comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor

6 MIN

Guía para comprar una moto de segunda mano con éxito

Bmw R Nine T Hookie Co Dm 6

En Diariomotor estamos muy volcados con la compra de coches de segunda mano, y es por eso que contamos con un amplio repertorio de artículos con esta temática, desde guías para comprar un coche con más de diez años, hasta cómo detectar si los kilómetros son reales, pasando por otros en los que argumentamos las ventajas de comprar un coche con muchos kilómetros.

Pues bien, ahora le toca el turno a las dos ruedas, siendo esta vía una gran forma de acceder a tu primera moto para el A2, bien sea pura o limitándola para ese carnet. Así pues, repasamos los principales puntos que debes tener en cuenta para comprar una moto de segunda mano, desde su documentación hasta su aspecto, así como algunas consideraciones generales.

1. Documentación y modificaciones

Como en cualquier tipo de vehículo, lo más importante es que cuente con la documentación en regla, es decir, que no pese sobre ella ningún tipo de carga y tenga todos los impuestos pagados. Para ello, lo mejor de todo es gastar 8,50 € y pedir un informe completo del vehículo a la DGT donde podrás ver si la puedes transferir a tu nombre, el historial de ITV con las diferentes lecturas de kilometraje anotadas y si posee cualquier tipo de carga.

A partir de ahí, un punto clave en el mundo de la dos ruedas es el de la ITV y las modificaciones, algo que no suele ser tan usual en los coches. Así pues, en primer lugar intenta buscar una moto de serie sin modificaciones, salvo que acudas a un especialista para adquirir una montura personalizada, entonces, adelante. En caso de no estar esa moto de stock cerciórate que todo el recambio instalado está homologado (si no es así, que te entreguen el original), y que si las modificaciones lo requieren, como por ejemplo, un subchasis trasero recortado o un tren delantero diferente, cuenta con su correspondiente Proyecto Técnico firmado por un ingeniero y están recogidas en ficha. Como pequeño inciso, si la moto que compras está limitada para el A2 comprueba que esa limitación “esté en papeles”, y en caso de ser física, esté el precinto intacto.

Si compras una moto con modificaciones, comprueba concienzudamente que está todo homologado y en orden.

De lo contrario podrías tener un problema, ya que para homologar cualquier modificación, además de ese proyecto, necesitarás un Certificado de Taller que es expedido por el profesional que ha instalado esos componentes, el cual debe estar inscrito en el registro de industria de tu comunidad, y normalmente (con toda la razón) los talleres son reticentes a facilitar ese documento si no son ellos quienes han realizado la modificación.

Igualmente, dentro de lo posible no compres una moto que no disponga de la ITV en vigor, si bien es cierto que no garantiza que su estado sea el óptimo, sí que al menos aporta un mínimo de seguridad. Diferente es que quieras embarcarte en un proyecto de restauración o similar.

Para terminar este apartado de documentación, que cuente con un buen historial de mantenimiento siempre es algo de agradecer, ya sean las facturas de talleres de terceros o incluso las de haber comprado los diferentes recambios si el anterior propietario los realizaba él mismo, algo más común en este mundillo.

2. Inspección visual

En un primer vistazo en busca de signos de una caída deberías fijarte en elementos como el carenado, el escape, el manillar o las propias manetas, aunque son otros los que te delatarán si de verdad ha presentado un golpe, ya que suelen caer en el olvido, como los estribos y soportes, las botellas y soportes de la horquilla o las tapas del motor. De hecho, cuan profunda sea la rascada en la tapa del motor indicará si fue una caída tonta o un accidente de mayor envergadura.

Un vistazo al desgaste de los neumáticos te ayudará a saber qué tipo de conducción ha tenido, ya que un mayor desgaste en la zona de los hombros indica que se ha usado de forma más deportiva, lo cual no nada malo en absoluto, salvo que el propietario te diga que la utiliza para ir a trabajar tranquilamente. Finalmente, comprobar elementos de desgaste como los discos y pastillas de freno no es mala idea, que no suden los retenes de las botellas, ni estas presenten arañazos, así como que la iluminación, los intermitentes… funcionen adecuadamente.

3. Prueba dinámica

Si es posible arranca la moto en frío para ver qué tal va en esas condiciones. A partir de ahí, presta atención a cualquier sonido extraño y súbete para dar una pequeña vuelta. Durante ese paseo comprueba que al frenar la moto no se va para ningún lado, el manillar no está torcido o todas las marchas engranan adecuadamente, tanto bajando como subiendo. Igualmente, acelera de forma sostenida desde bajas vueltas para ver que no haya ningún extraño a la hora de entregar la potencia por parte del motor.

4. Otros aspectos

Para terminar esta pequeña guía me gustaría realizar algunos apuntes finales. Entre ellos, es recomendable evitar las llamadas “marcas chinas” de motos, algo muy común entre los modelos de pequeña cilindrada, y apuestes por firmas reconocidas, sean de alta gama o más comunes. Esto es así porque en caso de necesitar cualquier recambio, por ejemplo, un estribo que se rompa en una caída o un faro, te será muy complicado localizarlo, sobre todo si la unidad que estás barajando está entrada en años.

Asimismo, una pequeña conversación con su propietario te llevará a intuir la razón por la que realmente vende su motocicleta y el uso/trato que ha tenido, pues el tópico de “la vendo porque soy padre y sólo la cojo los domingos para ir a por el pan” está muy explotado. Así, si tras arrancarla le da acelerones en frío o no te cuadra algo en su discurso quizá es mejor idea buscar otra unidad.

Más guías sobre motos en Diariomotor:

- Cómo elegir con éxito tu primer casco para montar en moto - Cómo elegir tu primera moto para el carnet A2 - Cómo limitar tu moto para el carnet A2: todo lo que debes saber - ¿Qué motos puedes conducir con el carnet de coche? - ¿Puedo llevar a un niño en moto? ¿Qué dice la DGT al respecto? ¿Cuál es la multa por hacerlo? - Todo lo que debes saber sobre el carnet A2, para motos de hasta 47 CV (35 kW) - ¿Cuándo tiene que pasar mi moto la ITV? - ¿Puedo aparcar mi moto en la acera? Esto es lo que dice el Ayuntamiento de Madrid al respecto