CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Industria

4 MIN

Devuelve su coche nuevo recibiendo el doble de la cantidad financiada, un juez le da la razón

José Luis Gómez | @jlgomez1995 | 10 May 2021
Devolver Coche Comprar Coche Concesionario Mazda
Devolver Coche Comprar Coche Concesionario Mazda

Cuando compramos algo y resulta que no es lo prometido, no nos vale o simplemente viene con algún defecto, todos tenemos más o menos claro que es posible devolverlo y recuperar nuestro dinero, y es que ese eslogan de "si no está satisfecho, le devolvemos su dinero" ha calado. Sin embargo, cuando se trata de comprar un coche, máxime si es un coche nuevo, ya no parece tan obvio. Pues bien, un juzgado sevillano ha condenado a un concesionario del Aljarafe a devolver el doble de la cantidad financiada a una compradora.

El vehículo contaba con varios desperfectos en el momento de la entrega

Según informa Diario de Sevilla, el bufete de abogados Zanca-Lora de la capital hispalense ha conseguido una sentencia favorable por parte del juzgado de primera instancia número 19 en la que condena al citado concesionario a pagar a la insatisfecha cliente un total de 15.000 €, el doble de la cantidad que les restaba por abonarle.

Dicha persona adquirió un vehículo, cuya marca y modelo no ha trascendido, por un importe total de 16.500 €, de los cuales financió 7.500 €. Así pues, en el momento de la entrega del mismo, y tras inspeccionar el coche, la clienta declaró que quería acogerse a su derecho de desistimiento, no llegando ni tan siquiera a sacar de las instalaciones de la concesión. Lo motivos que argumentó fueron tres: en primer lugar que el odómetro marcaba 30 km tratándose de un coche nuevo, en segundo lugar que en el maletero había restos de pelos, y por último, que no contaba con algunos de los plásticos protectores típicos que nos encontramos en el momento de estrenar un coche.

30 km en el odómetro, restos de pelos en el maletero y la falta de algunos plásticos protectores llevaron a la clienta a pedir la devolución de su coche.

Así pues, el concesionario le devolvió los 9.000 € pagados al contado, pero los recibos de la financiara correspondientes a la cantidad restante llegaron mes tras mes. La disputa acabó en los tribunales, en los cuales la concesión argumentó que el vehículo se encontraba a nombre de la compradora, y que hasta que ella no cambiara la titularidad del mismo, no sería posible devolverle el resto del dinero.

Finalmente, el juez falló a favor de la compradora acogiéndose a la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, la cual establece que en caso de que el empresario no haga frente a su obligación deberá de reembolsar la cantidad por duplicado, de ahí los 15.000 € citados, a los cuales se suman las costas del litigio y los intereses, resolviendo que el cambio de titularidad debería hacerlo el propio concesionario. No obstante, dicho derecho de desistimiento se da cuando la operación se ha llevado a cabo a distancia fuera del establecimiento y a distancia, algo que no sucedió, pero que el juez ha equiparado al "programa de satisfacción y compromiso de devolución" publicitado por la marca.

Sin embardo, es cierto que casi cualquier coche nuevo cuenta en su odómetro con un pequeño kilometraje, en torno a los 20 km, como resultado de mover el coche por la propia fábrica hasta el transporte, por las campas e incluso desde el puerto hasta el concesionario si están próximos. Respecto a los pelos encontrados en el maletero, se trata de una metedura de pata inadmisible fácilmente solucionable con una limpieza, y lo relativo a la falta de plásticos protectores, puede que alguien pensara que sería una buena idea ahorrar su retirada el nuevo dueño.

En la práctica, devolver un coche nuevo es muy difícil y casi imposible

Que esta sentencia haya resultado favorable no quiere decir que en la práctica devolver un coche nuevo sea así de simple, pues en la mayoría de los casos estamos hablando de un producto personalizado y fabricado según los deseos de su comprador (color y equipamiento opcional). De hecho, en el momento de firmar el contrato nos estamos comprometiendo a comprar dicho vehículo, y el vendedor a mantener el importe y especificaciones recogidos. Por tanto, en caso de cualquier desperfecto percibido en el momento de su recogida la obligación por parte del concesionario es de repararlo.

En la mayoría de los casos resulta prácticamente imposible devolver un coche nuevo, salvo que se contemple en el contrato o así se publicite.

Aunque eso es en principio, pues según explica Facua, en el caso de que el contrato recoja la posibilidad de devolverlo y recuperar el dinero, o se publicite esta opción (caso que no ocupa), sí que tiene el vendedor la obligación de aceptar nuestro derecho de desistimiento.

9
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Fuente: Diario de Sevilla