CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Economía

4 MIN

Cómo evitar la última consecuencia de la subida del precio del combustible: robo de gasolina y diésel

Elena Sanz Bartolomé | 20 Mar 2022
Como Evitar Robo Combustible  01
Como Evitar Robo Combustible  01

Amigos de lo ajeno que intentan sacar provecho de situaciones excepcionales siempre han existido… y siempre existirán. Actualmente vivimos en un escenario propicio para ello: la subida de precio del combustible está provocando un incremento de los hurtos de gasolina y diésel. Algo que se está viviendo en España, pero también en otros países como Estados Unidos: apunta estos trucos para evitar que te roben el combustible.

El último Boletín Petrolero de la Comisión Europea disponible tiene fecha del 7 de marzo y en él los precios medios de la gasolina y el diésel son los siguientes: 1,67 y 1,58 euros, respectivamente. Cifras que no incluyen, todavía, el incremento registrado desde entonces: ya hemos visto cómo en algunas gasolineras se rebasaba la barrera de los dos euros. Los robos de combustible suelen estar presentes en la escena delictiva, pero esta situación está generando un aumento.

¿Dónde se suelen dar?

El Mundo cita a fuentes de la Policía Nacional que desvelan que sí se están produciendo este tipo de acciones, aunque puntualizan que ya tenían lugar antes de la escalada. No obstante, las autoridades explican los puntos en común que tienen estos actos para ayudar a los conductores a evitarlos: los robos de combustible suelen tener en el punto de mira los vehículos aparcados en la calle, obviamente, y, sobre todo, aquellos que están en zonas poco transitadas (como descampados) o sin presencia policial.

Dos técnicas

Los delincuentes suelen emplear dos técnicas. La primera de ellas pasa por forzar la tapa el tanque para vaciarlo: para ello basta con disponer de una bomba de extracción manual, una manguera y una garrafa para almacenar la gasolina o el diésel.

La segunda va más allá porque tiene que sortear la tecnología que emplean algunos modelos para disuadir la práctica: hay vehículos equipados con bloqueo en la tapa del combustible, válvulas de retención que evitan que el combustible suba o pantallas que impiden que una manguera llegue al tanque. ¿Cómo evitar estas barreras? Perforando el depósito: además del robo, el conductor se enfrentará a una costosa reparación.

Los casos de España

En nuestro país ya se han registrado varios casos y las autoridades creen que están motivados por el incremento de los precios. Diario Sur informaba sobre una de estas acciones que tuvo lugar en Málaga el fin de semana pasado: los hechos se produjeron en zonas sin vigilancia e iluminación de La Princesa y La Unión, donde forzaron la tapa del depósito de diez coches.

La Vanguardia se hacía eco de dos episodios semejantes: en Almodóvar del Río (Córdoba), la Guardia Civil detuvo a un vecino como presunto autor de un delito de robo con fuerza que habría sustraído cien litros de diésel de una retroexcavadora que estaba en el Instituto de Educación Secundaria de la localidad con motivo de unas obras. La Ertzaintza, por su parte, ha arrestado a tres jóvenes por robar gasóleo de un camión que estaba aparcado en Eibar.

El Mundo, por su parte, informa que la Policía Municipal de Madrid ha registrado un aumento de estos delitos centrados en los vehículos de reparto.

¿Cómo evitar el robo de combustible?

El primer consejo de las autoridades pasa por recomendar a los conductores que aparquen su vehículo en un garaje, pero esta opción no siempre es viable. ¿Cómo podemos proteger nuestro vehículo cuando no nos queda más remedio que dejarlo en la calle? Podemos equiparlo con una tapa de depósito que incorpore un seguro para dificultar que el delincuente la pueda forzar.

A esta medida podemos añadir otras como evitar zonas poco transitadas e intentar estacionar en lugares iluminados: intenta, además, no dejar el vehículo en lugares públicos durante un tiempo prolongado. Y, por último, siempre que sea posible trata de aparcar de manera que el lateral donde está el depósito sea visible desde un entorno videovigilado, desde la calle o desde la carretera porque así se incrementa la posibilidad de que haya testigos.