CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

3 MIN

Ryan Blaney aborta en cabeza la remontada de Christopher Bell

Héctor Sagués | 11 Abr 2018
ryan_blaney_texas_victoria_nascar_xfinity_2018
ryan_blaney_texas_victoria_nascar_xfinity_2018

La Xfinity Series volvió de su parón de tres semanas en Texas, circuito dónde las temperaturas alcanzaron niveles bajos poco esperables. El evento de la segunda categoría nacional de NASCAR se disputó alrededor de los 0º y generó cierto interés en su parte inicial, no así en un final más necesitado en el que el calentamiento de la pista impidió ver más incertidumbre. Ryan Blaney venció en condiciones particulares y sumó una nueva victoria en Xfinity, en parte por un buen dominio pero también por ser uno de los poco habituales de la Cup Series que salió a los dos eventos del fin de semana en Fort Worth.

El comienzo de carrera alteró al pelotón por culpa del frío: Chad Finchum trompeó en la curva 2, Michael Annett entró en boxes para solucionar un pinchazo, Jamie McMurray perdió su Chevrolet en la curva 4 y Vinnie Miller se fue al muro, todo ello en unas diez primeras vueltas conflictivas. Las peleas por posición abundaron en un asfalto de línea única, remontando Kevin Harvick, Daniel Hemric y Elliott Sadler sus atrasadas posiciones de salida y alcanzando el top 15 más allá del top 30. Blaney lideró cómodamente todo el primer segmento, por delante de Brandon Jones, Tyler Reddick, Ryan Preece y Ryan Truex.

Christopher Bell y Ryan Preece se convirtieron en los perseguidores de Blaney gracias a los problemas de Reddick, que perdió 15 posiciones con un posible pinchazo y se salvó del doblaje gracias al trompo de Spencer Gallagher en toque con Ryan Reed. Blaney perdió tres puestos en la resalida al patinar en agarre frente a Bell y Preece, que le hicieron una encerrona breve interrumpida por el segundo accidente de Finchum a falta de diez giros para el final del segundo segmento. Bell relanzó atrás por perder sus mecánicos un neumático en boxes y doce pilotos no pararon bajo caution, quedando los líderes muy relegados. Jones, Truex, Ryan Sieg, Ross Chastain y Ryan Reed ocuparon el top 5.

Jones trompeó en la resalida después de su parada y Sieg trompeó a su vez para esquivarle al comienzo de la segunda mitad de carrera. Hemric, Reddick y Blaney se escapaban en los tres primeros puestos, dejando Cole Custer y Bell atrás a un Matt Tifft que se había instalado en la parte delantera. Blaney se mostraba imbatible por ritmo, pasando de cuarto a primero en apenas 17 vueltas a pesar de tardar más en adelantar a Hemric por culpa del tráfico. Reddick abortó su entrada al pit lane por entrar demasiado rápido y consiguió acceder una segunda vez cruzando el coche y aún más pasado, recibiendo un drive-through por exceder el límite de velocidad.

Bell empezó a presionar con mayor velocidad en la parte final, recortando los cinco segundos de desventaja respecto a Blaney sin llegar más allá del segundo y medio. Harvick perdió el top 10 en atascarse una tuerca en una rueda, anticipo de los tres problemas que tendría en boxes al día siguiente. Siguió Blaney manteniendo el margen hasta alcanzar la bandera a cuadros y llevarse su primer triunfo en seis meses. Bell y Hemric culminaron buenas remontadas con la segunda y la tercera posición, respectivamente, finalizando Custer y Preece en el top 5. Peor día tuvieron Reddick con problemas a cinco vueltas y un Justin Allgaier que rompió motor.