Un BMW M2 Competition aún más radical, más ligero: tuning en tu concesionario BMW más cercano

 |  @HerraizM  | 

BMW le ha “sacado punta” al BMW M2 para ofrecernos un BMW Serie 2 aún más potente, con el motor del BMW M4, con una mejor refrigeración, con una mejor puesta a punto. Un BMW M2 Competition que llega con 410 caballos y que ahora se viste con un “traje” de BMW M Performance para ofrecernos una perspectiva aún más deportiva del ya de por si más prestacional BMW M2 Competition.

BMW M Performance nos ofrece unas suspensiones más deportivas y mejores frenos

El departamento accesorios deportivos de BMW nos deja con una nueva suspensión para el BMW M2 Competition, que baja la altura del coche en hasta 20mm y que ofrece ajustes en extensión y rebote. No podemos perder de vista que, de serie, el BMW M2 Competition cuenta con unos nuevos brazos de aluminio, siguiendo el esquema ya conocido en el BMW M4.

Además de estas nuevas suspensiones nos topamos con una frenada mejorada, con discos de freno de mayores dimensiones y pastillas de freno aún más capaces y con unas llantas más ligeras, capaces de reducir el peso en 3.2 kg. Para los habituales a los trackdays cabe destacar la posibilidad de calzar estas llantas con los neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2.

BMW nos propone una importante reducción de peso a golpe de fibra de carbono

El ahorro de peso no termina con estas llantas y es que BMW M Performance nos ofrece la posibilidad de montar el techo, el capó y el portón del maletero en fibra de carbono. Con el capó en fibra de carbono se ahorra un peso de 9 kg, mientras que con el techo de fibra de carbono y con el portón del maletero de fibra de carbono se ahorran 5 y 6 kg respectivamente. El sistema de escape M Performance opcional también ahorra peso, además evidentemente de mejorar el sonido del coche y mejorar la apariencia de la zaga con su acabado, reduciendo el peso del conjunto en 8 kg.

La lista de ingredientes de BMW M Performance para el BMW M2 Competition prosigue con un sistema de adquisición de datos llamado BMW M Performance Drive Analyzer y por supuesto no falta un kit aerodinámico, confeccionado en fibra de carbono, en el que aparece un nuevo splitter delantero, faldones laterales, un nuevo difusor trasero y un nuevo alerón.

Hay unas nuevas llantas más ligeras y un nuevo sistema de escape, también más ligero

La fibra de carbono también está presente en unos nuevos retrovisores, los umbrales de las puertas, la cubierta del motor, las branquias laterales o la parrilla.

El aspecto del BMW M2 Competition es ahora mucho más fiero, ese generoso alerón no va a ayudar a que pase precisamente desapercibido y se agradece enormemente que una marca se aventure a ofrecernos un catálogo de opciones destinadas a mejorar ya no sólo la estética del coche o el acabado de su habitáculo sino también para mejorar el rendimiento del coche, con productos homologados, con piezas encargadas de aligerar su peso, de hacerlo aún más radical…

Lee a continuación: ¡Brutal! Saluda al BMW M2 Competition, ¡un BMW M2 con 410 CV!