Por qué deberías revisar el humo de tu diésel antes de pasar la ITV

Si existe un momento temido por muchos conductores, especialmente por aquellos con coches más antiguos, es el de acudir a la Inspección Técnica de Vehículos, más conocida por su acrónimo, como ITV. Y la situación más temida, sin duda, es que nuestro coche no supere las pruebas. Ahora bien, centrémonos ahora en los diésel, y en una de las pruebas que han de superar en las ITV, la de gases y opacidad. Y veamos por qué deberías revisar el humo de tu diésel antes de pasar la ITV y por qué esta práctica tan sencilla, y rápida, puede evitarte problemas.

Revisar el humo de tu diésel antes de pasar la ITV

Hay dos razones fundamentales para revisar el humo que genera nuestro diésel antes de acudir a la ITV. La primera, el poder anticipar si tendremos algún problema para superar la prueba de opacidad. La segunda, que el humo generado por nuestro diésel puede revelarnos que algún sistema anticontaminación no esté funcionando correctamente.

Como os decíamos, entre las pruebas que se realizan en la ITV, hay dos especialmente delicadas para un diésel, que tienen que ver con los gases, y con las que podemos anticipar problemas para superarlas simplemente observando el humo de nuestro diésel, la de opacidad, y la que verifica el funcionamiento de los sistemas anticontaminación.

El humo generado por nuestro diésel puede ser razón suficiente para no superar la ITV

Taller Itv Ruedas 0519 01

La prueba de gases en los diésel en la ITV

Dado que la prueba de gases que se practica sobre nuestros diésel en la ITV simplemente analiza el humo que emite por la salida del tubo de escape, si observamos que nuestro coche genera demasiado humo ya podremos anticipar que podríamos tener problemas para superar la prueba de opacidad en la ITV. Cuanto más humo genere, y más oscuro, más posibilidades habrá de que no superemos la prueba.

El humo que más ha de preocuparnos es el que persiste, después de que hayamos pasado un tiempo con el motor encendido, e incluso durante y después de haber circulado. El humo de nuestro coche permite también detectar averías. Una práctica muy recomendable, en todos los casos, es circular un tiempo antes de acudir a la ITV, incluso decenas de kilómetros, estirando las marchas para llevar el motor a un régimen de revoluciones alto y limpiar la carbonilla que podría dificultarnos superar la prueba.

Más información sobre la prueba de gases de la ITV en los diésel.

El humo de nuestro diésel, su color, su cantidad, y densidad, también puede permitirnos diagnosticar el mal funcionamiento de algún sistema anticontaminación que, a la postre, también podría costarnos fracasar en la ITV

Taller Itv Ecu Motor Bateria 0519 01

Los sistemas anticontaminación de los diésel

Como os decíamos, el humo puede permitirnos diagnosticar algunas averías en nuestro coche, también en los sistemas anticontaminación. El humo negro, por ejemplo, podría indicarnos que no está funcionando correctamente el filtro de partículas o la EGR, aunque también otras averías, como inyectores sucios.

En el caso de los diésel con homologación Euro V o Euro VI - generalmente los matriculados a partir de 2011 - la ITV revisa los sistemas anticontaminación de los diésel por el puerto OBD. Conectándose a la centralita de tu coche, se puede saber si los sistemas anticontaminación, como filtros de partículas, recirculación de gases (EGR), SCR y AdBlue, funcionan correctamente. De manera que pueden identificarse averías y, sobre todo, que hayamos anulado ilegalmente alguno de estos sistemas.

Lee a continuación: ¿Cuál es la multa por saltarte un semáforo en rojo? ¿Perderé puntos de mi carnet de conducir?

Ver todos los comentarios 1
  • Daniel Vazquez Rueda

    Y otro artículo más del experto en mecánica!!! Todo el artículo con palabrería de relleno. Zapatero a tus zapatos