Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
WRC
Logo Icon

10 MIN

Rallye Monte-Carlo Histórico 2019: la magia de las asistencias rápidas sigue viva

Prácticamente cualquier lugar es apto para que un equipo monte una asistencia rápida en la actualidad. Para los más jóvenes, los cuales hayan disfrutado viendo las imágenes a través de YouTube con los Lancia 037 deteniéndose en un lateral de la carretera para sustituir los neumáticos y así tratar de frenar a los Audi y su temida tracción Quattro, hay que recordarles que estas son imágenes que todavía se pueden encontrar en la actualidad, concretamente en el Rallye Monte-Carlo Histórico, que al igual que su hermano ‘de velocidad’ ha heredado esa complejidad a la hora de elegir neumáticos.

Asistir a los tramos, e incluso, hacerlo con responsabilidad rodando entre los coches de competición, permite ver cómo cualquier lugar es bueno para realizar un cambio de ruedas rápido. Las opciones son claras, neumáticos de seco, los de contacto, o la opción más extrema, los neumáticos firmados por Pneus Burzet, bautizados en honor de este tramo que también está incluido en el recorrido de la prueba histórica de este año. Obviamente estos últimos entran en juego cuando las condiciones se vuelven en tu contra y te llevan prácticamente en todo momento en el ‘filo de la navaja’.

El trajín en esos momentos es similar al vivido en otras épocas, quizás con la ayuda en este caso de contar con algo más de tecnología respecto a la década de los setenta y sustituir las llaves de tubo por las pistolas que sueltan las tuercas en apenas unos segundos. Los teléfonos echan humo. SEAT no está aquí para ganar, sino para compartir su historia con todos los que estén interesados en saber un poco más de esta disciplina. Aun así, el espíritu competitivo es algo que acompaña a la estructura con Isidre López como Team Manager.

Las llamadas se suceden, el soporte de los Smartphones ayuda mucho para compartir información a tiempo real: la ubicación de cada uno, el estado de los tramos, los problemas técnicos que puedan suceder… A pesar de todo ello, la logística debe funcionar prácticamente como un reloj. Las gomas estén en el punto justo en el momento concreto para poder realizar las decisiones finales, pasar ese agobio y escuchar esa última voz: “vamos con clavos”. En ese momento la suerte de los neumáticos ya está echada.

La situación contrasta obviamente con la realidad que vivimos en el Mundial de Rallyes moderno. Las asistencias se encuentran preprogramadas, y en muchas ocasiones se sitúan convenientemente para que los aficionados puedan acercarse a unos parques de asistencia que tienden a estar comercialmente más aprovechados por los fabricantes. En el WRC ya no se permiten asistencias remotas, únicamente en ocasiones los repostajes o cambios de neumáticos localizados y supervisados por los comisarios.

12
FOTOS
VER TODASVER TODAS