CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Superdeportivos

3 MIN

Aston Martin DBR22, volver la vista atrás es bueno (a veces)

Elena Sanz Bartolomé | 16 Ago 2022
Aston Martin Dbr22  01
Aston Martin Dbr22  01

Si hay algo asociado a las noches de verano son las verbenas: ese remix de canciones que consigue que personas de todas las edades muevan el esqueleto con más o menos gracias. Y en los primeros compases no suelen faltar grandes clásicos como el elegido para ilustrar estas líneas: ‘El baúl de los recuerdos’ en el que Karina aseguraba que “volver la vista atrás es bueno… a veces”. En el caso del Aston Martin DBR22 lo es porque la marca británica firma, con él, un hermoso tributo a sus coches de carreras.

Será el Pebble Beach Concours D'Elegance de Monterey (California, Estados Unidos) el escenario elegido para presentar este prototipo, que no tardará en convertirse en un modelo de producción… limitada, eso sí. El encargado de darle forma será Q, el departamento de personalización de Aston Martin.

8
FOTOS

Aston Martin DBR1 y DB3S

El Aston Martin DBR22 es un guiño a los coches de carrera que, en los años cincuenta, llevaban la firma de la marca británica. Modelos de talla mundial con los que saborearon la gloria. Con esta edición limitada rinden homenaje y evocan al Aston Martin DBR1, que bajo la batuta de Carroll Shelby y Roy Salvadori ganó Le Mans en 1959, y al Aston Martin DB3S, el coche con carrocería de aluminio que compitió en la famosa cita francesa. Como ellos, el DBR22 carece de parabrisas y techo.

Explica la marca que el Aston Martin DBR22 será pionero en lo que a nuevas técnicas de producción se refiere: utilizará un subchasis trasero que ha sido impreso en 3D, un método que promete minimizar el coste que implica diseñar, desarrollar y fabricar un coche. La carrocería, por su parte, está hecha de paneles de fibra de carbono, pero se ha elaborado con la menor cantidad posible para minimizar las líneas de corte. El resultado es un diseño evocador que moderniza las líneas clásicas de los primeros vehículos de carreras.

Más de 700 CV

El Aston Martin DBR22 estará impulsado por un V12 5.2 biturbo que desarrolla 715 CV y tiene un par motor máximo de 753 Nm. Con estas cifras, es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 319 km/h. La caja de cambios es automática de ocho velocidades con levas en el volante. Aston Martin DBR22 cuenta con revestimiento en tapizados en cuero “aromático”, tal y como apuna la marca, asientos deportivos con una estructura de fibra de carbono y molduras en el mismo material.

Sin precio y sin número de producción

Todo apunta a que la tirada del Aston Martin DBR22 será muy reducida siguiendo la estela del Aston Martin Vulcan y del Aston Martin Vantage V600: la división Q sólo fabricó 38 unidades. La marca todavía no se ha pronunciado acerca del precio y de los números de producción, pero lo normal es que el primero sea máximo y las segundas sean mínimas.

8
FOTOS