ESPACIOS
Cerrar CERRAR

Verstappen gana con comodidad en Brasil, podio de carácter de Alonso

Nuevo imperio de Max Verstappen en Interlagos, territorio resistido por Red Bull durante mucho tiempo. El tricampeón controló cómodamente una ronda cambiante para algunos actores de la película de la Fórmula 1. Le acompañaron en el podio un Lando Norris cada vez más sólido y un inesperado Fernando Alonso que aprovechó al máximo una buena qualy y se llevó otro cajón de una segunda mitad de temporada larga para Aston Martin.

Todos los pilotos salieron con neumáticos blandos excepto Logan Sargeant con medios. Charles Leclerc trompeó de forma extraña por un problema hidráulico y quedó fuera de carrera en la vuelta de formación. Verstappen salió bien al frente y Lewis Hamilton y Norris superaron a unos lentos Aston Martin mientras por detrás llegaba el caos: Kevin Magnussen cerró el hueco muy por el interior y se empotró contra Nico Hülkenberg y Alex Albon, quedando el danés y el Williams también fuera de carrera.

Oscar Piastri y Daniel Ricciardo sufrieron daños en sus alerones traseros entre el lío y ambos entraron en sus garajes durante la media hora de bandera roja para reparar daños, siendo los dos doblados al dar el coche de seguridad una vuelta más. Alonso atacó a Hamilton en la resalida y le pasó de forma atrevida en la curva 3, situándose tercero y fugándose de un Mercedes que no tardó en acusar un sorprendente desgaste excesivo de gomas.

Norris se fue a por Verstappen y obligó al tricampeón a defenderse en la recta trasera, pero el piloto de Red Bull se escapó y tomó un par de segundos que ya le fue suficiente para contener al McLaren. Sergio Pérez entró en ataque para quitarse de encima a los dos Mercedes, aunque le costó con un Hamilton que defendió y taponó todo esfuerzo ajeno que pudo. George Russell se quejó amargamente por radio de la falta de ritmo de su compañero y ambos caían hacia abajo.

Esteban Ocon abrió la ventana de paradas muy pronto y los Mercedes debían entrar primero, haciéndolo en las vueltas 19 y 20 respectivamente. Pérez les cubrió en la 21 y Lance Stroll en la 23, saliendo el canadiense con ritmo para aproximarse a las deficiente Estrellas Plateadas. Yuki Tsunoda llegó a la zona de puntos y los Alpine alternaban estrategias para ascender en el apretado pelotón, del que se retiraron los dos Alfa Romeo por vicisitudes mecánicas.

Alonso cambió a gomas medias en la vuelta 26, entrando Sainz, Pierre Gasly y Tsunoda en la 27. Verstappen y Norris pararon al mismo tiempo en la 28 y el neerlandés mantuvo su margen al frente del Gran Premio. Pérez se iba comiendo la distancia respecto a Alonso en la lucha por el podio y por detrás Stroll pasó sin complicaciones a unos Hamilton y Russell perdidos por el excesivo gasto del caucho medio de Pirelli.

Sainz también relegó a los Mercedes, que se dejaron aún más terreno con los Alpine y un activo Tsunoda. Verstappen y Norris se alternaron giros rápidos en una parte media tranquila, mientras Alonso defendió su podio con uñas y dientes de un Pérez que no acabó de alcanzarle, Stroll vigilaba a Sainz desde la distancia y Ocon realizaba una tercera detención al empezar sus stints más pronto que nadie. 

Pérez, Hamilton y Gasly hicieron su segunda parada en la vuelta 47, cubriendo Alonso al mexicano de inmediato. Sainz y Stroll pararon en la 52 y 53, estirando Tsunoda con buenos medios hasta la 56. Los líderes iban aún más cómodos: Verstappen cambió en la 57 y Norris se dio el lujo de liderar y parar en la 59, a la vez que Mercedes ordenó a Russell abandonar la carrera con el coche alemán fuera de la zona de puntos.

Todas las distancias entre competidores eran superiores a los tres segundos, ninguna pelea más allá del podio entre Alonso y Pérez. El Red Bull atrapó al Aston Martin, que tomaba una línea más exterior en las curvas peraltadas para evitar que su rival les cogiese el rebufo en rectas. Pérez se aproximó y acabó adelantando a Alonso en el penúltimo giro, pero cuando parecía que lo tenía todo hecho defendió una trazada lejana en la primera curva y Alonso recuperó el podio con DRS en la recta trasera.

Verstappen ganó sin más dificultades su 17ª carrera de la temporada, seguido de Norris y un aplaudido Alonso. Pérez se quedó a 53 milésimas en la recta de meta, siguéndole Stroll, Sainz y Gasly. Hamilton finalizó en un lejano octavo lugar, cerrando el top 10 Tsunoda y Ocon. Sargeant rozó su segunda carrera en los puntos y por detrás acabaron Hülkenberg y los dos australianos condenados junto a seis abandonos de un GP movido en algunas partes de la parrilla.

Foto de Héctor Sagués

Héctor Sagués

Cargando...