CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Pontiac

3 MIN

David Hasselhoff subasta su coche fantástico, KITT, y él mismo lo entregará al nuevo propietario

David Hasselhoff Subasta Coche Fantastico Kitt 01

La famosa serie de televisión de "El Coche Fantástico" protagonizada por David Hasselhoff en su papel de Michael Knight no sólo marcó a todos aquellos que vivieron los ochenta, sino también a todos los que somos uno apasionados de los coches, pues el coprotagonista de la misma era un curioso Pontiac Firebird Trans Am llamado KITT, con una serie de modificaciones que lo hacía único y un compañero inseparable de Hoff en todas sus aventuras para preservar la ley y el orden allí donde la policía no podía llegar.

7
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Así pues, son muchas las réplicas de KITT que circulan por todo el mundo con la legión de seguidores que disfruta la serie, y hasta podríamos decir que es frecuente encontrarse con alguna de ella en cualquier reunión o concentración de mediana envergadura. Sin embargo, no todas ellas gozan del pedigree de la unidad que acaba de salir a subasta, cuyo dueño es el mismísimo David Hasselhoff, y quien asegura que el mismo hará entrega de ella a su nuevo dueño si la puja final supera el 25 % del precio de reserva. En el momento de escribir estas líneas las pujan ya iban por 750.000 dólares, un precio muy superior 300.000 dólares como máximo que estimaba la propia casa de subastas, cerrándose el plazo el próximo día 23 de enero. La subasta, llevada a cabo por liveauctioneers, se encuadra dentro de una serie de objetos de la colección del actor de los cuales se está deshaciendo, siendo KITT la joya de la corona, con la intención de donar parte de lo recaudado.

De la veintena de unidades empleadas en el rodaje sólo se conservan cinco, y aunque esta pertenece a David Hasselhoff, no sabemos si es una de ellas.

.

Centrándonos en la unidad en cuestión, la casa de subastas no deja claro si ese KITT participó en el rodaje de la serie o si se trata de una de las muchas réplicas que se construyeron a posteriori, pues para ella se usaron una veintena de unidades, de las que actualmente sólo se conservan cinco, aunque el hecho de que Hasselhoff sea su propietario ya le aporta mucho valor a ojo de sus fans. Por el contrario, sí dice que se trata de una unidad plenamente funcional, por lo que es de entender que se encuentra en orden de marcha y apta para circular por la vía pública.

Construida sobre la base de un Pontiac Firebird Trans Am con motor V8 de 5,7 litros y cambio automático de 4 velocidades, cuenta con todos los detalles que se esperan, como la carrocería en fibra de vidrio pintada en color negro, la característica luz roja dinámica sobre el capó, así como un interior totalmente ochentero, plagado con todas las pantallitas y botones que podíamos ver en televisión y el volante sin aro seña de identidad, aunque no esperes que se conduzca sólo, te hable como tu iPhone o salte con el modo Turbo.

Fuente: liveauctioneers.com