Tú preguntas y nosotros respondemos: Circuitos, cajas de cambios y libros

 |  @alexgarciagv27  | 

¡Llega la hora de nuestras primeras respuestas a vuestras preguntas! Tras una semana de valoraciones y de la llegada de varias cuestiones por vuestra parte y una pequeña deliberación interna, tenemos a las tres elegidas. Tres preguntas que llegaron por vuestra mano y que tienen nuestra respuesta (en el caso de hoy, la de un servidor) en un espacio razonable. En los tres casos, podríamos ir mucho más largos pero en honor a la concisión, nos quedamos con esto por hoy. Las respuestas de hoy hablan sobre circuitos visitados, cajas de cambios automáticas en coches de Fórmula 1 y buenos libros. Tres puntos que representan de forma bastante correcta las inquietudes de un aficionado al automovilismo y que esperamos que encontréis bien respondido. Y ojo, porque las preguntas no respondidas esta semana no quedan olvidadas.

Ante todo, agradeceros a todos la participación. En nuestra presentación hubo muchas y muy interesantes preguntas. Tanto es así, ¡que fastidia no responderlas todas de entrada! Pero no os preocupéis, porque las preguntas que no sean respondidas esta semana no se pierden. La próxima semana seguimos con nuestro particular ‘foro’, donde seguiremos teniendo en cuenta las preguntas realizadas desde el primer día. Evidentemente, estaremos encantados de recibir nuevas preguntas cada semana pero aquellas que queden en el tintero siempre tienen nuevas oportunidades más adelante. De hecho, os puedo adelantar que ya hay alguna que está prevista y preparada para ser respondida en siete días. Pero por ahora, nos centramos en las respuestas de hoy, las primeras de esta nueva idea que desarrollamos entre todos.

Por lo general, ha habido muchas preguntas sobre historia y técnica, lo cual nos demuestra cuáles son vuestros intereses. No tanto sobre actualidad, aunque seguro que cuando empiecen los grandes campeonatos empezarán a aflorar las dudas, preguntas o simplemente curiosidades. Por ello, con vuestro permiso decidí apostar por una pregunta más general como nuestra ‘pregunta sobre actualidad’ de esta semana. Es un tema que merecería ser tratado de forma más amplia pero que a pesar de todo, creo que encaja bien en nuestra actualidad durante la ‘temporada baja’ de carreras.

1- Libros favoritos (Narcís Molina)

Este es el tema ‘de actualidad’ de esta semana, aunque es bastante más general. La pregunta de Narcís Molina seguramente merecería un trato aún más extenso, pero en un comentario rápido seguro que tenemos buenas recomendaciones. Dicho esto, la cantidad de literatura sobre el mundo del motor es tan extensa que seguro que nos dejaríamos alguna mención de grandes libros, leídos o desconocidos. En lo personal, sí que hay algunos libros que recomiendo por encima de los demás para cualquiera que disfrute de las carreras y de la lectura. Hay libros muy buenos a nivel técnico como el “How to Build a Car” que en realidad es una biografía de Adrian Newey. Permite entender algunos conceptos bien explicados sobre la técnica de la Fórmula 1 y el automovilismo. Pero si hablamos de gente técnica, un favorito mío es “Total Competition” de Ross Brawn y Adam Parr. Una clase maestra de gestión que es extrapolable a casi cualquier ámbito de la vida y no solo a las carreras.

Si lo que gustan son más las biografías, “Winning is not Enough” de Jackie Stewart es simplemente excelente. Una forma ideal de entender por qué este piloto a veces muy olvidado frente a leyendas como Jim Clark, Graham Hill o Niki Lauda, es de los mejores que ha pasado por la Fórmula 1. Un piloto que supo entender que para ganar, había que ir más allá del buen pilotaje y de la comprensión técnica. Esto, sin mencionar los avances de seguridad que trajo casi sin ayuda. Una gran sorpresa mía fue el “Life in the Pit Lane” de Steve Matchett. Un clásico que vale la pena leer. Las anécdotas y las intrahistorias, casi mejores que la propia competición que hay detrás. Ah, y no nos olvidemos de los anuarios Autocourse que se fijan mucho en la Fórmula 1 pero tratan también otras categorías. Buen trabajo a tener en cuenta aunque sea en inglés. Buenos análisis, buenas firmas y muchos datos tanto de la Fórmula 1 como de fuera.

