CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Seguridad Vial

4 MIN

¿Cuál es la verdadera razón por la que la DGT no quiere tantos coches viejos en las carreteras?

Daniel Valdivielso | @valdi92 | 30 Oct 2021
Alfa Romeo 156 Coche Antiguo
Alfa Romeo 156 Coche Antiguo

En los últimos años hemos asistido a una verdadera revolución en el marco de la movilidad personal. Ya nada es como antes, la gente no compra los mismos coches e, incluso, muchos de esos potenciales compradores directamente "pasan" del coche privado para saltar a nuevas fórmulas de desplazamiento, más acordes a sus necesidades. La DGT quiere que el parque automovilístico español sea lo más moderno posible, pero...¿cuáles son sus razones de peso?

La realidad es que la edad media de nuestros coches no ha hecho más que crecer en los últimos años, alcanzando en la actualidad una cifra superior a los 13 años. Se trata de una de las cifras más altas de Europa, pero en consonancia con otros países de nuestro entorno. Cada año un millón de personas (aproximadamente) cambia su coche por uno nuevo, pero ese ritmo no es suficiente para modernizar suficientemente nuestro parque automovilístico.

Hace unas semanas unas declaraciones de director de la Dirección General de Tráfico, Pere Navarro, dejaba claro la postura de los gestores viales españoles. "No puede ser que haya transferencias y compraventas de vehículos de gran antigüedad" fueron las palabras textuales de Navarro, que aboga por actualizar rápidamente nuestros vehículos.

La DGT quiere reducir las cifras de siniestralidad

Es evidente que una de las principales razones por las que desde las administraciones se nos anima a cambiar nuestro coche por uno más moderno es, como no puede ser de otra manera, la seguridad. Y es que un coche moderno es mucho más seguro que un vehículo con décadas a sus espaldas.

La llegada de construcciones más sólidas y a la vez capaces de absorber una mayor cantidad de energía en caso de colisión, la incorporación de sistemas de seguridad activos y, sobre todo, la instalación de sistemas de seguridad preventiva hacen que la tasa de mortalidad de los vehículos mas modernos sea mucho menor que en los vehículos más antiguos.

¿Se preocupa la DGT por la contaminación?

Otra de las razones que puede hacer que la DGT busque renovar rápidamente nuestros vehículos es el potencial contaminante de los vehículos más antiguos. Aquí hay poca discusión: las mecánicas actuales, con una cada vez mayor carga de electrificación, tienen unas emisiones mucho más reducidas que las de las mecánicas más antiguas.

Sirva como ejemplo: un motor diésel con 15 años de antigüedad (homologado bajo la normativa Euro 4) podía emitir hasta 0.25 gramos de NOx (óxidos de nitrógeno) por cada km recorrido, cuando en la actualidad (norma Euro 6) esa cantidad se ha reducido hasta unos mínimos 0.08 gr/km, 3 veces menos. En el caso de las emisiones de partículas, las cantidades se han reducido aún más al pasar de 0.025 gr/km en Euro 4 a 0.005 gr/km en Euro 6.

El dinero, otra gran preocupación para la DGT

Poderoso caballero es don Dinero...a nadie se le escapa el hecho que el el automóvil supone una -muy importante- fuente de ingresos para las arcas públicas: impuestos al rellenar el tanque de carburante,impuestos al circular por determinadas carreteras, impuestos anuales por su circulación general, impuestos al presentarse a las -obligatorias- pruebas técnicas pertinentes...

Todos estos impuestos no son suficientes si tenemos en cuenta el volumen de dinero que se mueve a la hora de comprar un coche nuevo. Es cierto que la mayoría de vehículos que se matriculan en nuestro país cada año están exentos de abonar el impuesto de matriculación, pero el IVA es una importantísima fuente de ingresos para el estado, amén de los impuestos que se abonan a la hora de cambiar de nombre vehículos nuevos o con pocos años, con cantidades que en muchos casos superan las tres cifras, las cantidades más altas que se pagan por las pólizas de seguros al ser vehículos más nuevos y caros...

Se trata, en resumen, de una rueda que no puede parar: muchos elementos que hacen "necesario" el hecho que nosotros, los conductores, renovemos rápidamente nuestro garaje para contar con un vehículo que en realidad es más seguro, más confortable y menos contaminante pero que, a la postre, también aporta mucho más dinero a las arcas públicas.