CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Compactos

4 MIN

El Citroën C4 estrena motor PureTech de 155 CV y ya lo hemos probado pero, ¿es mejor opción que el de 130 CV?

Javier López | @jlopezbryan96 | 4 Jul 2021
Citroen C4 Oferta Junio 2021 01 Exterior
Citroen C4 Oferta Junio 2021 01 Exterior

Citroën lleva jugando fuerte con el Citroën C4 desde prácticamente su llegada al mercado, la cual comienza en Madrid. Así abrieron la beda los correspondientes responsables de prensa de la firma francesa aquí en España con motivo de hacernos partícipes del nuevo propulsor que equipa el compacto. Y es que por muy buena razón que sea que el C4 se fabrique en suelo local, lo cierto es que el verdadero motivo de volver a ponernos a sus mandos no ha sido otro que conocer lo que ofrece el motor PureTech de 155 CV, variante que se posiciona como tope de gama y con muchos argumentos para convencernos pero, ¿lo habrá conseguido frente a su rival más directo, la versión PureTech de 130 CV?

Pese a que la siglas VTS desaparecieron hace mucho tiempo de la gama C4 y sin vistas a volver a crear una versión de pretensiones deportivas, la firma de los dos chevrones hace bastante hincapié en cómo esta nueva opción mecánica permite mantener intacto su característico confort mientras acentúa al compacto con cierto regusto a ¿deportividad?

82
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Un motor con más carisma

Y es que no me queda más remedio con esta toma de contacto que ir directamente al grano, puesto que el Citroën C4 equipado con este nuevo motor no ofrece cambios ni en el exterior ni en el habitáculo. Pero, ¿dónde diantres están mis modales? No es al C4 a quien debo presentaros, sino a este nuevo motor de tres cilindros sobrealimentado por turbo que incluye diferentes modificaciones para poder desarrollar de forma segura y con diligencia los 155 CV y 240 Nm de par que ahora eroga.

Uno de los cambios más pertinentes se aprecia en el propio turbo, que para este motor cuenta con un control electrónico. Su régimen de giro máximo aumenta hasta las 240.000 revoluciones, el caudal de aire es más grande y la entrada también, presentando ahora un diámetro más generoso. El motor cuenta ahora con distribución variable y se han reducido los rozamientos gracias a la utilización de un revestimiento de baja fricción DLC (Diamond Like Carbon) en los ejes de los pistones, segmentos y los empujadores.

Hay nuevos pistones, nueva geometría para el cigüeñal, un software específico...un sinfín de nuevos elementos que suenan muy bien sobre el papel pero que interesan sobre el asfalto. En la práctica, el Citroën C4 asociado a este nuevo motor de 155 CV no es infiel a su confort tan propio, dejando como resultado un coche muy equilibrado.

Esto se debe a que el tarado de la suspensión no se ha modificado y al propio carácter del motor: afable en la zona baja, más contundente en la zona media y finalmente progresivo. Aún así, el tres cilindros no puede evitar mostrar su condición, dejando visibles ligeras vibraciones al ralentí y un tacto algo áspero en los primeros compases del tacómetro.

Rápidamente podremos obviar dicho regusto al entrar en la zona media del cuentavueltas, donde los 240 Nm de par se hacen notar con ímpetu, sobre todo si engranamos el modo Sport, que acentúa en todos los sentidos el torrente de potencia. Aún así, no debemos esperar unas prestaciones de infarto, pero sí que es cierto que el el Citroën C4 PureTech de 155 CV es que suficientes para cubrir cualquier terreno.

Para gestionar su nuevo motor, Citroën tan solo pondrá a nuestra disposición -con este propulsor- el archiconocido cambio automático EAT8, una caja de 8 relaciones de tipo convertidor de par que, si bien es afable con las transiciones entre marcha y marcha, resulta algo lenta con las reducciones, difuminando aún más un carácter deportivo que, bajo mi criterio, creo que Citroën no ha buscado en ningún momento.

Entonces, ¿merece la pena?

La firma de los dos chevrones ha estipulado un precio de partida de 27.520 euros para el Citroën C4 PureTech 155. A igualdad de condiciones en lo que a equipamiento y cambio se refiere -el C4 con el motor de 155 CV tan solo está disponible con acabado Shine-, nos encontramos con un C4 PureTech de 130 CV disponible por 26.070 euros, cifra que se puede reducir aún más si prescindimos del acabado tope de gama.

Lo cierto es que si no nos importa renegar de cierto equipamiento de serie y equipar una caja manual, el C4 con el propulsor intermedio es más que suficiente, pudiendo así invertir el dinero restante en extras. Si por el contrario queremos el equipamiento tope  de gama y el motor más potente, el de 155 CV sigue siendo una opción muy interesante, aunque las diferencias de prestaciones entre uno y otro son ínfimas, teniendo una zona media algo más llena en la versión más potente.

Vídeo destacado del Citroën C4

0