue segundo y Hamilton aguantó el podio frente a los ataques tardíos de un ascendente Albon. El quinto puesto de Norris y el sexto de Sainz confirmaron el sorpasso de McLaren en el Mundial de Constructores, tercera por delante de una Racing Point inoperante después del abandono de Pérez. Ricciardo (vuelta rápida incluida), Gasly, Ocon y Stroll completaron la zona de puntos. Los Ferrari acabaron 13º y 14º y Pérez supuso el único abandono de la última carrera de una temporada complicada pero finiquitada a pesar de las dificultades internacionales.