CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

4 MIN

¿Quién tiene la culpa en un accidente en una rotonda?

Iván Fernández | @fernischumi | 7 Ene 2020
Quien Tiene La Culpa Accidente Rotonda 1
Quien Tiene La Culpa Accidente Rotonda 1

Aunque una rotonda suele ser una respuesta sencilla a un problema urbanístico o de tráfico, suele significar muchos quebraderos de cabeza para todos aquellos que no saben circular a través de la misma, especialmente a la hora de tener que circular dentro de ellas. Ahora bien, ¿quién tiene la culpa en un accidente en una rotonda?

¿Qué es una rotonda?

Aunque la teoría dice que debemos elegir qué carril dependiendo la salida que debemos tomar, lo cierto es que la normativa de tráfico nos apunta a que a la hora de utilizar el interior debe adecuarnos a las condiciones del tráfico, por lo que lo normal es circular por el exterior, pero en el caso de que no tomemos la primera o la segunda salida y que haya otros vehículos ya dentro de la rotonda, podremos elegir el carril interior para agilizar la circulación, siempre adelantando nuestra salida de la misma y sin cruzar carriles.

Esto implica a que la norma no-escrita de que si tenemos que salir por la tercera o cuarta salida en una intersección en ángulo recto debemos rodar en el carril interior no es tal y como dicta la creencia popular. Cada caso deberá sin embargo, valorarse en función de las condiciones de cada situación siempre teniendo en cuenta que: debemos respetar la prioridad de los que ya están circulando en el interior de la rotonda, estamos obligados a señalizar con los intermitentes nuestros movimientos (respetando a su vez la prioridad del vehículo que ya se encuentre en dicho carril) y no podemos cruzar carriles para tomar la salida.

¿Cómo no circular en una rotonda?

Hay dos ejemplos claros de cómo no circular en una rotonda, marcado especialmente por aquellos que se encuentran circulando en el carril interior y directamente se dirigen a la salida elegida sin respetar la preferencia del vehículo que se encuentra rodando por el carril exterior y cruzándose en su trayectoria, lo que supone una situación de peligro en la que de haber una colisión será el vehículo del interior el que tenga toda la responsabilidad del accidente.

En Portugal, hay una ley de tráfico que multa con hasta 300 euros a aquellos conductores que se encuentran circulando por el carril exterior y no toman la primera o la segunda salida. En España, aunque no hay una normativa específica para ello, se establece que siempre debemos circular por el carril derecho, salvo que las circunstancias exijan que utilicemos el carril izquierdo, y circular por el carril más cercano a la salida que hemos de tomar. Hacer mal una rotonda lleva aparejada una multa de 200 euros, por incumplir el artículo 74 del Reglamento General de Circulación en España.

¿Quién tiene la culpa de un accidente en una rotonda?

El carril interior puede y debe utilizarse para adecuarse a la circulación, por ejemplo, para evitar un atasco que se haya producido en el carril exterior por la congestión de la primera salida, si esta no fuera la nuestra, o para facilitar la incorporación a la glorieta de vehículos que estén esperando también en ese lado derecho. Por supuesto, respetando la prioridad de los conductores del carril al que nos vayamos a incorporar y señalizando convenientemente la maniobra.

Considerando que tienes que adecuarte a la circulación y que prevalece el hecho de que debas circular por la derecha, el tráfico presente en la rotonda también puede ser razón suficiente para escoger el carril interior si vamos a tomar la última salida. Por si fuera poco, tenemos que tener en cuenta que antes de entrar en una rotonda, el conductor que se encuentre ya dentro de ella tiene prioridad absoluta salvo con vehículos prioritarios como ambulancias, policías o bomberos o cuando un pelotón de ciclistas esté ya dentro de la misma con el primero de sus integrantes. Aun así, debemos tener en cuenta que la mitad de accidentes se producen por colisión trasera cuando estamos parados esperando para acceder a la rotonda, por lo que no está de más en tener también una percepción de lo que pasa a nuestras espaldas.

Nuestras guías y consejos:

* ¿Qué multa te puede caer por hacer mal una rotonda? * Por qué chirrían y chillan los frenos de mi coche * 10 modificaciones baratas con las que mejorar las prestaciones de tu coche * Cómo poner a punto un coche en 10 pasos