CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

6 MIN

Yuji Ide y Floral Racing, ganadores de la Super Taikyu en Autopolis

Àlex Garcia | 4 Ago 2021
floralracingmclaren2021supertaikyuautopolis
floralracingmclaren2021supertaikyuautopolis

La vuelta al trabajo de la Super Taikyu el pasado fin de semana lo tuvo todo con lluvia torrencial, una interrupción, acción en pista, la descalificación del ganador inicial y la victoria de un nombre muy reconocible tanto dentro como fuera de Japón. El expiloto de Fórmula 1 (conocido más por su desastroso inicio de temporada 2006 y su subsecuente retirada de Superlicencia) Yuji Ide fue uno de los ganadores junto a Keita Sawa, Shintaro Kawabata y Teruhiko Hamano a bordo del McLaren 720S GT3 de Floral Racing. Todo esto llegó tras la descalificaciónn del Nissan GT-R GT3 de GTNET, que había cruzado la línea de meta en primera posición pero que no pasó las verificaciones técnicas al estar por debajo del peso estipulado. De esta forma retornó a la acción el certamen japonés de resistencia con su cuarta cita del año. Por delante queda una cita en Suzuka el mes de septiembre antes de terminar en Fuji en noviembre.

En una carrera que partía con la pole position del Porsche número 16 de Porsche Center Okazaki, la lluvia fue la primera protagonista. Toda la mañana había estado cayendo sobre el circuito de Autopolis, muy propenso a verse afectado en tales circunstancias por la niebla. Esta vez no fue excepción y tras solo dos vueltas de carrera, salía a pista el coche de seguridad. La carrera se reanudó en la vuelta 7 pero una vuelta después volvía a estar neutralizada... y esta vez el parón duró más de una hora. Con el cronómetro aún descontando de las cinco horas a las que estaba previsto el evento, la carrera se relanzó con 3 horas y 15 minutos por delante. Antes de la interrupción, el McLaren número 290 de Floral Racing había tomado la delantera, posición que mantuvieron hasta la vuelta 16. El Nissan número 81 de GTNET había parado durante el periodo de coche de seguridad, lo que les dio el liderato con las paradas de sus rivales. Poco a poco, el Nissan fue escapándose en cabeza del Aston Martin número 777 de D'Station Racing, segundo durante buena parte de la prueba, gracias a la diferencia de peso favorable al líder.

A causa del largo periodo de bandera roja, la habitual normativa que obliga a los equipos a poner a sus 'gentleman drivers' un mínimo de tiempo fue levantada puntualmente, permitiendo que la pelea se centrara en los pilotos profesionales. Con una estrategia más agresiva de parar una vez menos en boxes, el McLaren de Floral Racing tomó la segunda posición por delante del Aston Martin de D'Station, mientras por delante el Nissan de GTNET seguía sin oposición. Parecía que suya era la victoria con catorce segundos de ventaja pero el vehículo no pasó la inspección técnica por estar por debajo del peso estipulado, oficialmente. En realidad el problema fue que el peso no se había puesto adecuadamente en el coche. De esta forma, el McLaren número 290 de Floral Racing de Ide, Sawa, Kawabata y Hamano se llevó una inesperada victoria. La segunda posición fue para el Aston Martin número 777 de D'Station Racing en el que militan Tsubasa Kondo, Tomonobu Fujii y Satoshi Hoshino (estos dos últimos estarán en las 24 horas de Le Mans), mientras el tercer puesto acabó en manos del Nissan número 9 de MP Racing con Joe Shindo, Yusaku Shibata, Masami Kageyama y Keiichi Inoue.

Fuera de la categoría principal, en la siempre animada y concurrida ST-Z (hasta hace poco, no conseguía levantar el vuelo y a día de hoy es quizás la clase más exitosa), la victoria fue para el Aston Martin AMR Vantage número 47 de D'Station Racing pilotado por Tatsuya Hoshino, Manabu Orido, Takuro Shinohara y Kenji Hama, aunque solo Orido y Shinohara llegaron a pilotar. Para este equipo, es la primera victoria de la temporada aunque les permite ser líderes de la general. En la clasificación global de la carrera, fueron sextos. Justo detrás de los ganadores en ST-Z, el vencedor de ST-1 finalizó séptimo en la carrera. El KTM X-Bow GTX número 2 de Taiyou Iida, Hiroki Katoh, Kazuho Takahashi y Hiroki Yoshimoto ganó en su clase con una vuelta de ventaja.

Varios puestos más atrás, en duodécima posición en la carrera, encontramos al Toyota GR Supra de ROOKIE Racing, único participante en la peculiar clase ST-Q reservada para coches de producción fuera de homologación. Lógicamente, el coche número 28 de Naoya Gamou, Daisuke Toyoda, Kenta Yamashita y Yasuhiro Ogura se llevó la victoria. El siguiente vencedor, hay que encontrarlo en la clase ST-TCR en la que hubo una pelea cerrada por subirse al escalón más alto del podio. Al final, este honor recayó en el Honda Civic Type-R TCR de Honda Cars Okegawa, pilotado por Mitsuhiro Enndo, Shinji Nakano, Syun Koide y Kenta Harada, décimo terceros en la clasificación general de la carrera en Autopolis.

La clase ST-3 tuvo emoción hasta el final, con menos de un segundo y medio entre los dos primeros clasificados, con victoria parra el Lexus RC 350 número 39 del simracer Yusuke Tomibayashi, acompañado por Kazuya Oshima (no el piloto del Super GT) y Hirotaka Ishii, décimo sextos en la carrera. Mientras tanto, en ST-2 el coche vencedor fue vigésimo cuarto en la general, con tercer triunfo del año del Toyota GR Yaris número 225 de Kobe Toyopet Motorsports pilotado por los jóvenes Seita Nonaka, Hibiki Taira, Miki Onaga y Kengo Ichijo. En ST-4, el Toyota 86 número 310 de GR Garage Mito Inter pilotado por Sho Tsuboi, Shinya Hosokawa y Fuma Hori mandaron desde la pole position hasta la victoria.

Finalmente, la clase menor del certamen, ST-5, volvió a ofrecer un apretado final aunque en esta ocasión la victoria fue para el Mazda Roadster (MX-5) número 50 de Love Drive Racing pilotado por Koji Yamanishi, Yoshihito Shinoda y Hiroyuki Matsumura, con menos de tres segundos de ventaja sobre el segundo puesto. Por otra parte, mención especial para el Toyota Corolla Sport H2 Concept propulsado por un motor de hidrógeno. Tras su debut en las 24 horas de Fuji, el coche con el número 32 de ROOKIE Racing estuvo de vuelta en Autopolis con Takuto Iguchi, Masahiro Sasaki, Takamitsu Matsui y Akio Toyoda (presidente de Toyota, en pista bajo el apodo de "Morizo") al volante. El coche completó la carrera sin problemas y confirmó que estará en las dos restantes pruebas en lugar del GR Yaris con el que el equipo arrancó la temporada. La próxima carrera será una prueba de 5 horas en Suzuka el día 19 de septiembre.