CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

6 MIN

¿Quieres pasar la ITV a la primera? Te contamos los mejores trucos para evitar una ITV negativa

José Luis Gómez | @jlgomez1995 | 13 Feb 2021
Taller Inspeccion Accidente Itv
Taller Inspeccion Accidente Itv

Para todos los conductores que tenemos un coche entrado en años existe un día al año que tenemos una cita ineludible. Se trata de la inspección de la ITV, y no siempre es un trámite al que acudamos con plena certeza de superarlo, sobre todo si ese coche entrado en años posee una mecánica diésel más propensa a no pasar la prueba de gases. No obstante, si antes de acudir pones en práctica los diferentes trucos o consejos que te hemos ido contando no tendrás nada que temer y superarás ese examen con nota. ¡Te los recordamos!

La prueba de gases, la más temida por todos

Sin duda alguna, el ejercicio más difícil y temido por todos los conductores de ese examen es el de la prueba de gases, en parte porque es un poco un salto de fe, pues con nuestros medios no tenemos forma alguna de saber cómo de bien preparados acudimos. Así pues, independientemente de la mecánica que se esconda bajo el capó de tu coche, el mejor consejo de todos pasa por entrar a la línea de inspección con el coche a temperatura de servicio, a la cual todos los dispositivos anticontaminación, como el filtro de partículas o el catalizador, estarán trabajando en su rango más eficaz. Asimismo, en el camino hacia la revisión, dale un par de alegrías al motor estirando las marchas (siempre y cuando la aguja del refrigerante marque los 90 °C), y circula durante unos 10 minutos a altas revoluciones. De esta forma lograrás expulsar parte de la carbonilla que se queda adherida en componentes como la válvula EGR o iniciar una regeneración pasiva del FAP.

Realiza tú mismo una pequeña inspección pre-ITV

A partir ahí, otro buen consejo es que dediques una media hora a tu coche y le realices una pequeña inspección pre-ITV por ti mismo, pues los defectos más comunes en la ITV suelen ser evidentes a simple vista, y no hace falte tener grandes conocimientos de mecánica para detectarlos. ¿Sabías que el 27,5 % de esos defectos están relacionados con el sistema de alumbrado? Así pues, revisa que todas las luces de tu coche funcionan correctamente, que la profundidad mínima de los neumáticos cumple el mínimo legal de 1,6 mm (se recomienda 3 mm) ni presentan anomalías como rajas, es algo inmediato, como también lo es comprobar los niveles del coche o que todos los cinturones abrochan y se bloquean correctamente.

Realizar unas pequeñas comprobaciones por ti mismo es algo rápido y sencillo, y te puede evitar cualquier posible defecto y segundas ITV.

Si ya eres un poco más manitas o tienes algunos conocimientos, puedes hacer una revisión rápida al sistema de suspensión y dirección, otro de los que más defectos acumula. Primero, con el coche estacionado, ve apoyándote en sus esquinas, de forma que al liberar tu peso sobre él recupere su estado inicial en un movimiento de ascenso y descenso, y no oscile repetidamente, caso que indica un mal estado de los amortiguadores, como también lo es que en su vástago observes la presencia de aceite. A continuación, gira las ruedas a tope, y agáchate para comprobar que el estado de las rótulas, el guardapolvos del palier (si es tracción delantera o total) y de los silentblocks en general: no debe haber restos de grasa, ni estar las gomas rajadas o cuarteadas. Lo mismo podríamos aplicar al tren trasero, pero sin un elevador es difícil de revisar.

Finalmente, un rápido vistazo al sistema de frenado, el cual representa el 12 % de los defectos detectados, comprobando, sobre todo, que la tensión del freno mano es la adecuada: no es necesario tensarlo en exceso y mantiene dicha tensión, así como la capacidad de inmovilizar el vehículo.

El "truco" infalible: dejar la ITV en manos de tu mecánico

Evidentemente, si acudes a un profesional para realizar una inspección pre-ITV, e incluso acude él mismo a pasarla, te asegurarás el aprobado, puesto que ese mecánico sabe perfectamente todos los dispositivos y elementos que debe revisar, además de disponer de herramientas adecuadas, como un medidor de gases. No obstante, debemos tener presente que esa revisión supondrá como mínimo una hora de trabajo (aproximadamente unos 40 - 50 €), más otros tantos por acudir la ITV, sin olvidar las tasas de la misma.

Acudir a un profesional para pasar la ITV tiene un coste, pero a cambio, el "aprobado" final está garantizado.

Guías sobre la ITV en Diariomotor:

- ¡Ahorra disgustos en la ITV! Cinco elementos de tu coche que tú mismo puedes revisar antes de la inspección - Los 4 mandamientos que conseguirán que tu coche diésel apruebe la ITV - 7 puntos esenciales a revisar para superar (con nota) la ITV - Cómo es la prueba de gases y opacidad de la ITV para coches diésel: desmontando mitos - El mejor truco para que tu coche diésel pase la prueba de gases en la ITV es gratis - Neumáticos e ITV: todo lo que debes saber para superar la inspección - ¿Cuáles son los defectos más frecuentes en la ITV y cómo evitarlos? - Cómo evitar una ITV desfavorable por el freno de mano de tu coche