William Byron, campeón de la Xfinity tras una pelea apoteósica con Elliott Sadler

 | 

El panorama de las carreras decisivas en NASCAR ha proseguido su mal hacer por segundo día consecutivo. La Xfinity Series se decidió en Homestead-Miami, trazado que apenas vio acción en la cita de Trucks del viernes y cuyo desarrollo no varió demasiado en la segunda categoría nacional. Solo tres cautions aparecieron en una ronda dominada por Cole Custer y en la que el campeón resultó ser William Byron tras una pelea de más de 100 vueltas con Elliott Sadler, en lo que fue una lucha generacional y con muchas alternativas entre los dos pilotos de Jr. Motorsports.

Cole Custer y Tyler Reddick plantearon la primera batalla por el liderato, por delante de un sorprendente Daniel Hemric que era el primero de los pilotos en lucha por el título. William Byron era sexto, con los otros dos Jr. Motorsports de Justin Allgaier y Elliott Sadler fuera del top 10. Custer adquirió una ventaja de tres segundos antes de la primera caution, causada por el trompo de J.J. Yeley. Reddick y Custer se intercambiaron la primera posición en varias ocasiones antes de que el de Stewart-Haas se recuperase se forma definitiva, tomando la cabeza de carrera de forma holgada de nuevo.

Ryan Preece, Sam Hornish Jr. y Ty Majeski eran algunos de los pilotos de la parte alta, todos ellos por delante de los candidatos al título sin ser nombres habituales en la categoría. Otros sorprendentes llegaban al top 5 después de poner neumáticos en la caution anterior. Custer ganó el primer segmento cómodamente, seguido de Reddick y los ascendentes Spencer Gallagher y Scott Lagasse Jr. con gomas frescas. Hemric y Sdaler eran séptimo y octavo, llegando a pelear en pista por la posición al frente del campeonato, con Byron llegando 12º y Allgaier 17º.

Reddick, Custer y Christopher Bell tuvieron la compañía de Hemric y Byron al comienzo del segundo segmento. Byron pasó al de Childress y heredó la primera posición en pista entre los candidatos al campeonato, cayendo Hemric aún más bajo cuando entró en boxes pocas vueltas después con problemas en la batería de su Chevrolet. La extensa parada de 12 giros por parte de Hemric garantizaba el título de Jr. Motorsports, cuyos tres pilotos estaban en el top 10. La pelea se centraba entre el joven Byron y el veterano Sadler, quinto y sexto en ese momento.

Bell reventó el motor de su Toyota cuando iba séptimo, a la vez que Byron y Sadler seguían con su propio e importante duelo, con el primero cerrando puertas al segundo a base de tomar la línea exterior cerca del muro. Custer, Hornish, Reddick y Preece eran los cuatro primeros en el segundo segmento. Byron mantuvo la quinta posición ante Sadler, con Allgaier noveno y descolgado en la primera mitad de carrera. El sol empezaba a caer y dejaba cerca unas condiciones nocturnas que podían cambiar la fisonomía del evento.

De nuevo Custer tomó el liderato, siendo Sadler el primer clasificado por el título después de una mejor parada en boxes. Byron tardó apenas dos vueltas en adelantar a su compañero de equipo y Allgaier ascendía del noveno al quinto puesto, ya con más prisa por alcanzar a sus rivales. Sadler logró adelantar a Byron tras presionarle 20 vueltas, aunque el futuro piloto de Hendrick le devolvió el adelantamiento en la vuelta siguiente. La estabilidad extrema en Homestead se mantuvo hasta que los pilotos pasaron por boxes.

Byron y Sadler entraron juntos y los mecánicos del #1 fueron ligeramente más rápidos que los del #9, permitiendo al de 42 años adelantar a su compañero de 19. Pero Byron rebasó a Sadler a falta de 52 vueltas en un 3-wide sorprendente cuando ambos intentaron quitarse de encima a Casey Mears, que no había parado. Siguieron los dos rivales generacionales juntos, mientras Allgaier caía a la décima posición y era doblado por un Custer autoritario que le sacaba 12 segundos a Hornish en cabeza de carrera.

Preece era tercero y se mantenía justo por delante de los candidatos al título, aunque ambos le fueron alcanzando en las vueltas. Sadler alcanzó al piloto de modifieds e intentó adelantarle por el complicado interior a falta de nueve giros para el final. La poca decisión de Sadler le hizo salir lento de la primera curva, permitiendo a Byron pasarle de forma definitiva. Sadler volvió a acercarse a su compañero y rival, que se distanció al adelantar a Preece a falta de cinco vueltas. Un impaciente Sadler chocó con Preece y dañó su coche, cayendo en la parte final después de una carrera muy disputada y encarándose con Preece en el pit lane.

Custer mantuvo su enorme ventaja y venció con 15 segundos sobre Hornish Jr. Byron llegó tercero y se proclamó campeón en su temporada de debut, culminando así un año excelente y justificando su ascenso a Hendrick, además de redimirse de la decepción del año pasado en la Truck Series. Sadler finalizó octavo, con daños sustanciales tras el toque final con Preece; Allgaier fue 12º y Hemric 34º en una carrera gris del primero y de prueba del segundo después de sus problemas mecánicos.

Resultados Ford Ecoboost 300

Posición Piloto Equipo Marca
1 Cole Custer Stewart-Haas Racing Ford
2 Sam Hornish Jr. Team Penske Ford
3 William Byron JR Motorsports Chevrolet
4 Tyler Reddick Chip Ganassi Racing Chevrolet
5 Ryan Preece Joe Gibbs Racing Toyota
6 Brennan Poole Chip Ganassi Racing Chevrolet
7 Matt Tifft Joe Gibbs Racing Toyota
8 Elliott Sadler JR Motorsports Chevrolet
9 Michael Annett JR Motorsports Chevrolet
10 Ty Majeski Roush Fenway Racing Ford
12 Justin Allgaier JR Motorsports Chevrolet
13 Brendan Gaughan Richard Childress Racing Chevrolet
20 Ryan Reed Roush Fenway Racing Ford
34 Daniel Hemric Richard Childress Racing Chevrolet

Lee a continuación: Christopher Bell se lleva el título de la Camping World Truck Series