CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WTCR

5 MIN

El WTCR coge ritmo con el regreso de Hyundai y el fin de semana 'casi perfecto' de Comtoyou

Iván Fernández | 12 Oct 2020
wtcr-2020-eslovaquia-2
wtcr-2020-eslovaquia-2

Eslovaquia marcaba la llegada al ecuador de la temporada del WTCR con la tercera de un calendario de seis pruebas, sin embargo, el interés informativo se centraba en esos momentos en conocer qué iba a pasar con los equipos que emplean el Hyundai i30 N TCR, después de que en Nürburgring decidieran retirarse al entender que no se estaba siendo recibiendo un trato justo desde la parte de la normativa técnica, permitiendo a otros equipos que no utilizaran la ECU estándar que se había implementado. Con algunas correcciones en cuanto a la potencia del modelo asiático, las series echaban de nuevo a andar en un fin de semana en el que de nuevo Hyundai volvía a estar en condiciones de pelear, pero donde el gran protagonista del fin de semana no fue otro que el equipo Comtoyou.

Ya en clasificación Nathanaël Berthon no dejó pasar la oportunidad de lograr la Pole Position después de una gran vuelta con su Audi RS 3 LMS TCR. Sería una sesión con muchos incidentes, con una salida contra las barreras de Attila Tassi que incluso obligaría a ondear la bandera roja. El piloto francés de Comtoyou partía de esta forma desde la primera plaza en la carrera inicial, consiguiendo aguantar la posición tras una primera vuelta en la que se produjeron muchas luchas por posición y en la que Lucas Engstler sería el primer abandono después de sufrir un contacto que dejaría al Hyundai del alemán fuera de carrera.

A partir de ahí, se formó un interesante grupo a espaldas de Berthon, todavía en condiciones de poco agarre después de las lluvias caídas durante la noche, con Gabriele Tarquini tratando de seguir el ritmo del Audi y con una intensa batalla en la que no estaba involucrado los Lynk&Co, coches que estuvieron desdibujados durante todo el fin de semana después de los ajustes realizados en el BoP. Con los dos primeros destacados, Jean-Karl Vernay comenzaría en Eslovaquia con un papel protagonista que lo acompañó durante las tres carreras, pescando en río revuelto y aprovechándose del enfrentamiento entre los dos compañeros de equipo y compatriotas, Girolami y Esteban Guerrieri.

Los dos argentinos perdieron una oportunidad de oro pasa obtener puntos muy importantes y esto llevó a que Néstor, el mejor colocado de los dos en la clasificación apuntará a que se encontraba muy molesto con su compañero. Mikel Azcona cruzó la meta en octava posición, justo por delante del líder de la Copa del Mundo, Yann Ehrlacher.

Tom Coronel vuelve a ganar cuatro años después:

Si la primera carrera había ido bien para la estructura de Comtoyou, la segunda iba a ir incluso mejor, después de que Tom Coronel consiguiera volver a subir a lo más alto del podio después de cerrar una sequía que ya duraba desde Marrakech en 2016. El piloto neerlandés tuvo una bonita batalla con Guerrieri, la cual terminó con el piloto de Honda yéndose largo a pocas vueltas de final, lo que abría la ventana de oportunidad a un Coronel que no la desaprovechaba, siendo posteriormente Gilles Magnus el que adelantaba en los últimos giros a Guerrieri y completaba el doblete para los Audi del departamento carreras-cliente de la firma de los cuatro aros.

Sin embargo, la noticia del fin de semana la pondría el brutal accidente que sufriría Girolami después de un contacto con el Alfa Romeo Giulietta TCR de Vernay. El argentino, que se encontraba defendiendo la posición, se movía por delante del francés, con un toque que hacía trompear al Civic Type-R e impactar de forma muy contundente contra las barreras, precisamente en el mismo punto en que Tassi había tenido el accidente en la clasificación.

El choque, que se produjo en la última vuelta, obligaría a Girolami a pasar por el hospital para ser sometido a los respectivos chequeos, mientras que Vernay pudo mantener la cuarta posición por delante de Mikel Azcona y de Nicky Catsburg. Ehrlacher conseguiría terminar octavo y arañar unos cuantos puntos más para tratar de proteger su primera posición en el campeonato.

El show de Mikel Azcona y el regreso de Hyundai:

Con Berthon partiendo desde la pole en la última carrera del fin de semana, quedaba por ver si el piloto galo conseguiría retener la primera plaza de forma tan contundente como lo hizo en la primera carrera. Sin embargo, los Hyundai estaban listos para regresar a las victorias, siendo Nicky Catsburg el encargado de ganar al volante del i30 N TCR después de aprovechar un toque entre Norbert Michelisz y Vernay en la segunda curva que hizo que el piloto húngaro se hundiera en la clasificación.

La acción estaría un poco más atrás, comenzando por el abandono de Gabriele Tarquini prácticamente nada más comenzar y la gran remontada que firmaba Mikel Azcona, el cual partía desde la 17ª posición de parrilla y llegaría prácticamente a contactar con el grupo de los cuatro primeros después de una salida meteórica y de un ritmo demoledor con el nuevo Cupra León Competición TCR que le llevó finalmente a ser quinto tras los Audi de Berthon y Magnus.

Azcona no pudo finalmente aprovechar las sanciones que se aplicaban a Vernay por sus accidentes en la carrera 2 y en la carrera 3, ya que el piloto de Mulsanne caía a la cuarta plaza en esta última tras recibir 5 segundos extras a su tiempo total de carrera, quedando justo por delante del piloto español. Sexto era Tom Coronel, el cual se ha metido de lleno en la lucha por el campeonato después de que Ehrlacher se quedase fuera de la zona de puntos en la última manga del fin de semana. La próxima parada será el fin de semana que viene en Hungaroring y el holandés ya está segundo de la general a 21 puntos del piloto de Lynk&Co.