Nace Automobili Pininfarina: el nuevo fabricante de superdeportivos y SUVs eléctricos

 |  @ClaveroD  | 

Pininfarina ya no sólo será un estudio de diseño, desde ahora también será un fabricante de coches independiente para el mercado europeo bajo el nombre de Automobili Pininfarina y con el respaldo económico de Mahindra. Hablamos de un importante movimiento que busca crear un nuevo constructor de automóviles de lujo en Europa, con un futuro que ya habla de lanzamientos y que pretende replicar la estrategia vista en Italdesign como principal rival.

Hasta 2020 no veremos de lo que es capaz Pininfarina como fabricante de coches, aunque la apuesta habla de lujo, prestaciones y propulsión eléctrica

Mahindra Group es propietaria del estudio de diseño Pininfarina y todo cuanto ello significa desde 2015 con la adquisición de un 76% de la empresa. Desde entonces Mahindra ha comunicado en diferentes ocasiones la intención de convertir a Pininfarina en algo más que un carrocero, una idea con la que pretende crear una nueva visión de negocio para el sello italiano más allá de las colaboraciones en materia de diseño e ingeniería. Han sido varios los prototipos que ha presentado Pininfarina desde que arrancara su época bajo control indio, pero es ahora cuando da el salto definitivo hacia la producción en serie.

El estudio de diseño Pininfarina SpA mantendrá independiente su actividad, lo que convierte a Automobili Pininfarina en un fabricante de actividad completamente separada, aunque recurriendo a los servicios de Pininfarina (diseñador) para el desarrollo de sus modelos. El primer coche fabricado por Automobili Pininfarina será un superdeportivo eléctrico capaz de conseguir una aceleración de 0 a 100 Km/h en 2 segundos, con un precio de 2 millones de euros y una fecha de comercialización prevista para el año 2020.

Aún así, y a pesar de no haber publicado detalles sobre objetivos de producción, Automobili Pininfarina tendrá una gama de modelos más amplia en la que ya se ha confirmado un SUV de lujo 100% eléctrico capaz de competir en prestaciones y precio con el Bentley Bentayga, el Rolls-Royce Cullinan o las versiones más exclusivas del Range Rover. Con este segundo modelo se confirma el que Pininfarina, tal y como ya había mostrado en sus últimos concepts, no volverá a trabajar sobre un propulsor de combustión interna, dando el salto hacia la electromovilidad aprovechando el músculo económico de Mahindra y su participación en el campeonato de Formula E.

Lee a continuación: Pininfarina tiene preparada una nueva creación para el próximo Salón de Ginebra