Roush Fenway Racing no participará en la NASCAR Xfinity Series este año

 |  @X3Humberto  | 

Steve Newmark, presidente de Roush Fenway Racing, informó que en 2019 el equipo no tendrá dos programas en la NASCAR porque el principal patrocinador en la Xfinity Series no renovó el contrato. Por tal razón, todo el esfuerzo se concentrará de manera exclusiva en la Monster Energy NASCAR Cup Series, donde competirán con la pareja de Ricky Stenhouse Jr. y Ryan Newman. Roush Fenway Racing había participado en la Xfinity Series desde 1993, alcanzando desde ese tiempo 137 victorias y cinco campeonatos.

La decisión de Newmark se produjo porque el patrocinador principal del equipo, Laboratorios Lilly, adelantó desde el pasado mes de octubre que no seguiría apoyando al piloto Ryan Reed, quien se ocupó toda la temporada del coche número 16. Al no hallar otro inversionista dispuesto a financiar el programa de 2019, se tomó la decisión de cerrar operaciones. Con respecto al resto de los pilotos se indicó que Chase Briscoe estará con Stewart-Haas Racing y Austin Cindric con Team Penske. De Ty Majeski, así como de Reed, aún se desconocen sus próximos destinos.

Añadió Newmark que la clausura del programa en la Xfinity Series es provisional, hasta conseguir la estabilidad que proporciona un patrocinador principal. Con Laboratorios Lilly estuvieron asociados durante cinco temporadas, pero al perder ese apoyo económico no le vio sentido a proseguir a pesar de contar con los coches, el aval de Ford para desarrollar pilotos, el personal y la infraestructura. Presentarse a correr sin la inversión de terceros es un riesgo que Jack Roush, el dueño del equipo, no quiso asumir.

En palabras de Steve Newmark:

Para bien o para mal, así es como funciona la NASCAR en este momento, el patrocinio es el elemento vital de los equipos. Mi esperanza es que en algún momento continuemos evolucionando hacia un modelo que se aleje un poco de eso. Siempre hemos utilizado la Xfinity para desarrollar pilotos para la Cup Series. También nos fijamos en el talento de los ingenieros y jefes para una promoción al equipo grande.

Vía | Racer

Lee a continuación: Herencias, coches extranjeros, patrocinios raros, pilotos peculiares, deudas y velocidad limitada: la maravillosa historia de BK Racing