El Scania AXL es el camión del futuro: sin cabina, autónomo y sostenible

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 
Scania Axl P

El transporte de mercancías es una de las áreas con más potencial para la automatización y la conducción autónoma. Si bien un conductor humano nunca podrá ser reemplazado al completo, en entornos completamente controlados y bajo ciertas condiciones, la realidad es que los camiones autónomos tienen mucho sentido. Scania acaba de presentar en sociedad al nuevo AXL, un prototipo de camión autónomo cuya eficacia y utilidad ha sido ya contrastada. En este artículo os presentamos al camión del futuro: no tiene cabina, emplea combustible sostenible y parece sacado de una película de Robocop.

El Scania AXL es en estos momentos un prototipo. Pero es un prototipo completamente funcional y ha sido probado con éxito en una cantera, en Suecia. Es en estos entornos controlados donde un vehículo así tiene mucho sentido. Un entorno donde el camión es cargado con áridos por parte de una pala - conducida por un humano, en este caso - que descarga en otra localización de la cantera. El camión sigue una ruta prefijada con la ayuda de un balizado virtual por GPS, y se guía mediante una combinación de cámaras de alta resolución y varios radares de alta potencia, conocidos como LIDAR.

Scania Axl 8

El transporte por carretera de mercancías tiene mucho margen para mejorar su eficiencia y seguridad. El futuro autónomo aún está lejos.

Scania ya cuenta con camiones autónomos en operaciones similares - concretamente en otras canteras - pero se trata de camiones convencionales con capacidades autónomas, en los que viaja un conductor para evitar cualquier tipo de problema. El Scania AXL ha sido diseñado desde cero para que carezca de conductor, y gracias a ello se ha podido maximizar el espacio para la carga. De hecho, su chasis de cuatro ejes cuenta con un enorme volquete y dispone de más capacidad de carga que un camión convencional con conductor. Su diseño es futurista, cargado de ángulos y con una imagen muy poderosa.

Su mecánica emplea un combustible sintético del que no se han dado grandes detalles, pero Scania afirma que procede de fuentes renovables - posiblemente se trata de un GNL procedente de biomasa. Sea como fuere, es un producto que está en un fase muy inicial, y que bajo ningún concepto está preparado para salir a las calles. No obstante, no cuesta imaginar un futuro de vehículos autónomos dedicados a este tipo de tareas, como por ejemplo la recogida de basuras, la minería o incluso el transporte urbano. A continuación os ofrecemos un vídeo de este engendro mecánico en movimiento.

Scania Axl 13

Las aplicaciones autónomas, por el momento, solo tienen sentido en entornos concretos y muy controlados.

Lee a continuación: Batalla de drifting inesperada: el Mazda RX-8 de "Mad Mike" contra un camión Kamaz (+vídeo)

Ver todos los comentarios 1
  • Naves

    Skynet intensifies