5 argumentos para defender la compra de un coche diésel

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

Comidas, cenas y eventos sociales varios con familiares, amigos y compañeros de trabajo. Estamos convencidos de que en muchos de estos acontecimientos de celebraciones navideñas, y del año nuevo, se hablará de restricciones, del coche que alguno ha comprado o se comprará. Y ante todo el ruido generado este año no será fácil defender, ni mucho menos, la compra de un coche diésel. Si es tu caso, queremos que te cargues de argumentos para defender la compra de un diésel. Pero lo que es aún más importante, queremos aclarar algunos conceptos que te ayuden a decidir la compra de un coche en 2019, y que valores los pros, y los contras, de adquirir un diésel.

1. Compro un coche diésel porque hago muchos kilómetros

Ninguna defensa del diésel debería comenzar sin la única y más importante justificación para adquirir un diésel en estos momentos, hacer muchos kilómetros. Las prestaciones o el par ya no son una excusa para escoger un diésel, a tenor del rendimiento de los motores de gasolina modernos. La amortización de un diésel es cada vez más complicada, pero sí es cierto que sigue siendo la opción ideal para aquellos que necesitan recorrer varias decenas de miles de kilómetros al año, especialmente por carretera.

Ni tan siquiera los coches híbridos, que sí es cierto que en según que casos pueden compararse con un diésel equivalente en consumo, y coste en los repostajes, en ciudad, pueden superar las cifras de un diésel que en un compacto medio, de unos 150 CV de potencia, como mucho debería rondar los 5 litros/100 kilómetros en carretera y a velocidades legales.

Honda Civic Diesel 2019 Prueba 18

2. Un diésel moderno tiene la misma etiqueta medioambiental que un gasolina moderno

Esto es clave. Pocos dudan de que la amenaza de restricciones, e incluso pronunciamientos a favor de la prohibición del diésel, han influido mucho en la caída de las matriculaciones de coches diésel que se ha producido en 2018. Pero la realidad es bien diferente.

El instrumento que se ha aportado a los ayuntamientos para establecer restricciones es el etiquetado medioambiental de la Dirección General de Tráfico. Y ese instrumento debería ser el que se utilice por muchos años, puesto que no tendría sentido, sobre todo económico, abogar por un método diferente. De manera que cada ayuntamiento aplicará en los próximos años restricciones más o menos severas, pero todas ellas se ajustarán a este etiquetado medioambiental.

Y según el etiquetado medioambiental un diésel moderno tiene la misma etiqueta de emisiones, el distintivo C, que un gasolina moderno. El riesgo de que tu coche nuevo diésel sufra restricciones en unos años es exactamente el mismo de que lo sufra un coche de gasolina de nueva matriculación.

Etiqueta C Dgt 1218 01

3. Subirán los impuestos y el precio del gasóleo, pero también el de la gasolina

Se ha hablado mucho de la subida de los impuestos al diésel y la gasolina, a los hidrocarburos. Pero lo único cierto es que en muchas Comunidades Autónomas se incrementarán los impuestos, y por lo tanto el precio, de repostar diésel y gasolina. Al armonizarse el impuesto a los hidrocarburos aplicado por las autonomías, que ahora dependerá del Gobierno central, todas las Comunidades Autónomas aplicarán la tasa máxima, lo que hará que en algunas pueda incrementarse varios céntimos por litro - como en Madrid y Castilla y León - mientras en otras, que ya aplicaban la tasa máxima - como en Andalucía o Cataluña - se mantendrá en los precios actuales.

Sí es cierto que, tal y como todo apunta, los impuestos al diésel subirán más en los próximos años que los de la gasolina, independientemente de los gobernantes que dirijan el país. Desde la Unión Europea se ha conminado a España en numerosas ocasiones a aplicar el mismo Impuesto Especial sobre Hidrocarburos al diésel que a la gasolina, ya que la tasa aplicada al gasóleo en estos momentos es más baja.

