CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

4 MIN

El primer coche en superar la barrera de los 100 km/h fue... ¡un coche eléctrico!

José Luis Gómez | @jlgomez1995 | 6 May 2022
Jamais Contente Record Velocidad Portada
Jamais Contente Record Velocidad Portada

Desde el comienzo de la historia del automóvil en el siglo XIX la obsesión por la velocidad ha sido y sigue siendo una constante estrechamente ligada a la misma, aunque por ellos años alcanzar los 100 km/h se veía como una marca casi imposible cuando los primeros automóviles eran poco más que carros motorizados. Sin embargo, esa barrera se rebasó antes de terminar el siglo XIX, en torno al 1 de mayo de 1899 y el encargado de ello fue ¡un coche eléctrico! Como lo has leído.

Aunque fue en Alemania donde puede decirse que nació el automóvil de la mano de Karl Benz, lo cierto es que en los primeros compases Francia se convirtió en la auténtica cuna del automovilismo con una Inglaterra fuera de la carrera debido a la Reg Flag Acts (una absurda ley que establecía, entre otras imposiciones, un límite de velocidad de 3,2 km/h en ciudades y la necesidad de que una persona advirtiese el paso del automóvil mediante una bandera roja o luz del mismo color), siendo en el país galo donde se dieron esas primeras competiciones entre fabricantes por conseguir récords de velocidad como estrategia publicitaria y audaces pilotos en busca de gloria.

El primer coche en superar los 100 km/h fue un eléctrico el 1 de mayo de 1899 en Achères (Francia).
La Jamais Contente, el primer coche que superó los 100 km/h

En ese contexto se presenta nuestro protagonista, el belga Camile Jenatzy apodado Le Diable Rouge (El Diablo Rojo) en alusión al color de su barba. El 17 de enero de 1989 Jenatzy consiguió alcanzar los 66,66 km/h al volante de un CGA Dogcar en Achères (cerca de París), dando así comienzo a una intensa rivalidad con Gaston de Chasseloup-Laubat en busca del récord de velocidad.

Jenatzy concluyó que usando un coche con motor de gasolina no conseguiría poner tierra de por medio, por lo que vio en el coche eléctrico la solución ideal y construyó el CITA N°25, también conocido como La Jamais Contente, un “bólido” con una carrocería en forma de torpedo fabricada con aleaciones ligeras de aluminio, tungsteno y magnesio, un peso de casi 1,5 toneladas y dos motores eléctricos y dos motores eléctricos que le proporcionaban una potencia total de casi 67 CV.

De esta forma El Diablo Rojo logró alcanzar los 105,88 km/h un 1 de mayo de 1899, siendo la primera persona en rebasar la barrera de los 100 km/h y estableciendo un récord que no sería batido hasta 1902 por Léon Serpollet a bordo de un coche de vapor que marcó un registro de 120,8 km/h en el Paseo de los Ingleses de Niza.

Después superar la barrera de los 100 km/h Jenatzy se dedicó a otro tipo de competiciones estrechamente ligado a Mercedes.
Camile Jenatzy conduciendo un Mercedes

Sin embargo, por aquel entonces Jenatzy estaba centrado en otro tipo de competiciones en las que también cosechó éxitos como la victoria conseguida en la Copa Gordon Bennet de 1903 en Irlanda al volante de un Mercedes y que le llevó a declarar en broma que si moriría sería precisamente en un Mercedes.

Así pues, esa predicción de hizo realizad en 1913, pero no en el marco de ninguna competición. Jenatzy estaba pasando una jornada de caza con sus amigos y decidió gastarles una broma escondiéndose detrás de un arbusto imitando el sonido de un animal, lo que provocó que recibiese un disparo de uno de los allí presentes. No murió en el acto, sino que lo hizo de camino al hospital a bordo de… un Mercedes.

Camile Jenatzy "El Diable Rojo"

Fuentes: Wikipedia | e-mobile | De la Torre, J.P. (2021), Eso no estaba en mi libro de historia del automovilismo