comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor

7 MIN

¿Debo mandar mi viejo coche al desguace? Antes, deberías leer este artículo

Opel Corsa Generaciones 0919 03

Estoy seguro de que muchos habéis estado en la tesitura que abordamos en este artículo. Sois propietarios - o es para un amigo, como queráis - de un coche muy entrado en años y/o kilómetros. Un coche superado a nivel técnico, a nivel de seguridad y a nivel de practicidad por los coches modernos. Un coche que de vez en cuando se avería, un coche que requiere "estar encima" de él. Uno de esos coches de los que en reuniones familiar sueles escuchar la frase "deberías enviarlo al desguace". Antes de hacerlo, deberías leer este artículo.

¿Realmente es tu coche tan caro de mantener?

En conversaciones con amigos o conocidos, he escuchado habitualmente quejas acerca del estado de sus coches. Son coches que suelen desarrollar ciertas averías de forma periódica. En general, estas averías no son de gran calado, y son perfectamente achacables no solo a la edad del vehículo y su desgaste, si no a su mantenimiento. Es normal que en un coche con 300.000 km pueda dejar de funcionar el cierre centralizado o desarrolle pérdidas de aceite. Este tipo de averías no son graves, y no deberían afectar al correcto funcionamiento del vehículo.

No deben confundirse averías con el mantenimiento habitual o el reemplazo de elementos de desgaste.

Hay ciertas averías, que en verdad, son causa del desgaste del coche y no deberían ser consideradas averías, si no mantenimiento. Reemplazar un embrague, bujías, inyectores, frenos o amortiguadores no es una avería, es considerado reemplazo de piezas "consumibles". Consumibles caros, pero consumibles al fin y al cabo. Es por ello que debemos tener muy claro que un coche entrado en años y kilómetros es un coche que nos va a "pedir" de forma más frecuente que lo hace un coche moderno. Es un coche que nos obliga a un desembolso más o menos constante de dinero.

En muchas ocasiones, los coches que valoramos mandar al desguace son coches mucho más sencillos y "honestos" que un coche moderno. Predico con el ejemplo, y os hablo de mi viejo Citroën Xsara 1.9 diésel. Durante los dos años que estuvo conmigo hubo que invertir dinero en mantenerlo en funcionamiento, y se le estropearon elementos como el vaso de expansión del anticongelante, e incluso la bomba inyectora desarrolló una pequeña pérdida de gasóleo. Su cierre centralizado no funcionaba, tenía muchas holguras en su tren de rodaje y sonaba como un tractor.

Los coches modernos tienen complejos sistemas anticontaminación y elementos mecánicos cuyo potencial desgaste y sustitución comportan facturas muy superiores.

En retrospectiva, su mantenimiento y averías tuvieron un coste ridículo. Un coste ridículo en comparación con las averías y el mantenimiento de mi actual coche, un Saab 9-3 del año 2006 con motor 1.9 TiD de origen Opel. Mi actual coche es mas cómodo, más práctico y más rápido, pero también ha requerido el cambio de un embrague con volante bimasa, dos inyectores y el FAP. Elementos de desgaste cuyo coste ha sido dos o tres veces el de los elementos correspondientes en el Xsara. El aceite, los consumibles, las piezas... todo era más barato en el Xsara.

Un Xsara donde siquiera tenía que preocuparme de inyectores piezoeléctricos de 250 euros la unidad o filtro de partículas de 500 euros, por el mero hecho de que no los llevaba. ¿Es tan caro mantener un sencillo coche viejo? En mi experiencia, y teniendo en cuenta posibles averías, elementos de desgaste y la mayor atención que requiere un coche viejo, no. Por supuesto, un coche nuevo con pocos kilómetros no va a dar estos problemas, pero el mantenimiento y desgaste de un coche moderno siempre será más caro. Tenlo muy presente.

¿Tienes dinero suficiente para comprarte un coche nuevo o de segunda mano?

¿Y si mi coche tiene una avería grave?

Ahora, la situación cambia si en vez de averías derivadas del desgaste, nuestro coche desarrolla una avería grave y cara. Por ejemplo, si nuestro coche ha partido la correa de distribución - con el consiguiente destrozo interno del motor - o ha empezado a mezclar agua con refrigerante, evidenciando problemas de culata. En esa situación, debemos pasar a los siguientes puntos del artículo.

¿Superan las ayudas al achatarramiento el valor del coche? ¿Y su precio en el mercado de segunda mano?

Imaginad que nuestro viejo SEAT Ibiza de hace 17 años tiene una avería de culata cuyo coste serán 1.200 euros. Cuando esté reparado, el coche seguirá teniendo 350.000 km, seguirá teniendo todas sus holguras y seguirá siendo un coche viejo cuyo valor en el mercado de segunda mano apenas supera los 600 euros. Sin embargo, en estos momentos, el Gobierno ofrece ayudas de hasta 5.500 euros si achatarramos nuestro coche. Esos 5.500 euros solo aplican a la compra de un eléctrico, e implican que nuestra renta familiar sea de menos de 1.500 euros mensuales.

Si el precio del coche en el mercado de segunda mano supera el de las ayudas al achatarramiento, no lo mandes al desguace.

De forma más realista, las ayudas a la compra de un coche eficiente con etiqueta C de la DGT pueden ser de 400 a 800 euros, con una aportación equivalente por parte del concesionario. Si tenemos capacidad económica suficiente para comprar un coche nuevo, y estaba en nuestros planes, tiene todo el sentido que achatarres tu viejo coche. Ahora bien, si no estabas pensando en comprarte un coche nuevo, y tienes que comprarte de nuevo un coche de segunda mano, es momento de pasar al último apartado de este artículo.

Valora cuidadosamente el servicio que el coche aún te da

La decisión de reparar tu viejo coche averiado, o de "darle matarile" a causa de un goteo constante de averías, depende de ti en última instancia. Más allá de la lógica económica que puedas encontrar y tu situación personal, debes evaluar el servicio que ese coche te está prestando. Si ese coche es tu clásico mimado, por mucho esfuerzo que haya que hacer, no mandarás tu coche al desguace. Si tienes una vieja furgoneta que hace las veces de coche de diario y vehículo recreacional camperizado, posiblemente la respuesta sea la misma.

No todo son cifras puras y duras. Un coche son emociones vividas y por vivir.

Si es un coche que tenías en el pueblo, para moverte por los campos cuando vas de visita, posiblemente lo mejor sea mandarlo al desguace. Si es un coche que te aporta algo valioso en tu día a día, o que te resulta clave, de una manera u otra, tú debes juzgar si el reemplazo de ese coche va a poder hacer la misma función - y cuánto te costará ese reemplazo.