Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
WRC
Logo Icon

4 MIN

Los pilotos del WRC buscan cómo evitar un parón de seis meses sin competir

Casi tres meses de parón desde aquel sábado por la noche en el que la superespecial de León ponía final a un atípico Rally de México. La prueba norteamericana acababa con notas amargas de rock clásico y con un Sébastien Ogier luciendo una media sonrisa de compromiso. Era tarde, estaban cansados y en su cabeza, lejos de pensar en el sabor del champán, estaba el pensamiento de volver lo antes posible a casa y además no haber llevado nada malo a una parte del planeta que en esos momentos únicamente sabía del coronavirus por los periódicos.

Más de tres meses sin competición que se convertirán en seis cuando lleguemos a la fecha en la que originalmente se encuentra programada el Rally de Turquía. Obviamente se necesitará un regreso paulatino a la actividad, razón por la cual el veto a los test terminará este mismo domingo cuando el reloj deje de marcar las 23 horas y 59 minutos para anunciarnos que ya estamos a lunes ocho de junio. Con los fabricantes discutiendo sobre la opción de que los equipos oficiales solo puedan realizar tres jornadas de pruebas antes de cada cita europea en este 2022 en lugar de los 42 días de test que tienen aprobados por temporada, los pilotos deberán buscarse una alternativa para mantenerse competitivos.

Han surgido en este punto distintas competiciones con el respaldo del WRC y de algunos de los principales actores del Mundial de Rallyes. La primera de ellas será este miso fin de semana, en Suecia, con la presencia estelar de nombres como Oliver Solberg (con su madre Pernilla de copiloto), Pontus Tidemand, Per-Gunnar Andersson, Emil Bergkvist o Mattias Ekström, el cual decidía sacar su Skoda Fabia R5 Evo después de que sus planes de competir en el Nacional sueco con dos unidades se hayan trastocado seriamente debido a la pandemia.

Este evento sin espectadores será retransmitido por la cadena nacional sueca SVT y posteriormente emitiendo WRC+ un resumen de una hora con toda la acción de un evento que será al más puro estilo de la carrera de campeones, con dos carreras clasificatorias iniciales en las que pasarán tres pilotos directamente a semifinales, mientras que el otro puesto se lo jugarán a una carrera uno contra uno entre los dos más lentos. El recorrido se establecerá muy cerca de Torsby y contará con el nombre de Rally Sweden Lockdown precisamente porque Glen Olsson, director del Rally de Suecia, se encuentra detrás de su organización.

Precisamente son los suecos los que más han acelerado ese regreso a la competición para las disciplinas de los rallyes y rallycross a pesar de tratarse de uno de los países del norte de Europa más afectados por el COVID-19. Con el World RX también retrasando su vuelta a la actividad, el RallyX Nordic ha reclamado protagonismo con el Rallycross Magic Weekend en Höljes, el cual entretendrá a todos los aficionados con una competición única que durará cuatro días, del 2 al 5 de julio, contando los resultados para la general como si se trataran de dos citas convencionales. Allí, Johan Kristoffersson volverá a ponerse el mono de trabajo para preparar su regreso al Mundial de RallyCross.

Regresando a los rallyes, la federación estonia de rallyes, junto a Dirtfish y Ott Tänak han preparado también un rally en Olepää, al sur de Tartu, con el que pretenden no solo atraer a los principales pilotos del WRC o poner en marcha la temporada del Nacional de Rallyes, sino también poner en práctica distintas medidas de seguridad y organizativas para que la disciplina de los tramos no se detenga completamente. El Rally Dirtfish ocupará de esta forma el hueco en el que debería haber estado el Rally de Finlandia, atrayendo a los pilotos nacionales e internacionales del 7 al 8 de agosto y siendo una buena forma de recuperar en parte el ritmo a través de las rapidísimas pistas forestales de Estonia y calmar un poco la desazón por haber perdido al 1.000 Lagos en este convulso año 2020.