Todo sobre los radares Pegasus de la DGT: cómo funciona y multa los excesos de velocidad

Pegasus Dgt Helicoptero Radares

Hubo un tiempo en que resultaba relativamente sencillo identificar los radares de la Dirección General de Tráfico, en que un coche parado en el arcén, o un sedán oscuro, podían hacernos sospechar. Con el tiempo, los medios técnicos de los agentes de tráfico han mejorado significativamente y también su capacidad para pasar desapercibidos. A los radares fijos se han unido los radares de tramo y también han llegado radares compactos, fáciles de ocultar, que ya no resulta sencillo identificar. Entre los más temidos, sin duda, están los radares Pegasus de la DGT. Ahora bien, veamos cómo funciona y cómo multa los excesos de velocidad.

¿Qué son los radares Pegasus?

Pegasus no es en realidad un tipo de radar, ni tan siquiera un tipo de helicóptero. Pegasus es una tecnología, un sistema integrado de control de carreteras, que por supuesto incluye radares. Se trata de una tecnología que fue desarrollada en el ámbito militar y que ahora se ha adaptado para su aplicación en el campo civil, integrando diferentes sistemas que facilitan el control de las carreteras desde un medio aéreo, desde la flota de helicópteros de la Dirección General de Tráfico.

Esta tecnología lleva empleándose desde 2013 y, además de radares, Pegasus incorpora cámaras de gran resolución y objetivos de gran alcance, con los que no solo persigue excesos de velocidad, sino también otras infracciones habituales.

Pegasus no es un radar, ni tan siquiera un helicóptero, sino una tecnología que fue desarrollada en el campo militar y que ahora se aplica en el control de las carreteras por parte de los agentes de Tráfico

Radar 4

Cómo funciona el radar de Pegasus

Como os decíamos, Pegasus equipa dos cámaras L3-Wescam, una panorámica con la que se sigue al vehículo y otra que, con un teleobjetivo, enfoca la matrícula, para que un sistema de reconocimiento de imágenes sea capaz de leerla. En cuanto al radar de Pegasus, un telémetro láser es el que se encarga de calcular la distancia exacta entre el helicóptero y el vehículo. Tomando diferentes mediciones, una cada tres segundos, de su distancia, y su posición, la tecnología de Pegasus es capaz de calcular la velocidad a la que se mueve un vehículo, con un margen de error muy pequeño, y en un rango entre 80 y 360 km/h.

Evidentemente, la vigilancia aérea facilita el control de muchos kilómetros de carretera, en muy poco tiempo. También facilita identificar infracciones de tráfico fuera del alcance visual del conductor. Pegasus es efectivo a una altura de hasta 1.000 pies, unos 300 metros, y a una distancia de un kilómetro del vehículo controlado.

Pegasus equipa cámaras y no exactamente un radar, sino un telémetro láser que calcula la posición exacta de los vehículos, con todo ello es capaz de calcular la velocidad de un automóvil, captar su cámara, y tomar imágenes de alta resolución del conductor y los pasajeros

Ejemplo de las imágenes que capta Pegasus y cómo funciona, como si de un auténtico radar se tratara, calculando la velocidad a la que circula el vehículo para identificar un exceso de velocidad.

¿Dónde opera Pegasus? ¿Cómo puede un conductor detectarlo?

La Dirección General de Tráfico cuenta con helicópteros en todo el territorio nacional, no solo en la Península. Cualquiera de sus helicópteros puede estar equipado con esta tecnología. El gran problema, como os decíamos, es que no siempre es fácil identificar a Pegasus, puesto que puede estar controlando la carretera a cientos de metros de distancia y altura.

Dado que el objetivo más importante de los radares de tráfico ha de ser el de disuadir de cometer excesos de velocidad, la DGT suele advertir la presencia de Pegasus y sus radares camuflados en los paneles de mensaje que hay instalados en las carreteras, con una advertencia en la que aparece el pictograma de un helicóptero y el mensaje "Control Móvil Velocidad". Pero es importante que tengamos en cuenta dos aspectos. El primero, que la aparición de este mensaje no asegura que nos vayamos a encontrar con Pegasus, puesto que suele abarcar tramos muy amplios. El segundo, que aunque no veamos ningún mensaje en los paneles luminosos de las carreteras Pegasus puede estar controlándola.

Además de contar con radares, Pegasus es capaz de identificar otras infracciones, como el no uso del cinturón, utilizar el móvil conduciendo, adelantamientos prohibidos, no respetar la distancia de seguridad, conducción temeraria...

Pegasus Radares Dgt Panel Luminoso

Pegasus es algo más que radares y excesos de velocidad

Pegasus opera en carreteras, pero no solo en autovías y autopistas, también suele emplearse para el control de la red secundaria de carreteras, en nacionales e incluso autonómicas.

Por otro lado, Pegasus no solo cuenta con radares para perseguir los excesos de velocidad. Su capacidad para controlar muchos kilómetros de carretera en poco tiempo, y la precisión y resolución de sus sistemas de cámaras, permiten que Pegasus sea capaz de identificar otras infracciones, como hablar por el móvil mientras conducimos, no llevar puesto el cinturón de seguridad, cambios de carril y adelantamientos peligrosos y prohibidos, no respetar la distancia de seguridad, conducción temeraria, y un largo etcétera.

Pegasus Radares Dgt Helicoptero 2

Más artículos sobre radares de la DGT

- Todo sobre los radares de tramo de la DGT: qué son, cómo funcionan, dónde están
- Posición de los nuevos radares de la DGT de 2019
- Así es la estafa de la multa del radar
- La DGT y el phising: la estafa de la multa de radar
- Así son las multas por exceso de velocidad en autovía

Ver todos los comentarios 2
  • Danny Garcia Barrantes

    ahi ahi es muxo mas importante que alguien que tiene que ir a 120 y va a 132 sea multado que las violaciones y robos y asesinatos k hay por aki porque a esa gente no se les puede multar 👍👍💪💪💪

  • javi

    Yo con mi bugatti no tengo problema, pues el radar tiene un rango de detección inferior