La DGT aumenta la vigilancia de las carreteras convencionales, con más radares, y más controles

 |  @davidvillarreal  | 

La Dirección General de Tráfico ha iniciado estos días una nueva campaña de concienciación, pero sobre todo vigilancia, centrada en las carreteras convencionales. A día de hoy este tipo de vías son las más peligrosas, las que se cobran más vidas. Tráfico pone el foco en las infracciones que en última instancia provocan los accidentes. Pero evidentemente también hemos de tener en cuenta la naturaleza de estas carreteras secundarias y que por su diseño, o una menor inversión en mantenimiento, no son comparables a cualquier autovía o autopista. Os daremos un dato. Si se tiene en cuenta el tráfico que soportan, las carreteras convencionales presentan un riesgo de fallecer en un accidente de tráfico 3,6 veces superior al de autopistas y autovías. Pero centrémonos en lo que nos ocupa, en cómo la DGT aumentará estos días la vigilancia de las carreteras convencionales, con más radares, y más controles.

Más radares y más controles en las carreteras convencionales

Tráfico ha iniciado una campaña de vigilancia que se mantendrá hasta el próximo domingo 11 de noviembre. La campaña implica un aumento de la vigilancia, ya sea por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y las policías autonómicas, o por la policía local. Los controles no solo se realizarán al pie de la carretera, sino también empleando los helicópteros de la Dirección General de Tráfico. A continuación os detallamos algunos puntos en los que se centrará esta campaña de vigilancia:

* Cumplimiento de los límites de velocidad establecidos en las carreteras
* Que los adelantamientos se realicen de forma correcta
* Evitar conductores con presencia de alcohol y/o las drogas
* Uso correcto del casco y de los sistemas de retención
* Que la documentación del conductor y el vehículo sea correcta

La accidentalidad en las carreteras convencionales

La razón por la cual se esta campaña se centra en las carreteras convencionales tiene mucho que ver con la accidentalidad de estas vías y su naturaleza.

El accidente mortal más frecuente en estas carreteras es la salida de vía, que el pasado año supuso 367 fallecimientos (36%). Un factor concurrente en este tipo de accidentes es la velocidad excesiva, presente en la mitad de los casos, y las distracciones, en la tercera parte de los accidentes. Las colisiones frontales fueron el segundo tipo de accidente mortal más habitual, con 285 fallecidos, en su mayoría por invasión del carril contrario involuntaria (en 7 de cada 10), y en algunos casos por adelantamientos prohibidos (1 de cada 10). De nuevo, el alcohol y las drogas (42% de los casos), las distracciones (36% de los casos), el cansancio o el sueño (22% de los casos) y una velocidad inadecuada (19% de los casos) fueron factores concurrentes.

En colisiones frontolaterales, las más habituales en las intersecciones, fallecieron 149 personas. También se contabilizaron 54 peatones fallecidos en atropellos.

Lee a continuación: La DGT usará camiones camuflados para vigilarnos y luchar contra el uso del móvil en el coche

Ver todos los comentarios 0