Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

3 MIN

Pretemporada de F1 2020: ¿mienten los equipos?

Durante los cinco días que llevamos de pruebas en el Circuit de Barcelona-Catalunya, la sensación que circula por el paddock es la misma: estamos ante los F1 más rápidos de la historia. 2020, año de transición, parece que tratará sobre quién golpea primero en un intento de limitar daños de cara a 2021. En 2009 ya se vio que una lucha prolongada durante la temporada previa puede dar paso a un cambio en el 'status quo' en la siguiente. Por eso... ¿mienten los equipos?

La respuesta clara, es sí. Ya podéis cerrar el artículo. Si se justifica la respuesta, como en el instituto tanto odiaban algunos (personalmente no), hay varios factores a tener en cuenta. Y, el primero, es el impacto mediático. La pretemporada 2020 (o Gran Premio Cero) tiene una cobertura que no envidia a nadie. Ni a los IRTA de MotoGP en su día (excepto en que había premio para el más rápido). El mayor ejemplo: el DAS.

Hace varios años, cuando Liberty no estaba en el ajo, casi nadie hubiese visto el DAS a simple vista. Un elemento que se ha detectado a través de una cámara subjetiva, y que en base a fotos habría sido casi imposible. ¿Dictaminar a ojo desnudo el cambio de convergencia en plena recta, mientras el coche va a +260 km/h? Buena suerte con ello. Y aún hay personas que creen que es un elemento disuasorio del ritmo real del monoplaza.

Entonces, llegamos al factor del ritmo. La pregunta es cuánto sacan realmente del coche en pista, y cuánto están dispuestos a mostrar. Con tanta afluencia de espectadores, y más información desplegada, es más fácil que haya resquicios por los que encontrar lo oculto tras la 'mampara'. Por eso, muchos equipos juegan al despiste. En especial, con las declaraciones. Nadie quiere situarse en ningún punto de la parrilla para no generar expectativas. O que no han marcado tiempos buenos por las condiciones en vez de no marcarlos por voluntad. Un cúmulo de circunstancias que enrarecen el ambiente y generan muchas dudas.

Como en el caso de Racing Point y Ferrari. Los de Maranello han ido muy cautos tras la cura de humildad de 2019. Mostraron ritmo la pasada temporada, y Mercedes pudo reír dos veces en Australia. En este caso, se ha invertido el enfoque. Que lo importante se verá en Australia, que no están del todo donde querrían estar... ¿Puede ser cierto? Sí. ¿Puede ser mentira? También.

Con todo, se unen los cronos de Racing Point. ¿Está ahorrando ritmo el equipo de Otmar Szafnauer? ¿O fuerza más allá del límite para asustar, al ser una 'copia' del Mercedes de 2019? Muchas dudas, y muchas estrategias. Al final, casi todos los equipos mienten. O dicen medias verdades.

Ajedrez. Póker. Incluso el Risk, aunque a otro nivel. La estrategia en los test forma parte de una turbia situación. ¿Realmente hay que apostar por darlo todo? ¿O hay que dejar que se piense que se va al máximo? A riesgo de parecer soberbios, hay que medir cada paso que se da en la Fórmula 1. A ello se añade que estos son los test más vigilados de la historia. El despliegue mediático obliga a los equipos a minimizar pasos. El ruido, aunque a veces bueno, puede delatar su posición. Sino, a seguir el rastro. Y, entonces, quizá entrever lo que hay.

Foto | Mercedes Media Center