CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Volkswagen

3 MIN

Audi llama a revisión a otros 127.000 coches por el escándalo de los diésel

David Villarreal | @davidvillarreal | 24 Ene 2018
Audi A8
Audi A8

El problema de los diésel y el fraude de emisiones en el Grupo Volkswagen, lejos de haberse terminado, sigue presente. Audi ha iniciado una nueva llamada a revisión a una nueva oleada de coches, entre los que se incluyen diferentes versiones de seis cilindros de los modelos Audi A4, A5, A6, A7, A8, Q5, SQ5 y Q7. En total hablamos de 127.000 coches afectados en todo el mundo, de los cuales al menos 77.600 coches habrían sido registrados en Alemania.

127.000 coches de Audi llamados a revisión

Desde que se destapase el escándalo en 2015, millones de coches del Grupo Volkswagen han sido llamados a revisión en todo el mundo para aplicar la solución técnica, que correspondiera en cada caso, para eliminar un sistema que alteraba el funcionamiento del motor en circunstancias normales, y en circunstancias de homologación, para evitar que se conocieran las emisiones reales emitidas de NOx, uno de los contaminantes que más se han perseguido con las normativas de emisiones para turismos que se han impuesto durante los últimos años en todo el mundo.

La propia Kraftfahrt-Bundesamt (KBA), el organismo alemán encargado de la regulación del tráfico y la circulación de turismos en Alemania, ha emitido un comunicado en el que insta a Audi a llevar a cabo la llamada a revisión pertinente (ver comunicado).

Cuando han pasado más de dos años desde que el Grupo Volkswagen reconociera el fraude, siguen apareciendo vehículos afectados que han de ser llamados a revisión

El descubrimiento de nuevos coches afectados se produce cuando ya se han cerrado muchas de las investigaciones coordinadas por el Grupo Volkswagen y las autoridades, y que en el caso de Audi afectaron a sus motores de cuatro y seis cilindros. Ver noticia en Reuters. Pero, tal y como destacaban en el Bild alemán, sorprende que aún sigan encontrándose vehículos equipados con el software malicioso, cuando ya han pasado más de dos años desde que la marca alemana reconociera el fraude.

Los coches afectados y las llamadas a revisión voluntarias

A su favor, habría que decir que la nueva oleada de vehículos afectados, o al menos la mayoría de los 127.000 afectados, habrían sido incluidos en la última llamada a revisión voluntaria iniciada por el Grupo Volkswagen que incluía la revisión de más de 850.000 coches. Estas revisiones voluntarias, que también habrían llevado a cabo Daimler y BMW, no se iniciaron por la existencia de un software malicioso, o un fraude, sino como una muestra de buena voluntad por parte de los fabricantes para aplicar algunas soluciones técnicas sencillas a sus diésel que contribuyeran a reducir sus emisiones de NOx.

Esta decisión, de realizar llamadas a revisión voluntaria, formaría parte también de una serie de negociaciones que los fabricantes alemanes han estado manteniendo con las autoridades del país para evitar que se tomen decisiones que pongan en peligro la viabilidad del diésel en Europa, una tecnología muy importante estratégicamente para estas marcas.