Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
DTM
Logo Icon

3 MIN

Tras 15 años en el DTM, BMW decide llevarse a Bruno Spengler al IMSA

Incansable, capaz de adaptarse por completo a la filosofía del campeonato germano de turismos. Bruno Spengler, Campeón del DTM en 2012, se despide de Europa para volver a cruzar el charco y competir a partir de la próxima temporada en el IMSA dentro de la categoría GTLM. Lo hará sin cambiar de marca, ya que en este caso se pondrá al volante del BMW M8 GTLM que sigue compitiendo en Norteamérica a través del Team RLL.

El canadiense, nacido en Schiltigheim, acepta de esta forma la decisión por parte de BMW de ‘trasladarle’ a la serie de carreras de resistencia, mientras que en su lugar podría entrar Robert Kubica, especialmente después de haber conseguido completar unos buenos test en el Circuito de Jerez durante la semana pasada.

Obviamente, estoy decepcionado de no estar más en DTM. Viví 15 años fantásticos. En mis 195 carreras, obtuve éxitos fantásticos, pero sobre todo, el título en 2012 con BMW en Hockenheim. Este triunfo seguirá vinculado para siempre a la figura de Charly Lamm. Creo que me adaptaré rápidamente al Imsa. Para mí, como canadiense, definitivamente será un buen momento para correr a casa en Mosport el próximo verano.

Spengler se va con 16 victorias en su casillero personal, 18 pole position, 51 podios y el título logrado en la primera temporada del regreso de BMW, año en el que decidió apostar por abandonar Mercedes, en la que había estado de 2005 a 2011, para confiar en el fabricante bávaro. Por su parte, BMW deja abierta la puerta a que Spengler pueda aprovechar el papel de piloto invitado para hacer una carrera con ellos en 2020, así como su presencia como piloto reserva del equipo de Fórmula E.

Muy pocos conductores han tenido tanta influencia en el DTM como Bruno Spengler en los últimos 15 años. De las 122 carreras DTM que ha disputado por nosotros, ganó siete. Su última victoria en el Norisring la temporada pasada fue otra muy emotiva. El hecho de que rompió la marca de los 1000 puntos en su decimoquinta temporada en 2019 subraya el estado sobresaliente que Bruno se ha ganado en el DTM. Sin embargo, opinamos que 2020 es el momento adecuado para avanzar juntos en una nueva dirección en los próximos años. Esta decisión no fue fácil para nosotros. Sin embargo, Como lo hacemos al final de cada temporada, observamos de cerca a nuestro equipo de pilotos y confiamos en que Bruno, con toda su experiencia, puede ayudarnos a progresar en la serie IMSA. También será utilizado como piloto de reserva y pruebas en la Fórmula E. Nos aseguraremos de que pueda despedirse dignamente de los fanáticos de BMW en el DTM el próximo año - Jens Marquardt