Lo último de Aston Martin se llama Project Neptune, ¡y es un submarino!

 |  @sergioalvarez88  | 

No es 1 de abril ni 28 de diciembre. Os prometemos que esta noticia no es una broma. Sabemos que muchos fabricantes de coches llevan a cabo colaboraciones con otras industrias en materia de ingeniería, propulsores o diseño. Sabemos que fabricantes de barcos usan motores diésel Toyota modificadas, que Bugatti y Mercedes-AMG prestan su nombre a yates de lujo y que Airbus ha contado con Peugeot a la hora de diseñar su último helicóptero. Pero lo que no esperábamos es que Aston Martin se embarcara junto a Triton Submarines en el diseño y producción de un submarino de lujo para uso recreativo.

Este submarino será el buque insignia – en este caso lo de “buque” es casi literal – de Triton Submarines. Para desarrollar este tope de gama y diseñar sus cualidades hidrodinámicas Triton Submarines ha recurrido a Aston Martin, que también ha participado en su diseño interior y exterior. Por fuera su diseño podría vagamente recordarnos a un coche deportivo, con un casco estilizado y unos faros frontales afilados. Sus aletas estabilizadores superiores están hechas de fibra de carbono y nos recuerdan al spoiler de coches como el Aston Martin Vantage de carreras.

Si tienes el dinero suficiente, podrás tener un submarino recreativo diseñado y desarrollado por Aston Martin.

Aston Martin hace referencia al Valkyrie, cuando menciona que han prestado mucha atención a la hidrodinámica en la parte inferior del submarino – algo cuyo efecto tampoco se ve en un coche, pero se siente. La cabina del submarino tiene tres plazas – dos plazas frontales y una plaza trasera, en configuración 2+1 – y ha sido íntegramente ejecutada por los de Gaydon. Los asientos están tapizados en cuero de alta calidad y recuerdan a los baquets de un coche. Donde no existe una tangente con el mundo de los deportivos es en la visibilidad: ¿qué deportivo presume de un “parabrisas” con casi 360 grados de visión?

En cuanto a las especificaciones de la nave, es capaz de sumergirse a profundidades de hasta 500 metros – en las que la presión por centímetro cuadrado es realmente elevada – y es capaz de moverse bajo el agua a una velocidad de hasta 5 nudos (unos 9 km/h). Es casi dos veces más rápido que el 3300/6 de Triton – el tope de gama en submarinos de baja profundidad, propulsados por dos hélices y dos motores eléctricos de 5 CV de potencia – por lo que podría decirse que es el “deportivo” de los submarinos recreativos. Será uno de los principales reclamos del Lybra Superyatch Show, cuya cita anual está teniendo lugar en estos momentos en Barcelona.

Si tienes que preguntar su precio… no es para ti.

Lee a continuación: China es el principal mercado de Porsche y allí sus clientes son de media 20 años más jóvenes