El origen del crossover eléctrico de Renault es un “low cost” indio

 |  @davidvillarreal  | 

Estos días conocíamos los planes de electrificación de Renault para los próximos años que, entre otras cosas, supondrán la llegada de las versiones híbridas, e híbridas enchufables, de Clio, Mégane y Captur. Pero el coche más destacado en el stand de Renault era un pequeño crossover bautizado, de momento, como Renault K-ZE. El Renault K-ZE es un crossover más pequeño que el Captur y, sobre todo, eléctrico. Sabemos que el objetivo de Renault es lanzarlo en los concesionarios de China el año que viene y que, más adelante, llegará al resto del mundo. Ahora bien, ¿cuáles son los orígenes de este nuevo modelo de Renault?

El Renault Kwid, un “low cost” por y para India

Sus proporciones, su silueta, e incluso algunos rasgos, como el diseño de su frontal, o el portón trasero, nos resultaban familiares.

En 2015, Renault nos presentaba un pequeño crossover, el Renault Kwid, que había sido desarrollado en India, para ser fabricado y comercializado en el mercado indio. El Renault Kwid partía de una plataforma del Grupo Renault que estaba destinada a coches muy económicos y de tamaño pequeño. Uno de los problemas a los que tuvo que enfrentarse fue el de sus desastrosos resultados en las pruebas de seguridad elaboradas por Global NCAP, que fueron maquillados con una actualización y en versiones más equipadas, que a diferencia de la más económica, ya equipaban airbags (ver Global NCAP). En 2017, el Renault Kwid comenzaba a fabricarse y comercializarse en Brasil o, mejor dicho, una versión con muchos refuerzos, y airbags de serie, para cumplir con los estándares de seguridad del país, obteniendo mejores resultados que la versión india en pruebas de impacto.

El crossover eléctrico que lanzará Renault a partir del año que viene tiene como origen el Kwid, un coche de bajo coste desarrollado para India, y también comercializado en Brasil

Imágenes del Renault Kwid comercializado en India y Brasil.

El Renault K-ZE que hemos visto en el Salón de París, y el crossover eléctrico que se deriva de él, y comenzará a comercializarse en China en 2019, son una adaptación del Renault Kwid a un coche eléctrico, con la misma plataforma, la misma carrocería y muchos detalles compartidos con este.

¿Llegará el crossover eléctrico de Renault a España?

Renault presentó este prototipo, y anticipó su crossover eléctrico, asegurando que tras su lanzamiento en China, en 2019, llegaría al resto de mercados internacionales. No obstante, tenemos dudas muy razonables de que este modelo pueda llegar a España, y a Europa Occidental, en toda su extensión. Según Autocar, Renault ha asegurado que la arquitectura original del Kwid ha sido adaptada, y muy modificada, para este nuevo modelo. Según esa misma información los subchasis delantero y trasero, y los ejes, serían específicos para este nuevo modelo.

Dicho lo cual, insistimos, habrá que esperar para conocer si definitivamente llega a Europa, para convertirse en un nuevo modelo eléctrico de la gama junto al Renault Zoe. Probablemente una opción alternativa sería que este crossover eléctrico, que de contar con un precio asequible tendría mucho sentido, se comercializara como Dacia. Pero ya sabemos que Dacia y Renault contarán a partir de ahora con modelos completamente independientes, en todo el mundo, y que modelos que en algunos mercados se comercialicen como Renault, no lo harán como Dacia en Europa. Por otro lado, las informaciones que nos llegaron en los últimos años apuntaban a que Dacia no estaba interesada en el coche eléctrico, al menos de momento.

Más imágenes del Renault K-ZE:

Lee a continuación: Se acabaron los Dacia con el rombo de Renault

Ver todos los comentarios 0