En 2008 ya existía un MINI eléctrico, un laboratorio con ruedas que te detallamos en 28 claves [+35 fotos]

 |  @HerraizM  | 

BMW ha confirmado que, con toda la lógica del mundo, habrá un MINI eléctrico en los próximos años, que entrará a producción en 2019 y mientras esperamos impacientes sus especificaciones, su potencia, su autonomía, no hemos podido evitar acordarnos de aquel MINI E que hace ya casi 10 años nos presentó MINI, sirviéndonos todos los detalles de esta “prehistórica” versión y una buena galería de imágenes como perfecto tentempié antes de la llegada de este nuevo MINI eléctrico.

El primer MINI eléctrico fue un auténtico laboratorio con ruedas

El MINI E era un modelo conceptual, aunque llegó al público general a través de una producción de 500 unidades que BMW alquiló para aprender sobre esta tecnología

1.- MINI presentó al MINI E en el Salón de Los Angeles 2008.

2.- El MINI E estaba a medio camino entre un concept y un coche de producción. No se vendía pero sí que BMW puso en las calles un gran número de unidades con el fin de testar esta tecnología.

3.- Inicialmente el plan contemplaba un primer desembarco en Estados Unidos (California, Nueva York y Nueva Jersey), que más tarde se extendería a Alemania (Munich), Francia (París) y Reino Unido, con 100 unidades para el mercado local, 50 para el mercado francés y 40 para el mercado británico. Además también estuvo presente en China (Pekín) y en Japón (Tokio).

4.- En total existieron unas 500 unidades, concentradas en su mayoría en Estados Unidos.

El grueso de los MINI E se concentraron en Estados Unidos aunque también llegaron a China e incluso participaron en las Olimpiadas de Londres 2012

5.- Las 40 unidades presentes en Reino Unido formaron parte de la flota oficial de vehículos de las olimpiadas de Londres 2012.

6.- Todos estos MINI eran en realidad un laboratorio a gran escala y sus usuarios no eran propietarios, sino que alquilaban el coche a la marca por un periodo determinado. Ciertas unidades además estaban destinadas a actividades de concienciación, de promoción…

7.- Además de testar sus motores y sus baterías BMW se sirvió de este proyecto para aprender sobre los hábitos de consumo de este tipo de vehículos, la idiosincrasia de este tipo de movilidad.

El MINI E, una buena forma de perfeccionar una tecnología para luego aplicarla a un producto como el i3

El BMW i3 se benefició de lo aprendido con este modelo. Por aquel entonces BMW ya se refería a BMW i como “proyecto i”.

8.- El principal beneficiado de este proyecto fue el BMW i3, que se presentó como modelo de producción en 2013, convirtiéndose en el primer coche eléctrico de producción de BMW y el primer producto de la gama i.

9.- Cuando se lanzó el MINI E ya se hablaba del “proyecto i”.

Características del MINI E

10.- El MINI E contaba con un motor eléctrico de 204 caballos y 220 Nm.

11.- Las baterías eran ya de iones de litio y prometían una autonomía de más de 250 km.

Su motor tenía 204 caballos y contaba con una autonomía de unos 250 kilómetros.

12.- A los usuarios se les instalaba una “caja” de carga en el garaje que permitía la recarga completa de las baterías en dos horas y media, aunque también se podía cargar en una toma convencional.

13.- BMW nos invitaba a pensar ya en que aproximadamente en un 75% de las deceleraciones no tendríamos que usar el freno gracias al freno motor de este MINI, que actuaba como generador, como en el resto de eléctricos e híbridos, para alimentar sus baterías.

14.- Este MINI era biplaza. ¿Por qué? Las baterías ocupaban el espacio de las plazas traseras.

15.- Prestacionalmente era capaz de marcar un 0 a 100 km/h de 8.5 segundos y su velocidad máxima era de 152 km/h.

Las baterías, de iones de litio, se alojaban en el sitio destinado a las plazas traseras. Sí, este MINI era biplaza

16.- El peso de este MINI era de 1.465 kg.

17.- MINI modificó las suspensiones del modelo “normal” para esta versión.

18.- Estéticamente no difería de un MINI normal… salvo por la decoración de la carrocería.

19.- Todas las unidades eran grises y contaban con una serie de acentos en un tono amarillo verdoso, incluido un “MINI E” en su lateral que hacía evidente el hecho de que nos encontrábamos ante uno de los 500 MINI eléctricos fabricados.

El MINI llegó a entrar en Nürburgring… aunque como imaginarás su tiempo quedó muy lejos de entrar en la lista de tiempo destacables.

20.- En su interior este toque amarillo se trasladaba a las inserciones de los paneles de las puertas y el salpicadero.

21.- El cuentarrevoluciones original era sustituido por un medidor de la carga de la batería.

El MINI E en Nürburgring:

22.- Uno de los hitos más curiosos de este modelo durante su vida como laboratorio con ruedas ocurrió en Nürburgring. Sí, BMW llevó a este MINI al Infierno Verde y marcó un modesto tiempo de 9 minutos y 51’45 segundos, lejos, evidentemente, de cualquier récord o marca relevante.

23.- El MINI utilizado contaba con un nuevo kit aerodinámico desarrollado en CFRP.

A partir de 2019 MINI contará con un MINI eléctrico de producción, casi 10 años después de este MINI E

24.- Su motor de 204 caballos se mantuvo intacto pero se mejoraron los frenos y las suspensiones y se añadió una jaula antivuelco.

25.- El software del sistema eléctrico también se afinó para Nürburgring y consiguió marcar una velocidad máxima de 187 km/h.

El MINI eléctrico que se avecina…

26.- Teniendo en cuenta que el modelo de producción estará con nosotros en sólo dos años es fácil pensar que el nuevo MINI eléctrico empleará un sistema derivado del BMW i3, con 170 caballos y una autonomía de unos 231 kilómetros… ¿o aprovechará BMW para ofrecernos una cara aún más avanzada de sus mecánicas eléctricas?

27.- Este nuevo MINI eléctrico estará también basado en el MINI de 3 puertas.

28.- Se ensamblará en la planta de Oxford aunque su mecánica eléctrica y sus baterías vendrán de las plantas alemanas de Dingolfing y Landshut.

Lee a continuación: ¡Confirmado! MINI tendrá, con toda la lógica del mundo, un modelo totalmente eléctrico

  • 4×4 de corazon

    Pregunta tendra tecnologia toyota?