CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Movilidad

4 MIN

La DGT da las primeras pistas sobre el seguro para patinetes eléctricos (y otros VMP) en el que ya está pensando

Elena Sanz Bartolomé | 4 Abr 2022
Patinete Electrico  01
Patinete Electrico  01

Los Vehículos de Movilidad Personal (VMP) se han convertido en la apuesta de muchos usuarios para moverse por la ciudad o para realizar los trayectos de última milla. Su presencia ha crecido exponencialmente en los últimos tiempos y con ella, se han disparado los incidentes relacionados con ellos: según Línea Directa, en los últimos tres años se han contabilizado 1.300 accidentes de VMP con víctimas. Buena parte de ellos protagonizados por patinetes eléctricos para los que la DGT podría estar diseñando un seguro obligatorio.

Por ahora, los patinetes eléctricos no necesitan un seguro obligatorio para circular porque así lo establece el Real Decreto 1507/2008 que exige una póliza para “todos los vehículos idóneos para circular por superficie terrestre e impulsados a motor incluidos ciclomotores, vehículos especiales, remolques y semirremolques, cuya puesta en circulación requiera de una autorización administrativa”. Estos vehículos no necesitan ninguna autorización administrativa, es decir, permiso de circulación.

En estudio

Es, por lo tanto, responsabilidad de cada usuario particular contar con algún tipo de protección: cabe recordar que las compañías de patinetes eléctricos compartidos sí cuentan con un seguro. No es la primera vez que la DGT o alguno de sus dirigentes se muestra a favor de que el seguro sea imperativo para los VMP. Es más, consideran necesario desarrollarlo para cubrir la responsabilidad civil por daños y lesiones que causan por estos vehículos.

No obstante, Susana Gómez (subdirectora adjunta de vehículos de la Dirección General de Tráfico) ha ido un paso más allá en la sexta edición de ‘Impulsando la Movilidad Sostenible desde las Empresas: SUMMIT 2022’. Tal y como recogen los compañeros de Autopista, ha desvelado que están estudiando la necesidad de un seguro para patinetes y otros VMP junto al Consorcio de Compensación de Seguros y a las aseguradoras: “Estamos viendo si será seguro de usuario o sobre el vehículo, pero es cierto que urge esta necesidad por el incremento que hay de accidentes de vehículos de movilidad personal”.

¿Qué ocurre en un accidente provocado por un patinete?

Hasta que esas intenciones se conviertan en una realidad, Susana Gómez recomienda a los usuarios de patinetes eléctricos y demás VMP la contratación de este tipo de pólizas “porque los daños que genera un VMP a terceros los cubre el conductor con su propio patrimonio. Al no haber un fondo de garantía que complemente la indemnización a la víctima recomendamos que lleven seguro”. Y es que si ocasionan un accidente sin tener ningún tipo de protección así es cómo deben responder.

¿Y si el conductor se da a la fuga? Entraría en acción el Consorcio de Compensación de Seguros que, eso sí, sólo podría hacerse cargo de los daños si los hechos se acreditan convenientemente. En otros casos, según puntualiza, el Colegio General de Mediadores de Seguros si el usuario cuenta con una póliza multirriesgo de hogar sería esta la que cubriera la responsabilidad civil para el asegurado y para el resto de los implicados.

Los productos de las aseguradoras

Lo cierto es que en el mercado de los seguros ya existen algunos productos específicos para este tipo de vehículos. Están centrados, sobre todo, en los patinetes eléctricos ya que son los más abundantes. AXA, por ejemplo, tiene un seguro de responsabilidad civil con un límite de indemnización de hasta 1.200.000 euros con un sublímite por víctima de 300.000 euros: los precios varían en función de estos límites, pero hay seguros desde 20 euros al año.

Línea Directa cuenta con Safe&Go, un seguro de pago por uso para usuarios de VMP que es digital, cuesta dos céntimos el minuto y se activa o desactiva desde el teléfono móvil en función de su uso. Catalana Occidente, por su parte, tiene Movilidad Personal, una póliza que protege al conductor tanto cuando circula en su propio patinete como cuando hace uso de uno compartido o alquilado.