24 horas de Ford 2017: la emoción de una carrera de resistencia desde dentro.

 |  @juanma_gc  | 

Como cada año, desde hace ya catorce, se ha celebrado en el Jarama las 24 horas de Ford. Además, este año ha coincidido con el 50 aniversario del circuito del Jarama, por lo que la celebración ha sido doble.

Se trata de una carrera de resistencia que la forman 12 equipos. Cada uno de ellos representa a una ONG, está patrocinado por uno o varios sponsor y tienen que conseguir dar el mayor número de vueltas al circuito con un límite de 225 litros proporcionados por BP Ultimate y dos juegos de neumáticos proporcionados por Continental. Es decir, es una carrera que premia al equipo mas rápido con el consumo mas bajo, nada fácil.

El coche, como no podía ser de otra manera, es un Ford. Pero no un Ford Mustang o un Ford Focus RS, si no el nuevo Ford Fiesta con la nueva motorización 1.0 Ecoboost de 125 CV, que fue presentado para la ocasión y cuyo comportamiento dinámico nos sorprendió a todos.

El comportamiento dinámico del Ford Fiesta 1.0 Ecoboost de 125 CV nos sorprendió a todos

Ford reparte con esta iniciativa alrededor de 166.000 euros en premios entre las 12 ONG repartidos de la siguiente forma: 30.000€ para el primero, 20.000€ para el segundo y 10.000€ para el tercero. No obstante, en esta carrera todos ganan y los premios se reducen hasta 5.000€ para los últimos clasificados.

Video-resumen de las 24 horas de Ford

Rumbo al Jarama

Son las 13:00. Hace un día soleado, pero con una temperatura moderada, mucho mas compasiva que la de las semanas anteriores en Madrid. Recojo a Óscar cerca de su piso para ir juntos al circuito del Jarama. Durante el trayecto, hablamos sobre como es correr las 24 horas de Ford. Óscar ya compitió hace seis años pero esta es mi primera vez y reconozco que estoy muy emocionado.

Llegamos al circuito del Jarama y ya estaba a rebosar. Familias, pilotos, compañeros de trabajo, fotógrafos por todos lados, gente de la organización… poco a poco el circuito se empieza a llenar para estar presente en el pistoletazo de salida previsto a las 17:00.

Nada mas llegar, me acredito y me entregan una bolsa con camisetas, el mono, casco y todo lo necesario para pasar 24 horas en el circuito. Me pongo el mono y voy directo a la sala donde nos darán el briefing de bienvenida, nos explicarán la reglas de la carrera y donde se presentarán las ONG por las que tendremos que correr.

Diariomotor patrocina junto a La Razón al equipo número 3. La asociación que defenderemos será ELA España, una organización que tiene como misión mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por leucodistrofia y sus familias. Como veis, el hecho de tener que defender los intereses de una organización que representa a familias que sufren esta terrible enfermedad es un aliciente mas que suficiente para tomarse muy enserio esta carrera.

ELA España tiene como misión mejorar la calidad de vida de las personas afectas por leucodistrofia

Empieza la carrera, nos quedan 24 horas muy emocionantes por delante

Tras la charla de bienvenida, bajamos a boxes, damos un par de vueltas de entrenamiento, hablamos con nuestro jefe de equipo y empezamos a organizar los turnos de cada piloto. Nuestro equipo está formado por 10 personas (José Luis Gil, Carlos Jean, Diego de Azúa, Carlos Rodríguez Quiroga, Carlos de Miguel, Fernando Gómez-Blanco, Toni Prats, César Araujo, Marta Riaño y yo), entre ellas muchas caras conocidas y algunos compañeros de profesión.

“¿Conoces el circuito del Jarama?” Primera pregunta que te hace el jefe de equipo. Es importante saber quien conoce bien las trazadas para elaborar la mejor estrategia.

Salimos en primera posición gracias a haber ganado la carrera virtual y el encargado de liderar el primer turno es nuestro embajador, José Luis Gil. Con nervios aparentes sale a pista y empieza a luchar por la asociación ELA España.

Pasan los primeros turnos y caemos a la penúltima posición, aunque poco importa en una carrera que va a durar 24 horas y que se decide en los compases finales. Aun así recibimos órdenes de remontar todo lo posible y estar cerca de los puestos de podio durante la carrera.

Se acerca mi primer turno. Es muy importante hacer el cambio de piloto lo más rápido posible, por lo que me coloco en zona de boxes y espero a que llegue mi compañero.

Nada más llegar, me situo al lado de la puerta, espero a que salga y entro inmediatamente. Me abrocho el cinturón, le canto media de consumo y kilómetros recorridos a mi jefe de equipo y salgo a pista.