Ahora mismo tengo pendiente de empezar el libro de Jim Clark (“The Best of the Best”) que escribió David Tremayne. Es una obra que ha llevado muchísimos años completar y no me cabe ninguna duda que se convertirá en un clásico en cuanto se refiere al piloto escocés. Por cierto, que también por aquí en España tenemos libros muy interesantes que leer… las dos obras maestras sobre el Circuito de Montjuïc de Javier del Arco son auténticas delicias (como tantos otros trabajos suyos). También hay un recuerdo para “La década mágica” de Paco Costas y “Los misterios de Ayrton Senna” de Carlos Castellá. Desafortunadamente, ninguno de los tres está con nosotros… pero sus libros nos acompañan y nos enseñan.

2- Cajas de cambios automáticas (Nacho)

Nacho nos planteó un “cluster” de preguntas sobre el tema de las cajas de cambios automáticas en la Fórmula 1, así que entramos a ello. La categoría reina dispuso oficialmente de cajas de cambios automáticas entre el Gran Premio de España de 2001 y el Gran Premio de Japón de 2003. Antes y después… oficialmente no. ¿Extraoficialmente? Los equipos jugaron con muchos sistemas y con el espíritu de la Fórmula 1 de ceñirse a la letra… el motivo era, como puede imaginarse uno, buscar esas últimas centésimas que vuelta a vuelta marcan la diferencia. Puesto que los equipos estaban trabajando en esa dirección, se acabó permitiendo durante ese corto periodo de tiempo. El sistema se basaba en la electrónica, usando datos de posicionamiento del coche para tener en cuenta en qué lugar del circuito se encontraba, además de fiarse lógicamente de la velocidad y otros parámetros.

Las levas seguían estando detrás del volante, con lo que la conclusión fácil es que podían usarse en caso de necesidad y se imponían por encima del sistema automático. Aún así, algunos equipos como Williams desarrollaron sistemas bastante ingeniosos. En su caso, era un sistema de ‘precargas’ mediante el cual el piloto podía presionar el botón un determinado número de veces antes de llegar a la frenada para indicarle al sistema cuántas marchas tenía que bajar cuando frenara. Esto podía no ser especialmente útil en la mayoría de curvas pero en lugares como la 130R de Suzuka, permitía “levantar el pie y bajar una marcha” simplemente soltando un poco el acelerador. Complejo en su creación pero simple de usar, cuando se entendía el momento.

Como suele ocurrir en estos casos, el intentar valorar más el trabajo del piloto acabó por ‘forzar’ la prohibición de las transmisiones automáticas. Así, el piloto tenía que volver a trabajar más (aunque como vemos, incluso una caja de cambios automática no era realmente 100% automática si se le quería sacar el máximo partido). Además, la diferencia económica entre los equipos más y menos fuertes resultaba problemática, creando un punto más que separaba a los mejores coches de los peores. Sobre el enfrentamiento de los dos sistemas… habría que ver, puesto que hoy en día las cajas de cambios han evolucionado hacia el “seamless” y eso las hace muy rápidas de uso mientras mantienen la flexibilidad humana. Dicho esto, probablemente una caja de cambios automática bien reglada con un piloto bien entrenado en su optimización acabaría siendo algo más rápida. Tengo la impresión que la diferencia sería pequeña, a pesar de todo.

