Cada Bentley Mulsanne W.O. Edition tiene un trozo del Bentley 8 Litre del fundador de la marca

 |  @sergioalvarez88  | 

Bentley celebrará su centenario en 2019. La marca británica cumple 100 años y su futuro se presenta tan apasionante como desafiante. Para celebrar su centenario no han presentado un SUV eléctrico autónomo conceptual (es la moda del momento): presentan una edición especial de su coche más auténtico y fiel a su pasado. Presentan el Bentley Mulsanne W.O. Edition, un coche que rinde homenaje al coche personal del fundador de la marca, Sir Walter Owen Bentley. Cada uno de los cien Mulsanne que venderán tendrá en su interior un trozo de aquél Bentley 8 Litre, un trozo de historia del automóvil.

Por supuesto, cada uno de estos Mulsanne ha sido personalizado con mimo por Mulliner. Bentley presume de que este imponente coche de lujo es uno de sus mejores trabajos, pues debería estar a la altura del coche que en 1930 era considerado uno de los mejores del mundo. Aquél 8 Litre tenía un motor de seis cilindros en línea y 7.983 cc de cubicaje, un motor con una culata fundida en el bloque, con innovaciones técnicas como cuatro válvulas por cilindro y pistones construidos en aluminio. Aquél buque insignia medía hasta 5,42 metros y era carrozado a mano por Mulliner, en Bedford Park.

En aquella época, se compraban los coches sin carrocería. Un carrocero hacía de sastre para el coche, adaptándolo al estilo que el adinerado cliente deseara.

Los Bentley 8 Litre eran extremadamente caros, y la marca no vendió los suficientes. Lanzado en plena Gran Depresión, Bentley entró en concurso de acreedores solo nueve meses después de su lanzamiento. W.O. Bentley vendió entonces su coche, que fue recomprado y restaurado por Bentley en 2006, 75 años más tarde. Cuando se restauró su mecánica, su ciguëñal original fue reemplazado por otro recién mecanizado. Este ciguëñal es la clave del nuevo Bentley Mulsanne W.O. Edition, ya que cada unidad tiene en su interior una pequeña parte, expuesta con protagonismo en su consola trasera.

Mulliner ha creado un coche muy especial. Pero en concreto, su consola trasera es la parte más especial. Esconde en su interior un compartimento iluminado para botellas de cognac, y además de dos soportes para vasos y una ventana de cristal con un trozo de cigüeñal, presenta un precioso trabajo de marquetería – en el que podemos contemplar el geométrico frontal del 8 Litre de W.O. Bentley. Sus asientos han sido forrados en un cálido cuero de color granate llamado Fireglow Heritage, que imita el desgaste – esa patina que un coche clásico presenta en su tapicería de cuero con el paso de los años.

Cuatro tipos de madera diferentes han sido utilizados por los marqueteros para diseñar la escena del 8 Litre. Es sublime.

Inserciones en madera de nogal, alfombrillas de lana y una pintura en negro Onyx ponen la guinda a este delicioso pastel de cumpleaños para Bentley. Aunque Bentley lo ha presentado en color negro, afirma que sus clientes pueden encargarlo en el color que quieran, siempre que respeten la firma de W.O. Bentley, inmortalizada en la parte inferior de las puertas y el salpicadero. Por supuesto, su mecánica V8 biturbo de 6,75 litros de cilindrada permanece invariable. Es uno de los más fuertes lazos de Bentley con su historia – el diseño del bloque no ha cambiado en décadas – y es parte indivisible de su ADN.

Será presentado públicamente en agosto, en Monterey (California).

Lee a continuación: Lucha de gigantes: ¿cuántos coches, y cuáles, existen hoy en día con más de 6 metros de longitud?

Grande, amplia y rápida, es la opción más refinada entre los sedanes de la firma británica. Puede tener mucho equipamiento y unos acabados impresionantes. Su faceta más deportiva es más que evidente en los Mulsanne Speed

Ver todos los comentarios 0

Grande, amplia y rápida, es la opción más refinada entre los sedanes de la firma británica. Puede tener mucho equipamiento y unos acabados impresionantes. Su faceta más deportiva es más que evidente en los Mulsanne Speed