En las primeras vueltas me cuesta un poco hacerme al coche y hago las trazadas de forma un poco errática, pero poco a poco empiezo a cogerle el punto y consigo remontar dos posiciones. Nos colocamos sextos y dejo una media de 10,2 l/100km.

Carlos Rodríguez, Carlos de Miguel y Fernando Gómez-Blanco se encargan de consumar la remontada y nos colocan segundos pasadas 6 horas del comienzo de carrera. Queda mucho y los puestos son muy volátiles, pero da más tranquilidad estar cerca de la cabeza.

Pasan las horas y nos mantenemos arriba. Aprovecho para dar una vuelta por el circuito, hacer fotos y grabar video sabiendo que mi próximo turno iba a ser a las 00:00. Oscar me acompaña y aprovechamos para cubrir el evento en nuestras redes sociales.

Cae el sol. El circuito empieza a vaciarse y poco a poco solo quedarán los pilotos y los jefes de equipo. Algunos se irán a dormir y otros nos quedaremos despiertos, pero la carrera no se detiene. Mi segundo turno está cerca y me toca aguantar la segunda posición. Unos instantes antes de salir a rodar, Fernando Gómez-Blanco me da una pequeña charla en la que me explica como rodar mas rápido y bajar el consumo de mi primera salida. Retengo todo lo que puedo y salgo a pista.

Con unas 20 vueltas a la espalda comienzo trazando mucho mejor. Entro en curva mucho mas rápido para poder aprovechar la inercia en la salida y pisar el acelerador lo menos posible, con el objetivo de ahorrar el máximo combustible sin perder ritmo de carrera. Que bien va este Ford Fiesta.

Continuamente voy hablando con mi jefe de equipo durante mi turno y su labor se torna fundamental. Me va dando información sobre mis rivales y va apuntando el consumo medio que hago en cada vuelta. “Sube el ritmo”, “No superes los 9,5 litros/100km” eran sus indicaciones. Tras 50 minutos rodando de noche en el Jarama consigo mantenernos en segunda posición.

En la siguiente hora nos colocamos primeros. Aunque sabemos que aun quedan dos tercios de la carrera, no podemos evitar sentir euforia por la remontada. ¿Nuestra prioridad por la noche? ahorrar combustible al máximo aprovechando nuestra primera posición y la bajada de temperatura ambiente en el circuito.

Mi tercer turno es a las 04:00. Seguimos líderes y esta vez salgo a pista mucho más tranquilo, debo hacer el consumo mas bajo posible e intentar no perder la posición. Consigo bajar a una media de 8,2 litros/100km tras los 50 minutos y mantener el liderazgo. Todos los equipos están siguiendo la misma estrategia y los tiempos por vuelta empiezan a engordar, el que llegue al día siguiente con mas gasolina ganará la carrera.

De noche la prioridad es bajar al máximo el consumo, aprovechando la bajada de temperatura ambiente en el circuito

En las primeras posiciones es raro que haya cambios por adelantamientos durante la carrera, sin embargo es en los repostajes donde puedes perder un par de minutos y bajar dos o tres puestos de golpe. Recortar varios segundos en estos momentos puede ser clave.

Uno de los momentos mas emocionantes es el cambio de neumático. Sobre las 07:00 nos agolpamos todos en boxes para asignarnos una tarea: “Yo me encargo de los tornillos”, “Yo me encargo del gato” se oye entre mis compañeros de equipo. Fundación Apsuria había hecho un cambio de goma muy rápido y además luchaba por las primeras posiciones por lo que nosotros no podiamos fallar. Y no lo hicimos.

En las siguientes horas caímos varias posiciones debido al cambio de neumáticos y a un repostaje algo accidentado donde perdimos casi tres minutos. A falta de 6 horas para el fin de la carrera bajamos hasta el quinto puesto, pero con combustible suficiente para poder apretar en tramo final.

Este año, Ford regalaba tres litros de combustible a la fundación que obtuviera mas menciones en Twitter y el ganador fue la Fundación Nipace. Enseguida se notaron esos litros extra porque el equipo Fundación Nipace-Autofácil empezó a subir el ritmo colocándose en primera posición, desbancando a Fundación Apsuria que en ese momento iba primero y a nosotros que ibamos segundos.

Era hora de mi cuarto y último turno. Fundación Nipace se mantenía líder a buen ritmo, pero nosotros habíamos recuperado la segunda posición de nuevo. Apenas quedaban 3 horas para que finalizase la carrera y cada vez se volvía mas emocionante. Poco antes de salir a pista llegaron a boxes varias familias de la fundación ELA junto con sus hijos, afectados por leucodistrofia. Su ilusión al ver que ibamos segundos era patente y nos animaron a apretar hasta el final. Había que ganar como fuera.

