comscore
MENÚ
Diariomotor
Seguridad Vial

6 MIN

Por qué la DGT acierta, multándote por el móvil, aunque no lo estés utilizando

Telefono Movil Coche Dgt 0320 03

Sin duda alguna, la Dirección General de Tráfico ha sido la protagonista de la noticia más importante de la pasada semana, que atañe a las pertinentes reformas del Reglamento General de Circulación y el texto refundido de la Ley sobre Tráfico y Seguridad Vial. Y entre estas reformas, la DGT te multará y te retirará 6 puntos del carné, aunque no estés utilizando tu teléfono móvil. Tal y como os contábamos estos días, la reforma pretende que el mero hecho de tener el teléfono móvil en la mano sea sancionable. Y eso, como veremos a continuación, es un acierto, y una medida a todas luces necesaria. ¿Por qué?

La DGT multará por tener el teléfono móvil en la mano

Resumiendo todo lo que os hemos contado estos días, la primera gran novedad es que la DGT ha propuesto que la sanción a los conductores que usen el teléfono móvil suponga ahora la retirada de 6 puntos del carné. Hasta ahora tan solo suponía la retirada de 3 puntos.

La segunda gran novedad, que la reforma ha previsto que no sea necesario que estemos utilizando nuestro teléfono móvil para ser sancionados. La reforma de la ley, que aún está en fase de anteproyecto, y ha de superar los cauces parlamentarios para salir adelante, incorporará un cambio importante y necesario, que baste con que "sujetemos con la mano dispositivos de telefonía móvil mientras se conduce".

La DGT no solo endurece la sanción por utilizar el móvil sino que también ha previsto que el mero hecho de tener el móvil en la mano mientras conducimos sea punible

La DGT en pos de la seguridad vial

La primera razón esgrimida por la DGT, y que desde este medio defendemos firmemente, para endurecer la sanción por usar el móvil al volante es la de mejorar la seguridad vial. Conducimos coches que, cada vez, son más seguros, con tecnologías que son capaces de ayudarnos a evitar un accidente de tráfico o mitigar notablemente sus consecuencias para los pasajeros. Pero, aún así, el factor humano sigue siendo causa determinante de muchos accidentes y las distracciones una de las principales preocupaciones de Tráfico.

Según la DGT, las distracciones son un factor concurrente un 28% de los accidentes con víctimas mortales. En 2019 esos accidentes de tráfico, en los que se identificó una distracción, se cobraron 359 fallecidos.

En un mundo cada vez más conectado, con una sociedad cada vez más enganchada al teléfono móvil y con soluciones tecnológicas pensadas para evitar distracciones, ya sea en coches nuevos, o antiguos, como sistemas de manos libres, ¿de verdad no merece la pena evitar, a toda costa, que los conductores se distraigan con su teléfono móvil?

Las distracciones son un factor concurrente en una buena parte de los accidentes mortales y el uso del móvil es una de las distracciones más habituales entre los conductores

La DGT necesita mensajes claros y contundentes

No menos importante es el hecho de que la DGT necesite normas claras, que no atiendan a interpretaciones, que envíen un mensaje sencillo y contundente al conductor. Estos días os contábamos como el Reglamento General de Circulación y el texto refundido de la Ley sobre Tráfico y Seguridad Vial emplean términos que generan muchas dudas al respecto del uso del móvil al volante. Términos como "conducir utilizando", "utilizar manualmente dispositivos de telefonía móvil", e incluso "el uso por el conductor con el vehículo en movimiento". Términos que pueden interpretarse, por parte del conductor, y por parte de las autoridades.

El único mensaje que debería transmitirse por parte de la DGT es que conduciendo no podemos tener un móvil en la mano y, por otro lado, ¿qué otra razón podría haber para tener nuestro teléfono móvil en la mano si no lo estamos utilizando?

Sancionar que los conductores tengan en la mano su teléfono móvil envía un mensaje tan claro y contundente como necesario

Normas que no atiendan a interpretaciones

Por último, una norma tan clara y contundente como esta evita la necesidad de una interpretación por parte de los agentes de Tráfico, o de los analistas que contrastan las pruebas documentales que obtienen los sistemas de vigilancia automatizados, como las cámaras que identifican mediante reconocimiento de imágenes a los conductores que utilizan su teléfono móvil o circulan sin cinturón de seguridad. La DGT ha previsto, hasta ahora, que estas sanciones dependan de la interpretación de un agente que considera que ese conductor con un teléfono móvil pegado a la oreja, o apoyado en la pantorrilla, está utilizando su dispositivo.

Es más, creemos que la normativa debería ser mucho más restrictiva y clara al respecto de otras muchas infracciones previstas por la DGT que, actualmente, dependen única y exclusivamente de la interpretación de los agentes, y de artículos del Reglamento General de Circulación que se emplean a modo de cajones de sastre, como el 3.1 y el 17.1. La DGT debería ser igualmente clara con actitudes que causan distracciones y, en última instancia, accidentes, como fumar mientras se conduce. Si bien es cierto que, a este respecto, el propio Pere Navarro ya se ha expresado en más de una ocasión contrario a que los agentes de Tráfico se dediquen a "perseguir conductores fumadores".

Sea como fuere, no podemos hacer otra cosa que congratularnos con que se persiga, con cada vez más dureza, y rigor, a aquellos que siguen pegados a su teléfono móvil mientras conducen.

Algunas infracciones de tráfico deberían ser más claras y no depender tanto de la interpretación del agente, sobre todo con el uso cada vez más extendido de medios automatizados

¿Cómo persigue la DGT el uso del móvil?

La preocupación por las consecuencias que las distracciones tienen para la seguridad vial, y el peligro del uso del móvil, ha llevado a la DGT a incrementar sus efectivos para controlar el uso del teléfono móvil.

- La DGT dispone de patrullas en tierra, en vehículos camuflados, y controles aleatorios, que identifican a aquellos conductores que manipulan su teléfono móvil mientras conducen. - Desde hace tiempo, en la carretera también nos encontramos con medios automatizados, con cámaras de la DGT que controlan el uso del móvil y que mediante sistemas de reconocimiento de imágenes son capaces de identificar la infracción, obtener una prueba fotográfica, y llevar a cabo la sanción. Ver cómo funcionan las cámaras de la DGT que vigilan el uso del móvil. - La DGT también dispone de medios aéreos. A los helicópteros Pegasus, en los últimos años se han unido drones, desde los que también resulta muy sencillo identificar al conductor que hace uso del móvil. - La incorporación más reciente de la DGT han sido furgonetas camufladas. La DGT hace uso de estos vehículos, ya no solo por su capacidad para pasar desapercibidos en la carretera, sino sobre todo porque su mayor altura facilita identificar al conductor que está manipulando su teléfono móvil, también cuando está escribiendo mensajes en aplicaciones como Whatsapp y redes sociales. Más información sobre las furgonetas camufladas de la DGT.