Modelos de la marca McLaren

McLaren es un fabricante británico de superdeportivos, con sede en Woking, Gran Bretaña. Con una larga tradición como constructor, actualmente comercializa una gama de deportivos premium muy apreciada entre los fanáticos de las altas prestaciones.

¿A qué grupo pertenece McLaren?

McLaren Automotive es una de las marcas del Grupo McLaren Group, un conglomerado de empresas dedicadas a la automoción.

Otras marcas del grupo

Actualmente McLaren está compuesta por varias ramas, entre las que destacan por ejemplo McLaren Electronic Systems o McLaren Applied Technologies. No obstante, una de las facetas más conocidas del fabricante inglés es la de McLaren F1, el constructor del campeonato de monoplazas más conocido del mundo, un spin-off de la compañía que fundó Bruce McLaren en 1963.

Breve historia de McLaren

La historia de McLaren arranca en 1989, año en el que el ingeniero Ron Dennis, junto a otros socios, funda esta firma de vehículos, con un enfoque primario en la competición tras la trayectoria del constructor inglés de los años 60.

Sin embargo, rápidamente comenzaron a forjarse los primeros planes para lanzar un superdeportivo de calle, que se materializó, en el año 1992, en el F1, convertido a día de hoy en leyenda.

En los años 90 y primera década del siglo XXI McLaren pasó “desapercibida” para el ojo de la gente de a pie hasta que en 2011 lanzó su primera criatura de nueva generación, bautizado como McLaren MP4-12C.

McLaren, no obstante, ha seguido desarrollando su actividad sobre todo en la competición, consiguiendo grandes éxitos sobre todo en Fórmula 1, donde ha conquistado 8 mundiales de constructores y 12 campeonatos de pilotos. A los mandos de los monoplazas ingleses han competido auténticos mitos como Emerson Fittipaldi,  Niki Lauda, Alain Prost, Ayrton Senna, Kimi Raikkonen, Lewis Hamilton o Fernando Alonso.

Modelos históricos de McLaren

Tal y como hemos mencionado, posiblemente el modelo más icónico del fabricante sea, precisamente, el primero de cuantos vio la luz con capacidad para rodar de forma legal por la calle. Hablamos del McLaren F1, un superdeportivo desarrollado y diseñado por el ingeniero Gordon Murray. Del F1 se han producido un total de 100 unidades, la primera de ellas salió de la fábrica en 1992 y la última en 1998.

Su espectacular carrocería, con una eficiencia aerodinámica envidiable, no desentonaba con su interior, en el que se puede encontrar un inédito habitáculo configurado para tres personas, con el conductor en posición central.

Este cohete sobre ruedas se propulsaba con un motor V12 de origen BMW con 6.1 litros de cilindrada y aspiración atmosférica, que en sus versiones iniciales ofrecía 635 CV y 649 NM. Asociado a una caja de cambios manual de 6 velocidades, el F1 ha ostentado durante muchos años el récord de velocidad absoluto entre vehículos de calle al alcanzar una velocidad de 386 km/h.

Entre sus propietarios podemos encontrar a múltiples personalidades como el periodista Jay Leno o el actor Rowan Atkinson que, por cierto, estrelló su unidad en el año 2011. Mención aparte merece el Sultán de Brunei, propietario de nada más y nada menos que 8 unidades.

Otro de los modelos más destacados de la historia de vehículos de calle de McLaren es el MP4-12C, el primero de una nueva familia de McLaren. Lanzado en 2011, sus rivales naturales son el Ferrari 458 Italia o el Lamborghini Gallardo. Propulsado por un motor 3.8 V8 biturbo de origen Cosworth, el MP4-12C sirvió a McLaren para crear una sólida base sobre la que cimentar una nueva familia de superdeportivos.

El P1 es otro de los grandes destacados de McLaren. Construido desde el principio como un vehículo híbrido, el P1 es la respuesta al LaFerrari de Ferrari y al 918 Spyder de Porsche. Con más de 900 CV, este prodigio de la ingeniería, construido en serie limitada y con un precio superior a los 1.3 millones de euros, supuso un punto de inflexión en la historia de la marca.

¿Qué significa el logo de McLaren?

El logo de McLaren está compuesto por la propia nomenclatura de la marca, rematada en su esquina superior derecha por una especie de “cono” de color rojo. Esta figura hace referencia a las altas prestaciones de sus vehículos, fabricados siempre a mano. De esta forma, la evolución del logo no ha sido notable con el paso del tiempo, algo que le ha servido para ser plenamente reconocible frente a otros fabricantes.

En los modelos de calle la marca siempre ha colocado el logo sin ningún tipo de letras, tan sólo la figura roja. No obstante, tanto en la documentación como en los edificios de la marca, o en los productos de merchandising podemos ver como el logo se acompaña de la leyenda “McLaren Automotive”.