Lo que no sabemos es en qué momento se producirá la equiparación de impuestos de diésel y gasolina. Esta medida iba incluida en los Presupuestos Generales del Estado presentados por el Gobierno de Sánchez, que no han sido aprobados, ni tienen visos de ser aprobados. Aún podría comenzar a aplicarse a lo largo del próximo año, si el Gobierno optará por introducir la medida mediante Real Decreto Ley, y antes de los próximos comicios.

Filling Diesel In Station

4. Hay buenas ofertas en diésel nuevos en estos momentos

Aunque en el imaginario popular se piense que los consumidores sienten especial satisfacción por mostrar que han comprado un producto de calidad, o muy caro, está comprobado que genera aún más satisfacción y orgullo el haber conseguido comprar ese producto a un precio especial, haber conseguido una gran oferta, o incluso un chollo. Los profesionales del marketing son conscientes de ello y es una de las razones del éxito de productos económicos como los de Dacia y de la razón por la cual sus clientes, lejos de sentir reparos por haber adquirido un coche económico, se convierten en prescriptores y defensores de la marca.

No decimos que debas comprar un diésel porque vayas a poder presumir de haber conseguido una buena oferta. Pero sí decimos que es importante tener en cuenta que los diésel se están beneficiando estos días, y en algunos casos, de descuentos especiales. Hemos visto casos, incluso, que como el del Honda Civic, en el que el diésel llegaba a estar en oferta más barato que el gasolina equivalente de la gama.

En este caso también recomendamos analizar ofertas en coches de stock y kilómetro cero.

Seat Ibiza Prueba Video Diesel 12

5. Los coches diésel modernos no contaminan tanto

Aunque los argumentos más importantes para defender al diésel tengan que ver con su tratamiento legal - restricciones, etiquetado y prohibiciones - y con el asunto económico - precio e impuestos - para cualquiera concienciado por el medioambiente, la contaminación en su ciudad y, en definitiva, la salud de su familia, las emisiones que genera su coche también pueden ser un argumento para adquirir un diésel, o descartarlo.

Es cierto que los diésel antiguos eran muy contaminantes, especialmente por sus emisiones de NOx que tanto nos preocupan hoy en día. Es cierto que algunos fabricantes falsearon sus cifras de homologación de emisiones, y contaminaban más de lo que decían. Pero también es cierto que un diésel moderno, de nueva fabricación, contamina mucho menos que un diésel antiguo, sus emisiones de NOx se han reducido significativamente, y sus emisiones de CO2 suelen ser inferiores a un gasolina de segmento y potencia equivalentes.

Por otro lado, los nuevos protocolos de homologación de emisiones, más exigentes y rigurosos, ya no dejan suficiente margen a los fabricantes para falsear la cifra oficial de emisiones y consumos.

Vídeo extra: ¿merece la pena comprarse un diésel hoy?

Lee a continuación: 2018, el año en que casi acabamos matando al diésel, e pur si muove

Ver todos los comentarios 4
  • ThePgR777 .

    Habéis estado los últimos años vosotros y demás medios metiendo mierda al diésel. Y ahora decís que no es tan malo, la herida ya está hecha, mira si hay tanta desinformación que conozco a uno que tiene un diésel de 2015 y está queriendo quitárselo.

  • Jose Luis Carrasco Mendiola

    Una buena opción hasta quitar el motor de combustión era hacer híbridos diesel, y sobre todo de autonomía extendida, pero no, se opta por la gasolina que contamina menos, segun los "expertos" y mientras tanto el CO2 creciendo mas que cuando triunfaba el diesel

    • f2004

      No es solo co2 el problema, es tambièn el NOX. Por eso se elimino el diesel. El nox es mas dificil de filtrar y contribuye al cancer. Ademas el proceso de producción del diesel euro6 era bastante contaminante per se.

  • Jpd45

    Medios de comunicación como esté patrocinan y defienden a toda costa el lobby del petróleo a través de noticias cómo está