ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

4 MIN

Robert Wickens quiere disputar las 500 Millas de Indianápolis de nuevo

Si bien los titulares de las IndyCar Series de las últimas horas se los llevan la victoria y liderato de Alex Palou y la lluvia caída este martes para dejar a los pilotos sin poder hacer ni una sola vuelta en preparación para las 500 Millas de Indianápolis, ha sido Robert Wickens el que ha dejado el otro gran titular. El canadiense ha reconocido que tiene el objetivo de convertirse el año que viene en la primera persona con una discapacidad física que compite en la Indy500.

El camino sin dudas será largo, como lo ha sido llegar hasta este punto, en el que el canadiense de 34 años ha conseguido regresar a la competición tras su terrorífico accidente sufrido en la carrera de Pocono 2018. Su regreso a los circuitos se concretó con el programa que han llevado a cabo Hyundai USA y Bryan Herta Autosport en la IMSA Pilot Challenge, donde Wickens demostró que no se le había olvidado lo que era ganar al volante del Hyundai Elantra N TCR.

Superado ese primer objetivo, Robert quiere seguir alcanzando metas poco a poco con la vista puesta principalmente en la grande del automovilismo norteamericano del año que viene. Todo dependerá en buena parte de que pueda conseguir o no el presupuesto necesario para poder volver a sentarse en un monoplaza, así como la tecnología para poder adaptar los mandos a un coche de la IndyCar. La primera vez que Wickens disputó la Indy500 se llevó el ‘Rookie of the year’, después de terminar la edición noveno y llegar a liderar incluso dos vueltas.

Creo que participar en la Indy 500 sería una oportunidad extraordinaria. Si puedo alinearme en la parrilla de salida de la Indy500 en 2024, será la edición 108 de la carrera y nunca ha habido cualquiera al principio con una discapacidad. Nunca pensé en que este sería mi futuro. Pero si lo fuera, creo que sería algo muy agradable de hacer. Y sería algo muy bueno con respecto a las personas con lesiones de la médula espinal. Creo que sería genial para todas las personas que luchan con algo, demostrar que puedes lograr cualquier cosa en la vida si tienes un gran apoyo, trabajas mucho y tienes una actitud positiva – Robert Wickens a Motorsport.com

Para ello, tal y como ha reconocido a Motorsport.com, necesitaría tener un monoplaza con mandos adaptados, ya que, si bien puede llegar a mantenerse de pie, ayudado de unas muletas, no está en condiciones de pilotar un coche de las IndyCar Series con las ‘herramientas tradicionales’. Aunque no está en sus planes rendirse, Wickens deja abierta la puerta a la posibilidad de que su siguiente proyecto de no concretarse la Indy500 pueda ser verle competir en el IMSA. Por el momento, Herta ya se ha mostrado dispuesto a ayudarle en este nuevo reto: «Creo que Robert es una gran inspiración para todos nosotros. Estamos interesados ​​y evaluando todo, pero creo que a todos nos gustaría verlo en acción en un IndyCar».

Para mí, simplemente regresar a un IndyCar y hacer vueltas sería un logro en sí mismo. Necesitamos adaptar un automóvil con controles manuales para ver si eso es posible. En este momento estamos tratando de encontrar un socio dispuesto a ayudarnos a adaptarnos a la IndyCar porque, como pueden imaginar, no es gratis. Una vez que tengamos los fondos para hacer algo en la pista, podemos comenzar a pensar en otras opciones y oportunidades. A partir de ahí, podemos evaluar si la Indy 500 es una posibilidad, o tal vez no haya manera y abandone la idea. De ser así, comenzaré a centrarme en IMSA y otras categorías – Robert Wickens

Vía | Motorsport.com

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

Iván Fernández

Cargando...