3- Sobre visitas a los circuitos (CarlosAMG)

La duda que nos planteó CarlosAMG fue sobre nuestras visitas a los circuitos, cuántos y qué trazados habíamos pisado y si siempre había sido por trabajo. Tal y como lo hablé con mi compañero Eloy Entrambasaguas, a menudo ocio y trabajo se entremezclan hasta el punto de a veces ser indistinguibles, en nuestro caso. A nivel personal y por orden de visita propia, la lista debería ser la siguiente: Circuit de Barcelona-Catalunya, Le Mans, Motorland Aragón, Spa-Francorchamps, Valencia Street Circuit, Monza, Cheste, Jerez, Marina Bay Street Circuit, Sepang, Portimão, Toronto, Paul Ricard y Sugo. De todos estos lugares, el único que fue exclusivamente por ocio es Motorland, un sitio que solamente he visitado una vez y me gustaría volver a pisar. También habría que añadir trazados no en activo como son Montjuïc, Pedralbes, Sitges-Terramar, Thomson Road y Brooklands, el primero de todos. Añado también Mónaco pero fuera del GP. La lista no es increíblemente extensa y aún así, ¡da miedo dejarse alguno!

Entre los demás editores también tenemos otros circuitos visitados como Jarama, Hockenheim, Brno, Hungaroring, Silverstone, Magny-Cours, Brands Hatch o Indianápolis. Por norma general, coincidimos todos en que los ambientes que se viven en lugares como Le Mans o Indianápolis son muy especiales. Hay historia y se nota la afición en el ambiente. ¡Es imposible resistirse a su encanto! Pero también es verdad que es difícil resistirse a trazados con desniveles como Portimão, Brands Hatch o Sugo. Habiendo estado en dos de estos tres, no podría estar más de acuerdo. Es difícil elegir un solo circuito favorito y aunque eligiera dos o tres, seguro que me estaría dejando algo importante. Defiendo firmemente que prácticamente todos los sitios tienen su encanto, aunque siendo un “quemado” de esto, es normal que mi opinión sea esta. He vivido grandes momentos en Le Mans o en Sugo, pero también en Barcelona, en Jerez, Cheste… el evento que tenga lugar en cada trazado cambia mucho la percepción del sitio. Y al final, es imposible separar la historia del trazado. Pero debo reconocer que aún sabiendo lo que me iba a encontrar, Sugo me sorprendió mucho el año pasado. ¡Pequeño pero matón!

Como apuntábamos más arriba, estaremos encantados de recibir vuestros comentarios, respuestas o incluso nuevas preguntas aquí mismo. Adicionalmente, tenemos en cuenta también las cuestiones puestas la pasada semana. La próxima, uno de mis compañeros tomará el relevo mientras vamos rotando nuestras respuestas.

Lee a continuación: De la Fórmula 1 al Dakar: ¿Qué pilotos se lanzaron a la aventura antes de Fernando Alonso?

  • M.A.

    Personalmente (libros) el que más he disfrutado sobre automovilísmo, es la biografía de Caracciola; “Meine Welt”.
    En castellano, of course…

    • pedro_cam23

      Por mi parte comparto la opinión de Àlex. El año pasado me leí “Los misteros de Ayrton Senna” y me encantó. Me hizo cambiar mucho mi percepción sobre él porque se aleja de mantener la típica imagen de Senna como un mito o un dios.

      Por otro lado, me queda poco para terminar “Total Competition” y es otro que también cuenta cosas muy interesantes y, aunque centrado en la competición, las cosas que comentan pueden ser extrapoladas a la vida diaria.

      Luego, también tengo el de Adrian Newey en la estantería. A ver si acabo el que tengo a medias y me pongo con este, aunque prefiero leerlos con calma.

  • almafuerte

    Sobre libros, la biografía de Bernie Ecclestone me encantó. Es el antihéroe del automovilismo.
    Las cajas automáticas de los F1 creo q fueron el último gran ejemplo de “dejalos hacer y lo ahoran” en la categoría reina. Eran tiempos de dinero disponible y ganas de gastarlo.

  • CarlosAMG

    Vaya,muchas gracias por responder a mi pregunta!!(no me lo esperaba para nada).
    Impresionante el listado de circuitos,ojala yo pueda decir que he ido al menos a una cuarta parte.