Motopark desembarca en la Super Fórmula junto a B-MAX Racing Team

 |  @alexgarciagv27  | 

La Super Fórmula recibirá en 2019 a su segundo equipo extranjero, tras confirmarse hoy la llegada de Motopark al campeonato de la mano de B-MAX Racing Team, estructura que debutó en 2017 y que expandirá su programa a un total de dos monoplazas para formar un equipo conjunto. El equipo será conocido como B-MAX with Motopark y usará motores Honda, algo ya esperado desde que los primeros rumores comenzaron a circular alrededor del posible destino japonés del equipo alemán dirigido por Timo Rumpfkeil. La rumorología sigue en marcha al respecto de la posible presencia de Red Bull en el proyecto, algo ni mucho menos confirmado.

El acuerdo de Motopark con B-MAX Racing Team irá más allá de la Super Fórmula, extendiéndose también a la Fórmula 3 japonesa. En este sentido, el ingeniero de Motopark Didier Dumont asistirá también este fin de semana con motivo del Gran Premio de Macao de Fórmula 3 a la estructura de tres pilotos de B-MAX, entre los que se encuentra un Álex Palou que será de los primeros beneficiados junto a Yuhi Sekiguchi y “Dragon”, el seudónimo de Ryuji Kumita, director ejecutivo del equipo. El propio Kumita se mostró encantado con el acuerdo: “Estoy muy contento por trabajar con Motopark, uno de los equipos europeos más importantes, y espero que el acuerdo traiga mucho éxito en el futuro próximo”.

Para Rumpfkeil, la asociación supone una oportunidad para que ambos equipos estén habitualmente en la zona alta: “A través de la unión de nuestras fuerzas y experiencia, queremos establecernos como uno de los equipos de la parte alta en la Super Fórmula”, aseguró el alemán, que ya estuvo presente en la última cita en Suzuka. “Visité la última ronda del año en Suzuka y pude ver de primera mano lo competitivo que es el campeonato. Es fascinante y altamente competitivo. Solo hay que ver los coches para darse cuenta. Con 660 kg y más de 550 caballos de potencia, en lugares como Suzuka solo están por detrás de los Fórmula 1”, comentó.

Uno de los puntos más atractivos del campeonato es, sin duda, el técnico, con coches muy veloces: “La aerodinámica del coche, los neumáticos y el nivel de pilotaje están a un nivel muy especial. En un ambiente así, puedes marcar la diferencia a través de la experiencia y el trabajo duro junto a un buen programa de simulación y ‘coaching'”, explicó. Aún así, es consciente del desafío: “Sabemos que tenemos un gran desafío por delante en la Super Fórmula. Pero a la vez, el campeonato tendrá un coche nuevo así que todo el mundo comienza desde cero. No habría sido posible entrar tan rápido sin B-MAX, pero con nuestros objetivos comunes, esperamos llegar lejos y encarar este desafío en un ambiente tan distinto y fascinante”, concluyó.

Más allá del programa de Japón, Rumpfkeil confirmó que Motopark tendrá un mínimo de cuatro Dallara F317 en el campeonato de Fórmula 3 que reemplazará al certamen FIA existente hasta 2018 y que será organizado por Formel 3 Vermarktungs como categoría de soporte del DTM. Se espera que el campeonato recupere el nombre de F3 Euro Series, aunque no hay confirmación oficial a día de hoy. Para Motopark, el desafío logístico de tener equipos en dos continentes (a pesar de la asociación con B-MAX) será una novedad, aunque existe la posibilidad de que Red Bull (ni mucho menos confirmada) esté involucrada en alguna capacidad en el proyecto en Japón. Por ahora, no hay ningún piloto confirmado.

Lee a continuación: Álex Palou acudirá finalmente al GP de Macao de Fórmula 3 con B-MAX