CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Hiperdeportivos

3 MIN

Aston Martin Valkyrie AMR Pro: el hipercoche sin límites

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 28 Jun 2021
Aston Martin Valkyrie Amr Pro 2022 P
Aston Martin Valkyrie Amr Pro 2022 P

Si ya el Aston Martin Valkyrie es un hipercoche híbrido impresionante - que aún no ha sido oficialmente puesto en venta - siempre es posible ir más allá. Diseñado en colaboración entre Red Bull Racing y Aston Martin, el Valkyrie es un hipercoche que lleva a las calles la tecnología de Le Mans y la Fórmula 1, fusionándola sin reglas que limiten lo mejor de sí misma. El Aston Martin Valkyrie AMR Pro es la versión de producción del Valkyrie más radical, presentado de forma conceptual en el Salón de Ginebra del año 2018.

Del Aston Martin Valkyrie AMR Pro solo se fabricarán 40 unidades, y todas ya tienen dueño. Si tienes que preguntar el precio, no es un coche para ti - aun así, es sencillo estimar su precio bien entrado en las siete cifras. A nivel técnico, la principal diferencia con el Valkyrie que ya conocemos estriba en su mecánica. Esta versión es más purista y está enfocada al uso en circuito, por tanto, no está limitada por normativas de emisiones o normas medioambientales. En plata: el motor prescinde al completo del sistema híbrido.

9
FOTOS
VER TODASVER TODAS
Ha sido desarrollado como un Fórmula 1. El ahorro de peso se busca al gramo, no al kilo.

Por simplicidad y especialmente por ahorro de peso. El AMR Pro monta el mismo motor 6.5 V12 desarrollado por Cosworth, capaz de desarrollar 1.000 CV y girar a unas tremendas 11.000 rpm. La marca británica no explicita el ahorro de peso, pero no termina en prescindir de la batería, motor eléctrico y cableado: su parabrisas y ventanas son de Perspex - un polímero transparente - su carrocería y kit aerodinámico es de fibra de carbono y ciertos elementos del chasis, como los brazos de suspensión, son del mismo material ligero.

No conocemos su peso, pero podría ser hasta 150 kilos más ligero el Valkyrie de calle, que supera la tonelada por apenas treinta kilos. A esa relación potencia-peso inferior a 1 kg/CV hay que añadir un rendimiento aerodinámico sin igual. Es el principal componente diferenciador con respecto a un Valkyrie de calle. El kit aerodinámico hace crecer al coche en 296 mm, obligando a alargar su batalla en 380 mm. Diseñado el túnel de viento, impresiona especialmente el diseño del spoiler trasero, con varios planos y superficies estudiadas al milímetro.

Sus llantas tienen un diseño aerodinámico que no descuida la refrigeración de frenos.

No solo el spoiler, si no sus flaps Gurney, su fondo plano, sus estabilizadores laterales o el spoiler delantero. Las piezas con más importancia aerodinámica están acentuadas en color amarillo, en bonito contraste con el British Racing Green de la carrocería. El rendimiento aerodinámico del Valkyrie AMR Pro no parece de este mundo: es capaz de generar 3 G de aceleración lateral - un coche convencional apenas pasa de 1 G - y genera una carga aerodinámica que dobla a la de un Valkyrie de calle.

Aunque sus especificaciones serán detalladas más adelante, Aston Martin promete que es capaz de dar una vuelta al Circuit de Le Sarthe - el de las 24 Horas de Le Mans - en solo 3 minutos y 20 segundos. Es decir, al ritmo de un LMP1 con opciones claras de victoria. Su aproximación sin reglas consigue que el coche tenga un rendimiento comparable al de los mejores coches de competición. Para su disfrute, sus propietarios tendrán acceso a un programa VIP de experiencias en los mejores circuitos de todo el mundo, a puerta cerrada.

Las primeras entregas tendrán lugar en el último trimestre del año.