CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

3 MIN

Sensaciones agridulces para Romain Grosjean en su primer día en la IndyCar

Humberto Gutiérrez | 24 Feb 2021
romain_grosjean-indycar_pruebas_2021_21
romain_grosjean-indycar_pruebas_2021_21

Romain Grosjean reapareció en los circuitos tras su espantoso accidente en Bahrein el año pasado, en esta ocasión Barber fue el escenario para que el piloto francés rodara con el monoplaza número 51 de Dale Coyne Racing con Rick Ware Racing. Si bien la experiencia no resultó tan grata, tuvo una salida de pista sin consecuencia y su mejor registro de la jornada estuvo a 0.960 segundos del de Rinus VeeKay, Grosjean se siente emocionado por retornar a las pistas y estima que con un mayor acondicionamiento físico podrá lograr mejores resultados puesto que aún arrastra consecuencias de sus lesiones y el coche le sorprendió porque es muy distinto a como lo había imaginado.

Primera experiencia con un monoplaza de la IndyCar y por lo tanto con un coche sin dirección asistida, con un motor V6 biturbo, neumáticos Firestone, Aeroscreen y una pista como Barber. Más allá de estos elementos, el propio Grosjean se sintió sorprendido al descubrir que el ambiente de la IndyCar es muy distinto al de la Fórmula 1 en todos los sentidos, el paddock es relajado y se advierte la ausencia de tanta tecnología y celo en los boxes. Le sorprendió que pilotos y personal de otros equipos se pasearan libremente por todos lados en medio de un ambiente de total cordialidad.

En cuanto a sus sensaciones, tras culminar su sesión, informó que su bíceps y su mano izquierda todavía adolecen de fuerza y, debido a la aerodinámica aplicada en la IndyCar, tuvo problemas para seguir una trayectoria ideal. Y es que el agarre mecánico, los frenos y las posibles trayectorias a tomar le tenían un tanto desconcertado porque en la Fórmula 1 la pauta es que cada vuelta sea muy similar a la anterior, en cambio ahora descubre que en la IndyCar es muy distinto. En este caso tuvo que apelar a sus recuerdos, a su paso por categorías de formación como la Fórmula Renault, la Fórmula 3 y la GP2 Series.

Por lo pronto se enfocará en acondicionar su físico para recuperar sensaciones y en el proceso adaptar su estilo a la IndyCar porque tanto la mecánica como la aerodinámica le haN sorprendido y es su deber asimilar tales cambios para de esta manera proseguir su trayectoria profesional ahora en los Estados Unidos.

En palabras de Romain Grosjean:

El coche va bastante bien. Cometí un gran error y fue bastante doloroso, pero lo superé. No estoy completamente recuperado y estoy sensible. Cuando llegué ayer, me sorprendió ver que los coches están instalados aquí y que no hay garajes ni tiendas de campaña. El coche tiene menos carga aerodinámica, la posición en la cabina es diferente y el Aeroscreen bloquea el aire. Me estoy adaptando bien y cuanto más pruebas hagamos será mejor.

Vía | IndyCar