CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Economía

6 MIN

Crisis del AdBlue, el ADAC recomienda rellenar el depósito a conductores de diésel que recorran muchos kilómetros

David Villarreal | @davidvillarreal | 28 Oct 2021
Adblue Diesel Logo
Adblue Diesel Logo

Tal y como os venimos contando estos días, estamos asistiendo al paro de la producción de AdBlue de algunos de los principales fabricantes europeos. Ayer analizábamos hasta qué punto puede ser preocupante para el conductor de un diésel esta, de momento, pequeña crisis del AdBlue.

Concluíamos, que con toda seguridad viviremos un incremento de precios del AdBlue, en tanto en cuanto su producción depende del gas, que estos días está sufriendo una escalada de precios ascendente que no parece vaya a detenerse en los próximos meses. Pero también analizábamos por qué una crisis de suministro parece poco probable, al menos en estos momentos.

La crisis del AdBlue ya está propiciando algunos pronunciamientos, como los que nos llegan desde Alemania. El ADAC, la mayor asociación de automovilistas en Europa, ya ha alertado de que el AdBlue podría volverse más escaso y más caro en Alemania. Y entre sus recomendaciones ya apunta a rellenar el depósito de AdBlue a aquellos conductores de diésel que recorran muchos kilómetros.

¿Qué es el AdBlue?

El AdBlue es una solución acuosa de urea que en la última década se ha convertido en imprescindible para hacer que los diésel modernos sean menos contaminantes. Gracias a ella los diésel modernos han reducido drásticamente sus emisiones de NOx. Pero los diésel modernos también se han convertido en dependientes del AdBlue, un aditivo que se aloja en un depósito y que hemos de rellenar periódicamente. Sin Adblue, no funcionaría ningún diésel moderno dotado de esta tecnología. Más información en nuestra guía sobre el AdBlue.

El problema al que nos enfrentamos se debe a que la producción de AdBlue se lleva a cabo en plantas químicas que emplean el gas natural como materia prima y como fuente energética, mediante sistemas de cogeneración. Si el gas natural eleva su precio, encarece el coste de producir AdBlue. Y eso ha tenido como consecuencia los paros en la producción de AdBlue a los que hemos asistido en octubre y el más que previsible incremento en el coste del AdBlue que se producirá en las próximas semanas.

El incremento de los precios del gas ha propiciado paros en las principales productoras de AdBlue que pueden encarecerlo y provocar escasez en el suministro

Situación de la crisis del AdBlue

  • En los últimos días se han producido paros temporales en las principales productoras de AdBlue en Europa, como es el caso de la eslovaca Duslo, o de Yara en Italia. La razón esgrimida por los fabricantes es el elevado coste del gas. Los paros se están aprovechando para llevar a cabo tareas de reforma y mantenimiento.
  • El principal productor de AdBlue en España, Fertiberia, detenía la producción de su planta en Palos de la Frontera en octubre
  • Asociaciones de transportistas italianas alertan de compras motivadas por el pánico y advierten de que los stocks de AdBlue en el país están menguando (transportoeuropa.it)
  • En Eslovaquia se están asegurando el suministro e iniciando planes para que fabricantes y distribuidores suministren únicamente a transportistas eslovacos (Pravda.sk)
  • ADAC, la mayor asociación de automovilistas en Europa, recomienda rellenar el depósito de AdBlue a los conductores de diésel que recorran muchos kilómetros al año
A los paros en las principales productoras de AdBlue en Europa, se unen movimientos para asegurar el suministro en Eslovaquia y las alertas de transportistas italianos y el ADAC en Alemania ante una posible crisis de suministro

El ADAC recomienda rellenar el depósito de AdBlue

A los acontecimientos de los últimos días se unía el pronunciamiento del ADAC, una asociación de automovilistas en Alemania que con más de 21 millones de afiliados se erige como la mayor asociación europea. El ADAC alertaba de la posibilidad de que el AdBlue se vuelva más caro y más escaso en Alemania y, por ende, en el resto de Europa. Aunque también relativiza las consecuencias que esto podría tener para el cliente particular.

La interpretación que hace el ADAC de la crisis del AdBlue en el momento de publicar este artículo pasa por las siguientes recomendaciones:

  • Sopesar la posibilidad de rellenar el AdBlue en estos momentos, o no. Como ya os adelantábamos estos días, en condiciones normales un conductor únicamente ha de rellenar el depósito de AdBlue una o dos veces al año.
  • Recordar que el consumo de AdBlue depende del uso y los recorridos que hace el conductor de un diésel, situándose en una horquilla entre el 3% y el 5% del consumo de combustible.
  • El ADAC sí recomienda rellenar el depósito de AdBlue a conductores de diésel que recorran muchos kilómetros.
  • Seguir todas las precauciones si nos aprovisionamos de AdBlue y necesitamos almacenarlo en nuestra casa.

¿Debería comprar AdBlue y almacenarlo en mi casa?

Ante la posibilidad de un incremento de los precios, e incluso de una falta de suministro, muchos conductores ya han optado por comprar AdBlue y almacenarlo en su casa. Desde estas líneas tenemos que desaconsejar esta práctica. El almacenamiento de AdBlue no es necesariamente inseguro, puesto que se trata de una solución acuosa que no es tóxica, pero sí puede ser corrosiva, con lo cual han de tenerse ciertos cuidados en su manipulación. Pero no recomendamos almacenar AdBlue por lo cuidadosos que hemos de ser en su almacenamiento para evitar que se degrade y pierda sus propiedades.

Los consejos que proporciona el propio ADAC para almacenar el AdBlue son los siguientes:

  • Proteger el AdBlue de la luz solar directa.
  • Almacenar entre -5ºC y 20ºC.
  • Por debajo de -11,5ºC el AdBlue se congela. Pero, según el ADAC, una vez descongelado el AdBlue puede utilizarse sin pérdida de calidad.
  • A temperaturas superiores de 30ºC debe almacenarse en un lugar bien ventilado.
  • Algunos fabricantes recomiendan no almacenar la garrafa de AdBlue más de 6 meses. El ADAC apunta que a menos de 25ºC el AdBlue conserva sus propiedades durante 18 meses y a temperaturas de entre 25ºC y 30ºC durante 12 meses.
  • Hay que ser muy cuidadosos con el recipiente en el que se almacena el AdBlue y utilizar una garrafa limpia, sin residuos. Si la garrafa está contaminada, aunque solo sea mínimamente, con hidrocarburos, o aceite, podríamos dañar el sistema anticontaminación de nuestro diésel al utilizar el aditivo.

Nuestro consejo, insistimos, pasa por mantener la cautela. No recomendamos aprovisionarse de AdBlue. De momento no se ha producido una crisis de suministro y el encarecimiento del AdBlue no debería suponer un incremento significativo en los costes por kilómetro para el conductor particular de diésel. Pero si el depósito de AdBlue de nuestro coche está próximo a agotarse, sin duda es un buen momento para rellenarlo.