En mi última hora intento recortar lo máximo posible con respecto a la Fundación Nipace sin perder de vista el consumo, consigo mantener el ritmo durante una hora en torno a los 2 minutos y 29 segundos y aprovechando una parada de los líderes terminamos  en primera posición.

Se acaba la carrera y no puede estar mas ajustada

Todo indicaba que podíamos acabar primeros, pero a falta de una hora de la conclusión ocurrió algo que al final es lo que hace tan emocinante a este tipo de carreras. La organización nos obligó a cambiar el neumático delantero izquierdo porque estaba en los alambres a una hora de terminar. Mientras Carlos de Miguel estaba rodando, discutimos la estrategia a seguir para cambiar la rueda sin que nuestra posición se viera muy afectada. Posiblemente el momento mas emocionante de la competición para todos fue ese cambio de neumático que arrojaba la posibilidad de salir del podio en la última hora.

Cualquier imprevisto que ocurra cerca del final puede hacer que toda la estrategia haya sido en vano

Carlos llegó a boxes y los instantes posteriores fueron eléctricos y emocionantes. Con el box lleno de cámaras, familiares y compañeros de equipo,todos conscientes de lo que nos jugábamos en ese momento, empezamos a cambiar el neumático como si de un equipo de Formula 1 se tratase. Levantamos el coche, desatornillamos la rueda, sacamos la rueda, pusimos la nueva e inmediatamente, todos a una, empujamos el coche fuera con nuestras esperanzas puestas en nuestro piloto mas rápido, Fernando Gómez-Blanco.

Las dos últimas horas son las mas emocionantes y las posiciones van cambiando continuamente

Últimos 50 minutos. La parada de última hora nos había apeado de la primera posición en detrimento de la Fundación Nipace, pero gracias al trabajo del equipo conseguimos caer solo hasta la tercera posición. Fernando impuso un ritmo frenético y en veinte minutos recuperamos el segundo puesto de nuevo, superando a la Fundación Apsuria. El box era un hervidero de emoción. Pilotos y familias, unidos por la misma causa, apoyabamos a Fernando que amenazaba con arrebatar el liderazgo al equipo de Autofácil.

Sin embargo, a los mandos del Fiesta que iba en cabeza estaba Javier Arús, un piloto muy experientado que aguantó el ritmo de nuestro piloto por lo que las esperanzas de acabar ganando se fueron esfumaron a falta de 20 minutos para el final. No había tiempo. Finalmente ambos equipos bajamos el ritmo para asegurar nuestros puestos y terminar la carrera con combustible.

Para los amantes del mundo del motor hay pocas cosas mas emocionantes que participar en una carrera, pero participar en una carrera como las 24 horas de Ford tiene un aliciente muy especial. Gracias a esta iniciativa de Ford se han repartido un total de 116.000 euros entre las doce ONG participantes, que sumado a la de las anteriores ediciones ha repartido alrededor de 1,6 millones de euros que han permitido desarrollar 152 proyectos solidarios de ONGs y contribuido a la mejora de las condiciones de vida de más de 135.000 personas en todo el mundo.

Por mi parte, la experiencia se puede resumir en una palabra: satisfacción. Satisfacción por haber aportado un granito de arena para que la asociación ELA España haya podido ganar nada menos que 21.000 euros gracias a nuestra segunda posición. Gracias Ford. Gracias ELA España. Gracias equipo.


Clasificación de la 14º edición de las 24 horas de Ford:

Primeros, Fundación Nipace, 540 vueltas: (Lorena García, Alejo Sauras, Carmelo Sanz de Barros, Miguel Tineo, Javier Arús, Javier Llorente, Antonio Rodríguez, Ignacio de Benito, Javier Moralejo, Rui Domingues)

Segundos, Fundación ELA España, 539 vueltas: (José Luis Gil, Carlos Jean, Diego de Azúa, Carlos Rodríguez Quiroga, Carlos de Miguel, Juan Mª García, Fernando Gómez-Blanco, Toni Prats, César Araujo, Marta Riaño)

Terceros, Fundación Apsuria, 549 vueltas: (Inmaculada Galván, Santi Acosta, Miguel Ángel Rodríguez, Alejandro Pendas, Jaime Sanz de la Maza, Alberto Martín, Francis Fernández, José María Rodrigo, David Amor, Aitor Muniozguren)

En Diariomotor: Diariomotor en las 24 Horas de Ford 2011

Lee a continuación: Las 24 Horas Ford 2015 en 24 imágenes: diversión y solidaridad en el Jarama

Ver todos los comentarios 0