comscore
MENÚ
Diariomotor
DS

3 MIN

DS tendrá su propio Peugeot 508 y será presentado muy pronto

Ds 9 Teaser 0220 01

Hace mucho tiempo que se rumorea la posibilidad de que DS se lance al mercado de las berlinas. Pues bien, con motivo del próximo salón del automóvil de Ginebra esa idea se hará realidad. DS tendrá una berlina de corte premium en Europa y su receta la conoceremos en apenas unas semanas con motivo de la exposición suiza. Aunque DS parecía volcada en exclusiva con los Crossover urbanos y SUV compactos, la firma de lujo del Grupo PSA quiere adentrarse en el competido mercado de las berlinas premium con una propuesta tan arriesgada como ambiciosa.

La nueva berlina de DS podría llamarse DS 9 y defendería el papel de buque insignia de su gama premium

La idea de ver una berlina dentro de la gama DS es tan antigua como la propia firma, y es que la idea de contar con un buque insignia de tres volúmenes siempre ha figurado entre los planes de futuro de Citroën-DS. Con el auge de los SUV esta idea parecía cada vez más diluida, sin embargo en Ginebra todo cambiará para dar la bienvenida a un modelo que podría ser presentado incluso en su versión de producción, o por lo menos en un formato muy cercano a tal fin.

Las quinielas para dar nombre a este nuevo modelo hablan claramente sobre un DS 9, dejando libre la denominación DS 8 para un posible nuevo futuro SUV de mayor tamaño en la gama. Sea como fuere esta primera berlina de DS estará basada en la misma plataforma modular en la que se basan DS 7 Crossback y Peugeot 508, tomando de este último el grueso de las posibilidades en tecnología y grupos motopropulsores, y es que en este primer adelanto ya se deja ver la oferta de versiones híbridas enchufables a través de la denominación E-Tense.

Las grandes incógnitas sobre esta berlina firmada por DS se centran en su diseño, tanto exterior como interior, y es que DS nos ha acostumbrado a propuestas bastante arriesgadas y personales para lo que se estila en los segmentos donde milita. Así, tras dejar claro que estamos ante un coche de tres volúmenes bien diferenciados, cabe esperar una evolución de la estética ya conocida, manteniendo la parrilla y ópticas rasgadas que son firma inequívoca de DS, pero con una silueta completamente nueva y que muy posiblemente se parezca a la del Peugeot 508 con una caída del techo pronunciada en pos de ofrecer tintes coupé. De puertas hacia dentro las pantallas serán absolutas protagonistas, encontrando una atmósfera cargada de diseño y notable calidad como han demostrado los últimos lanzamiento de la firma francesa.