El coche eléctrico de Bugatti tiene 13,6 CV y es juguete para niños (y no tan niños)

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 
Bugatti Baby Fotos P

El coche que tenéis en vuestras pantallas es el segundo coche eléctrico de producción de Bugatti. Se trata del Bugatti Baby II, un relanzamiento del Bugatti Baby de los años 30, creado como juguete para los hijos de los adinerados dueños de un Bugatti Type 35 de competición. Aquél Baby era un Type 35 a escala 1:2, mientras que el nuevo Bugatti Baby II es una reproducción del Type 35 a escala tres cuartos, algo que permitirá que no solo los niños lo disfruten, si no también sus padres y abuelos. Es un juguete tan exclusivo como fascinante, con un precio acorde a la marca que lo suministra.

Antes de nada, os referimos al artículo que hemos publicado sobre la reedición del Bugatti Baby, hace unos meses. En él os contábamos que el coche original se produjo entre los años 1927 y 1936, y que se produjeron unas 500 unidades. Coincidiendo con el 110 aniversario del nacimiento de Ettore Bugatti, se volverán a fabricar 500 unidades del Baby II, cuya producción está ya completamente agotada. Y es sencillo analizar el porqué: es un producto de coleccionista, y un complemento ideal a un Bugatti Veyron o Bugatti Chiron. Con un precio que arranca en 30.000 euros, es una ganga para cualquier dueño de un Bugatti.

Las 500 unidades se construirán a mano en Reino Unido, por parte de la Little Car Company.

Bugatti Baby Fotos 8

El desarrollo del coche comenzó con el escaneado digital de un Type 35 del año 1924, el "Lyon Grand Prix". Tomando como base el modelo original, se redujo su escala a los tres cuartos - los Type 35 apenas medían tres metros de largo - y se instalaron en su interior un motor eléctrico y una batería de iones de litio. Esta batería tiene 1,4 kWh de capacidad, o 2,8 kWh en el caso de la versión de alta autonomía, que debería ser capaz de recorrer unos 30 km. El coche tiene una preciosa carrocería abierta, y se han recreado las llantas originales del Type 35, envueltas en neumáticos Michelin de moto.

El volante tiene un aro de madera y la instrumentación ha sido recreada con mimo, reemplazando la bomba de combustible del coche original por un mando de marcha adelante / marcha atrás. En la parte superior de la calandra se encuentra el logotipo de Bugatti, construido a partir de 50 gramos de plata. El coche se puede encargar en el color azul original de los Type 35, y nadie debería pensar en encargarlo en otro tono. Todos ellos cuentan con luces, claxon, retrovisor, freno de mano y un mando a distancia que permite desactivar el coche a una distancia de hasta cincuenta metros.

Bugatti Baby Fotos 1

Se puede encargar en la misma gama de colores que el Chiron, pero yo optaría por el clásico French Racing Blue de los clásicos.

El coche tiene un motor eléctrico de 13,6 CV (10 kW) que mueve el eje trasero, a través de un diferencial de deslizamiento limitado. El modo para niños limita la potencia a 1 kW y su velocidad punta a 20 km/h, mientras que el modo para adultos limita la potencia a 4 kW, y su punta a 45 km/h. Con una llave especial activamos el modo de potencia y velocidad sin límites, aunque dudamos que este coche puede superar los 70 u 80 km/h, ya que no tiene siquiera 15 CV y pesa 230 kilos, casi tanto como una moto de viaje. Su longitud final es de 2,8 metros, y su anchura, de un metro.

La versión básica tiene una carrocería de material compuesto, pero la versión Vitesse tendrá una carrocería de fibra de carbono, y la versión Pur Sang, de aluminio moldeado a mano.

Bugatti Baby Fotos 7

Lee a continuación: ¿Quieres una camper vintage sin sus servidumbres? Esta Citroën "Tipo H" basada en la Jumper puede interesarte

Ver todos los comentarios 0