CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos

3 MIN

El destino de las baterías cuando dejan de ser útiles para el coche eléctrico

David Villarreal | @davidvillarreal | 24 Ene 2022
Audi Pack De Baterias
Audi Pack De Baterias

¿Qué sucede con las baterías cuando dejan de ser útiles para el coche eléctrico?

La preocupación por dar una segunda vía a las baterías empleadas por el coche eléctrico no es baladí. La producción de baterías requiere de una cantidad de energía y de materia prima costosa, difícil de obtener. Por no hablar del coste medioambiental de una gestión inadecuada de los residuos. De ahí que sea imprescindible planificar qué sucederá con los packs de baterías y con las celdas que lo conforman, cuando dejen de ser útiles para un coche eléctrico.

Audi nos muestra un proyecto que, sin ser una solución en sí misma, para dar salida a las baterías de todos sus coches eléctricos, sí es un buen ejemplo de las posibilidades que brinda el reciclaje de baterías.

Baterías de coches eléctricos en una planta hidroeléctrica

Tal y como nos cuenta Audi estos días, la compañía alemana está llevando a cabo, junto con la energética RWE, un proyecto para explorar las posibilidades del empleo de packs de baterías otrora utilizados en coches eléctricos para el almacenamiento temporal de energía en instalaciones de generación.

Audi y RWE han puesto en marcha una instalación de almacenamiento de energía de 4,5 MWh, 60 packs de baterías procedentes de los Audi e-tron empleados en las pruebas de desarrollo. Los packs de baterías dispondrían aún de una capacidad de carga del 80% y, según Audi, podrían llegar a ser útiles para aplicaciones de almacenamiento energético durante un período que podría prolongarse hasta los 10 años.

La instalación de almacenamiento de energía de Audi y RWE se ha situado en una planta hidroeléctrica junto al lago Hengstey. En octubre se finalizó la instalación de baterías, en una nave de 160 m2, suponiendo una masa de 42 toneladas. En noviembre se instaló la red que une las baterías y pronto comenzarán a trabajar para apoyar a la red de generación, concretamente en el mantenimiento de frecuencia.

El reto del almacenamiento de energía y el reciclaje de baterías

El proyecto de Audi, en cualquier caso, es tremendamente esclarecedor al respecto de la complejidad que entraña el almacenamiento de energía a gran escala y de las dificultades que se encontrarán por el camino a la hora de buscar una segunda vida para las baterías. Audi vendió 81.894 coches eléctricos en 2021 que, simplificándolo mucho, requerirían de más de 1.300 instalaciones como la de RWE para dar una segunda vida a sus baterías. Aunque no hemos de olvidarnos de que esto, en cualquier caso, es un proyecto piloto y que precisamente son estos proyectos los que deben servir para explorar las posibilidades de escalado.

Y cientos de miles de instalaciones como esta para dar una segunda vida a las baterías de los eléctricos que esperan producir en los próximos años. Audi espera vender más de 3 millones de coches al año en 2030, de los cuales una mayoría serán coches eléctricos, si nos atenemos a que a partir de 2026 solo lanzarán productos - globales - que sean completamente eléctricos y que irán eliminando progresivamente la combustión interna en 2033.

Por otro lado, el almacenamiento de energía a gran escala que se vislumbra como una alternativa adecuada para la reutilización de las baterías ya vemos que no es viable para garantizar el suministro ininterrumpido y prolongado de poblaciones o industrias. Sino que podría aplicarse puntualmente, en situaciones de emergencia; para dar estabilidad a la red, como es el caso del proyecto de RWE, que se empleará en el mantenimiento de frecuencia; o para apoyar a los sistemas eléctricos de industrias y plantas de generación.